Información sobre vivienda y economía

El PIB de España se desploma un histórico 5,2% en el primer trimestre por el estallido del coronavirus

Autor: Redacción

Llegan los primeros datos sobre el impacto económico de la crisis del coronavirus. El INE ha publicado el dato adelantado del PIB doméstico en el primer trimestre del año y, como estaba previsto, el dato muestra una fuerte contracción.

En concreto, la actividad económica se contrajo un 5,2% entre enero y marzo respecto a los últimos tres meses de 2019. En tasa anualizada, la evolución también es negativa, aunque algo más moderada: un descenso del 4,1%, frente al repunte del 1,8% que registraba a finales del año pasado. El descenso trimestral es histórico, aunque de momento la tasa anual no ha batido récord: en los dos primeros trimestres de 2009, la contracción fue algo superior.

Sin embargo, el mercado no tiene dudas de que la pandemia del covid-19 provocará una recesión inédita en España. Y, según diferentes estimaciones, el PIB podría caer entre un 6% y un 13% en el conjunto del año, dependiendo de cómo evolucione la enfermedad y cómo se materialice la desescalada del estado de alarma. Hay algunos analistas que van un paso más allá y adelantan un desplome del PIB en 2020 superior al 20%.

Además, los economistas vaticinan un impacto drástico en las demás variables y estiman una fuerte subida de la tasa de paro, que podría volver a situarse por encima del 20%, así como un repunte del déficit público (que podría alcanzar el 10%) y un nuevo máximo de la deuda pública, que podría situarse en torno al 110-120% del PIB.

El dato adelantado de la Contabilidad Nacional Trimestral del INE está en línea con la evolución trimestral de algunas de las principales potencias del mundo. En EEUU, Italia y Francia, el balance económico de los primeros tres meses del año también arroja un descenso cercano al 5%, mientras que en Alemania el descenso ronda el 4,2%.

Según explica el Instituto de Estudios Económicos (IEE), la contracción de la economía doméstica "se produjo prácticamente en su totalidad por la disminución de la demanda nacional (-5,1%) afectada por la caída de la inversión (-5,8%) y, en especial, por la del consumo de las familias (-8,2%). En cuanto al sector exterior, la minoración de las exportaciones (-8,4%) se vio afectada por la contracción de la de los bienes (-6,5%), pero muy especialmente por la de los servicios (-12,3%). Se ha de destacar que en esta última partida el gasto en consumo de los no residentes, disminuyó (-18,6%), asociado al impacto de la crisis sanitaria sobre el sector del turismo".

En este contexto, añade, "resulta obligado acelerar la normalización de la actividad lo antes posible, liberando de todas aquellas prohibiciones, cargas y restricciones a la actividad empresarial lo antes posible de tal forma que sea compatible ésta con la gestión de la crisis sanitaria. En la medida que lo permita la gestión de esta crisis, se deben reforzar todas las acciones sanitarias como alternativas al confinamiento como son la realización de pruebas de test, provisión y disposición de material de protección higiénico sanitaria y fortalecimiento de la capacidad de atención primaria y hospitalaria del sistema sanitario",