Información sobre vivienda y economía

El Gobierno dará 11.000 millones en ayudas a empresas y autónomos: las claves del nuevo plan anticovid

Incluye 7.000 millones para pagar facturas y reducir deudas. El resto irá a reestructuraciones de préstamos y recapitalizaciones

La Moncloa
La Moncloa
Autor: Redacción

El Consejo de Ministros ha aprobado en una reunión extraordinaria un Real Decreto-ley para poner en marcha un plan de ayudas dirigido a las empresas y los autónomos afectados por la crisis del coronavirus, dotado de 11.000 millones de euros.

Un plan que fue anunciado a finales de febrero por el presidente, Pedro Sánchez, y que  ha tardado en ver la luz por las desavenencias entre los socios de Gobierno a la hora de cuantificar el importe de las ayudas a fondo perdido. A pesar de que Podemos pedía cerca de 8.000 millones de euros en ayudas directas, finalmente serán 7.000 millones de euros a fondo perdido.

Llegan tres nuevos fondos

Según ha explicado Nadia Calviño, ministra de Economía y vicepresidenta tercera del Ejecutivo, el plan de 11.000 millones de euros contempla la creación de tres fondos, destinados a subvenciones, reducir costes y reforzar el capital de empresas y autónomos.

  • Un fondo de 7.000 millones de euros en ayudas directas dirigidas a pagar facturas y deudas
  • Un fondo de 3.000 millones de euros destinado a reestructuraciones de los préstamos ICO
  • Un fondo de 1.000 millones de euros para reforzar el balance de las empresas de mediano tamaño

En qué consisten

El fondo de 7.000 millones de euros son ayudas a fondo perdido, con carácter finalista. Las ayudas van destinadas a dos fines concretos: el pago de gastos fijos (luz, agua, alquiler, salarios...) y de deudas (pagos a proveedores y otros acreedores). 

De estos 7.000 millones, 2.000 millones están destinados al tejido empresarial de Baleares y Canarias, atendiendo así al mayor peso del turismo en su economía (su PIB se contrajo más de un 20% durante 2020, casi el doble que el promedio nacional). Los otros 5.000 millones de euros serán para repartir entre los demás territorios, tanto como comunidades como ciudades autónomas.

El segundo fondo, el de 3.000 millones de euros, va destinado a ayudar a las empresas que han pedido un préstamo ICO y tengan problemas de pago, a través de reestructuraciones de deuda financiera con aval del Estado. Entre las medidas que contempla están la ampliación de los plazos de los préstamos, la prórroga hasta diciembre de 2021 para solicitar las líneas ICO, la posibilidad de convertir estos préstamos en participativos o la realización de transferencias directas a empresas para reducir la financiación con aval público solicitada durante la pandemia. Además, "el ICO podrá incoporarse a los procesos de refinanciación y reestructuración que pacten los bancos y sus clientes, protegiendo también la estabilidad financiera", recalca el Gobierno.

El último fondo (de 1.000 millones), está destinado a recapitalizar empresas, será gestionado por COFIDES, empresa público-privada que depende del Ministro de Turismo, y contará con diferentes instrumentos para reforzar el balance de las empresas que eran viables en 2019 y evitar una innecesaria entrada en concurso. Por ejemplo, en forma de préstamos ordinarios, préstamos participativos, capital... 

A cuánto ascienden las ayudas y requisitos para beneficiarse

La mayor parte de los recursos públicos van destinados a pequeñas empresas y autónomos, mientras que un 20% va dirigido a compañías de mayor tamaño.

En el caso de las ayudas a fondo perdido (7.000 millones de los 11.000 millones de euros totales), el Gobierno dará hasta 3.000 euros a los autónomos y entre 4.000 y 200.000 euros a las empresas. Unas cantidades que pueden adaptarse según el tamaño de las empresas y que el Gobierno deja en manos de las CCAA, al igual que la posibilidad de establecer más requisitos. 

Además, Economía recalca que "las ayudas cubrirán hasta un 40% de la caída adicional de ingresos de las microempresas y autónomos (con hasta 10 empleados), y un 20% para el resto de empresas, con una cantidad fija de esos 3.000 euros para los autónomos que tributen en régimen de estimación objetiva y un rango de entre 4.000 y 200.000 euros para el resto".

Para beneficiarse de estas ayudas, es necesario que hayan registrado una caída de facturación de al menos un 30% respecto a 2019, que las facturas y deudas a pagar hayan sido contraídas desde marzo de 2020 y que pertenezcan a uno de los casi 100 sectores de actividad más afectados por la crisis del coronavirus, según ha explicado Calviño. 

En concreto, "podrán acceder a estas ayudas todas las empresas y autónomos del sector de la hostelería y la restauración, los sectores con acceso a los ERTE ampliados establecidos en el Real Decreto-ley 2/2021, y otros especialmente afectados por la pandemia, como las actividades de la industria manufacturera relacionadas con el comercio y la hostelería; comercio al por mayor y minorista; sectores auxiliares al transporte; mantenimiento aeronáutico, y actividades relacionas con la cultura y las actividades deportivas. En total, son cerca de un centenar las actividades a las que podrán llegar los recursos", explica el Ministerio de Asuntos Económicos.

