Información sobre vivienda y economía

Renta 2018: deducción por compra de vivienda en cada comunidad autónoma

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Casi todas las autonomías ofrecen al contribuyente deducciones por la compra de vivienda en la Campaña de la Renta 2018, sobre todo en el caso de jóvenes, discapacitados, víctimas del terrorismo o propietarios de una vivienda protegida, aunque establecen una serie de requisitos para poder beneficiarse. Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia y Madrid son las únicas que no incluyen bonificaciones.

Recordemos que la deducción sigue disponible en el tramo estatal para las adquisiciones anteriores a 2013. En concreto, la deducción es del 15% de las cantidades invertidas, hasta un máximo de 9.040 euros anuales. Explicamos qué ofrece cada comunidad, qué requisitos hay que cumplir para desgravarse la casa y otras claves de la deducción por vivienda habitual en la renta de este año:

Andalucía

Para los beneficiarios de las ayudas a viviendas protegidas

Se traduce en 30 euros por las subvenciones o ayudas económicas percibidas en aplicación de la normativa de la Comunidad Autónoma de Andalucía para la adquisición o rehabilitación de vivienda habitual que tenga la consideración de protegida en la región. Esta deducción sólo se aplica una vez, y se practicará en el período impositivo en que los contribuyentes hayan percibido la subvención o ayuda (si es íntegra) o el primer año de su percepción (si se hace de forma fraccionada).

Ahora bien, para acceder a esta bonificación es necesario cumplir unos requisitos: según explica la Agencia Tributaria, los ingresos de la familia no pueden exceder 2,5 veces el indicador IPREM en el caso de viviendas protegidas de régimen especial, 3,50 veces el IPREM para las viviendas protegidas de régimen general y 5,50 veces el IPREM en la vivienda protegida de precio limitado. Esto se traduce en 16.135.07 euros (régimen especial), 22.589,10 euros (régimen general) y 35.497,16 euros (precio limitado). Los ingresos de la unidad familiar se componen de la base imponible general y la base imponible del ahorro, casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración.

Inversión en vivienda habitual protegida

Permite deducirse un 2% de las cantidades satisfechas en el período impositivo por la adquisición o rehabilitación del inmueble que constituya o vaya a constituir la vivienda habitual del contribuyente, hasta un máximo de 9.040 euros (el mismo límite que existe a escala nacional)

El contribuyente podrá aplicarse esta bonificación siempre que la casa tenga la calificación de protegida conforme a la normativa andaluza y que los ingresos de la unidad familiar no superen unos límites vinculados al IPREM. En concreto, estos máximos son 16.135.07 euros (viviendas protegidas de régimen especial), 22.589,10 euros (viviendas protegidas de régimen general) y 35.497,16 euros (viviendas protegidas de precio limitado).

Para ello, el contribuyente debe tener en cuenta la base imponible general y la base imponible del ahorro, situadas en las casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración.

Por último, es necesario que la compra o la rehabilitación de la casa se haya iniciado a partir del 1 de enero de 2003, para lo que se tendrá en cuenta la fecha que conste en el contrato de adquisición o de obras.

Inversión en vivienda habitual por jóvenes

Permite deducirse un 3% de las cantidades invertidas para comprar o rehabilitar la casa que constituye o vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente, con el límite de 9.040 euros anuales.

Esta medida beneficia exclusivamente a los menores de 35 años y siempre que la suma de la base imponible general y la del ahorro (casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración) no superen los 19.000 euros en tributación individual o los 24.000 euros en el caso de que sea conjunta. Además, la compra o rehabilitación debe haberse realizado con posterioridad al 1 de enero de 2003, teniéndose en cuenta el contrato de adquisición o de obras.

Aragón

Compra de una vivienda por parte de víctimas del terrorismo

La cuantía de la deducción es de un 3% de las cantidades invertidas por la compra de una casa que esté situada en la región aragonesa, aunque para poder aplicarse esta bonificación se deben dar varias condiciones: que los contribuyentes tengan la consideración de víctimas del terrorismo o, en su defecto y por este orden, su cónyuge o pareja de hecho o los hijos que vinieran conviviendo con los mismos.