Además, recalca que "la recepción de todas estas ayudas estará condicionada a que las empresas receptoras no tengan su domicilio en un paraíso fiscal, no estén en concurso ni hayan cesado la actividad en el momento de la solicitud, se hallen al corriente de pagos de las obligaciones tributarias y de la Seguridad Social y no repartan dividendo ni aumenten los salarios de su equipo directivo durante un periodo de dos años, así como al mantenimiento de su actividad hasta junio de 2022".

En el caso del fondo de reestructuraciones de 3.000 millones, Economía aclara que "las ayudas podrán destinarse a las empresas que cumplan los criterios de elegibilidad que se establecerán por un posterior Acuerdo de Consejo de Ministros y dentro de un proceso de renegociación acordado por los clientes con las entidades financieras, que asumirán la parte proporcional de la reducción del préstamo". Además, se va a aprobar un Código de Buenas Prácticas, de adhesión voluntaria por parte de las entidades financieras y otros organismos y similar al existente en el ámbito hipotecario, para "favorecer una actuación coordinada y eficiente de los bancos en apoyo de empresas viables con problemas puntuales de solvencia".

Por último, las ayudas del fondo de 1.000 millones para recapitalizar empresas medianas van destinadas a empresas que atraviesen dificultades temporales y que no puedan acceder a las ayudas del Fondo de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas, gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), y cuyo importe mínimo de aportación de 25 millones de euros.

Cómo se gestionarán y desde cuándo

Las ayudas serán gestionadas a través de las comunidades autónomas, aunque también participará la Agencia Tributaria, que se encargará de controlar si las empresas cumplen los requisitos para obtener las prestaciones y vigilar que no se cometan fraudes. 

Por otro lado, su puesta en marcha se espera para mayo, aproximadamente. Y es que, según María Jesús Montero, portavoz del Ejecutivo y ministra de Hacienda, el Estado se ha fijado un plazo de un mes y 10 días para activar el plan, aunque a dicho plazo habrá que sumar las convocatorias que deben lanzar las regiones.

De momento, el Gobierno no ha cifrado el número de empresas que se podrán beneficiar de las ayudas, aunque puntualiza que será "una parte amplia del espectro".

Moratoria concursal y otras medidas

Además de la puesta en marcha de los tres fondos que suman 11.000 millones de euros, también se ha aprobado varias novedades relacionadas con la moratoria concursal.

En concreto, "se extienden las moratorias relativas a la exención del deber del deudor de solicitar la declaración de concurso y la no admisión a trámite de las solicitudes de concurso que presenten los acreedores; se amplía el plazo para renegociar tanto los acuerdos de refinanciación y acuerdos extrajudiciales de pago (previos al concurso), como los propios convenios concursales; y se amplían hasta el 31 de diciembre de 2021 las medidas procesales que agilizan los procesos, como la tramitación preferente y el fomento de la subasta extrajudicial".

Por otro lado, se aumenta a cuatro meses el periodo para poder retrasar el pago de deudas tributarias sin intereses de demora y se permite que las sociedades anónimas que no hayan podido modificar sus estatutos puedan seguir celebrando la junta general o asamblea de socios por medios telemáticos

Un anticipo a los problemas futuros

Con este plan, el objetivo del Gobierno es apoyar durante todo 2021 a las empresas viables que tienen problemas de solvencia por el covid, siempre con el objetivo de mantener la actividad y el empleo. Calviño ha recordado que las nuevas medidas de ayuda en 2021 supondrán en torno a un 2% del PIB, mientras que las que se pusieron en marcha durante el año pasado superaron el 20%. 

"Este Real Decreto-ley de apoyo a la solvencia empresarial es una norma que se une a la batería de medidas que hemos puesto en marcha de marzo en 2020. Con este plan, tratamos de aliviar la caída de ingresos y el endeudamiento de las empresas, para evitar que pueda ponerse en peligro su viabilidad por la pandemia", ha resumido la responsable económica, cuyo Ministerio añade que "el objetivo es seguir protegiendo el tejido productivo, mantener el empleo, prevenir un impacto negativo en las finanzas públicas y en el sistema financiero y, en último término, evitar un impacto estructural en la economía". 

Estos 11.000 millones de euros en ayudas se suman otros planes dirigidos a las empresas (se han movilizado más de 120.000 millones de euros a través de los créditos ICO canalizados a través de la banca, la flexibilización de los ERTE o los aplazamientos de impuestos y Seguridad Social) y a las familias, entre los que destacan las moratorias del pago de la hipoteca y los préstamos al consumo, la moratoria en el pago del alquiler de vivienda, la prórroga de los contratos de arrendamiento o la paralización de los desahucios de familias vulnerables. 

>> Consulta más información sobre cómo solicitar las ayudas