Además, debe tratarse de una vivienda nueva que tenga algún tipo de protección pública y que se trate de la primera residencia habitual del contribuyente. La base máxima de la deducción es de 9.040 euros (como marca la normativa estatal), mientras que se realizará una comprobación de la situación patrimonial del contribuyente.

Compra en zonas rurales

La región también tiene disponible una deducción por la compra o rehabilitación de una vivienda en núcleos urbanos, siempre que el contribuyente sea menor de 36 años, sea su primera vivienda, el municipio tenga menos de 3.000 habitantes y la suma de su base imponible general más la del ahorro no exceda los 21.000 euros en tributación individual. En ese caso, se puede deducir un 5% de las cantidades aportadas. [Consulta aquí más información]

Asturias

Compra o adecuación por parte de un discapacitado

La autonomía asturiana tiene una deducción específica para los propietarios con una discapacidad de al menos el 65%. Se trata de una bonificación del 3% de las cantidades aportadas para la compra o adecuación de la casa, con un máximo de 13.664 euros, tanto en tributación individual o conjunta.

El fisco puntualiza que su aplicación es independiente de la deducción por inversión en vivienda habitual prevista en la Ley del IRPF. Por otro lado, deja claro que la compra de la nueva vivienda o, en su caso, las obras e instalaciones “deberán resultar estrictamente necesarias para la accesibilidad y comunicación sensorial que faciliten el desenvolvimiento digno y adecuado de las personas con discapacidad, extremo que deberá ser acreditado ante la Administración tributaria mediante resolución o certificado expedido por la Consejería competente en esta materia”.

Compra o adecuación con familiar directo discapacitado

En el caso de que el contribuyente tenga un cónyuge, ascendiente o descendiente con una discapacidad de al menos el 65%, la deducción también será del 3% de lo invertido con un máximo de 13.664 euros, siempre que conviva con el discapacitado al menos 183 días al año y éste no perciba rentas anuales que superen los 7.519,59 euros al año. Esta también exige la acreditación de que la nueva casa o la reforma de la antigua es necesaria para la accesibilidad del discapacitado.

Compra de vivienda protegida

La región también concede una deducción de 113 euros a aquellos contribuyentes que tengan derecho a percibir subvenciones o ayudas económicas para la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual que tenga la consideración de protegida, conforme a la normativa estatal o autonómica en la materia. Cuando dos o más contribuyentes tengan derecho a la aplicación, su importe se prorrateará a partes iguales.  

Baleares

El archipiélago no tiene deducciones específicas relacionadas con la compra de una casa. En su caso, apuesta por bonificar las inversiones en mejorar la sostenibilidad de la vivienda habitual o por arrendar una vivienda a colectivos concretos, como jóvenes, discapacitados o familias numerosas.

Canarias

Por compra de vivienda habitual

La autonomía bonifica la compra de vivienda con diferentes deducciones, según sus ingresos. Si la suma de la base imponible general y del ahorro del contribuyente es inferior a 15.000 euros, la deducción es del 3,5%, mientras que si se encuentra entre 15.000 y 30.000 euros el porcentaje se reduce al 2,5%. Para saber qué tramo corresponde, es necesario repasar las casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración. La base máxima es de 9.040 euros, como establece la normativa estatal.

Por donaciones a jóvenes para comprar una vivienda

Es una de las bonificaciones más curiosas que ofrece esta autonomía: permite deducirse el 1% de las cantidades donadas en metálico a un descendiente menor de 35 años para que compre o rehabilite su primera vivienda, que además deberá ser la habitual. El límite es de 240 euros por cada donatario. En el caso de que el receptor de la donación tenga discapacidad sube la deducción y el límite: un 2% y un máximo de 480 euros si la discapacidad es de al menos un 33%; y un 3% y un límite de 720 por donatario si la discapacidad es de al menos el 65%.

Cantabria

La región no tiene deducciones específicas por la compra de una casa, aunque sí por realizar obras de mejora tanto en la vivienda como en el edificio en el que se encuentre. En este caso, la deducción es un 15%, aunque con condiciones que conviene consultar.

Castilla-La Mancha

Tampoco hay bonificaciones concretas en esta región, que se centra en ofrecer deducciones a los jóvenes que alquilen una vivienda.

Castilla y León

Compra de vivienda de nueva construcción

Permite una deducción del 7,5% de las cantidades aportadas por el contribuyente para la compra de vivienda, siempre que sea su residencia habitual, que esté ubicada en la región, que se trate de su primera vivienda y que sea de nueva construcción. La deducción incluye la inversión, más los gastos o los intereses del préstamo hipotecario. El límite máximo deducible es 9.040 euros, como marca la normativa estatal. Solo se puede aplicar durante cinco ejercicios (el de la compra y los cuatro siguientes).

Compra de vivienda por jóvenes en núcleos urbanos

La deducción es del 15% de las cantidades aportadas por la adquisición o rehabilitación de la vivienda que vaya a convertirse en la residencia habitual del contribuyente, con un máximo de 9.040 euros. También resulta aplicable en los supuestos de construcción de la casa que vaya a ser el domicilio habitual.

Para poder beneficiarse de esta bonificación es necesario cumplir varios requisitos, como ser menor de 36 años, que sea la primera vivienda y que el municipio donde se ubique tenga menos de 10.000 habitantes. Además, el valor de la casa no puede superar los 135.000 euros y debe ser un inmueble de nueva construcción. Por último, la base imponible general más la del ahorro menos el mínimo personal y familiar (suma de las casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración, menos el importe de la casilla 0519 de la página 15) no puede superar los 18.900 euros en tributación individual o 31.500 euros en la conjunta. [Consulta más información]

Cataluña

Los contribuyentes que cumplan las condiciones para aplicarse la deducción por compra de vivienda a nivel estatal (que está limitada actualmente a las adquisiciones anteriores a 2013), también pueden aplicarse un tramo autonómico en Cataluña.

Por regla general la bonificación es del 7,5% de las cantidades invertidas (con un máximo de 9.040 euros anuales), porcentaje que se amplía al 9% si el contribuyente tiene menos de 32 años, ha estado en paro al menos la mitad de 2018, tiene una discapacidad de al menos un 65%, o tenga al menos un hijo. Ahora bien, en estos casos es necesario que la base imponible total, menos el mínimo personal y familiar, no supere los 30.000 euros.

Extremadura

La región establece una deducción para los menores de 36 años y víctimas del terrorismo, que será del 3% de las cantidades aportadas y del 5% en el caso de que la vivienda esté en municipios de menos de 3.000 habitantes y la compra sea anterior a 2015. La base máxima de la deducción son los 9.040 euros que marca la normativa estatal.

Debe ser una casa nueva (que tenga menos de tres años), la primera vivienda del contribuyente y además es necesario cumplir un requisito económico: que la suma de la base imponible general y del ahorro (casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración) no supere los 19.000 euros en tributación individual o 24.000 euros en la conjunta.

Galicia

La región no tiene bonificaciones específicas por la compra, sino que se centra en el alquiler y en deducciones ligadas a la vivienda como por ejemplo por instalar Internet en el hogar o invertir en instalaciones de climatización y/o agua caliente que usen energías limpias y estén destinadas al autoconsumo. [Consulta aquí más información]

Madrid

Madrid no ofrece deducciones específicas relacionadas con la compra o la rehabilitación. Sus bonificaciones fiscales están centradas en el alquiler de vivienda.

Murcia

Compra de vivienda por parte de jóvenes

Permite deducirse un 5% de las cantidades aportadas para comprar vivienda (también para rehabilitar, ampliar o construir), hasta un máximo de 300 euros anuales. Entre las características necesarias para poder beneficiarse está que sea la residencia habitual del contribuyente y que éste tenga menos de 35 años. Además, es necesario que se trate de una vivienda nueva y que la suma de la base imponible general y del ahorro del contribuyente (casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración), sea inferior a 24.107,20 euros, siempre que la base imponible del ahorro no supere la cantidad de 1.800 euros.

Mantiene el régimen transitorio

La región también mantiene operativo el régimen transitorio de la deducción por inversión en vivienda habitual para aquellos contribuyentes que, cuando tenían menos de 35 años, se beneficiaron de la bonificación por la compra entre los ejercicios 2001 a 2013. En el caso de los que se aplicaron la deducción entre los ejercicios 1998 y 2000, la bonificación es del 2% para viviendas de nueva construcción y el 3% si se dan una serie de condiciones: por ejemplo, que la base imponible general menos el mínimo personal y familiar del contribuyente (casilla 0435 de la página 13 de la declaración y casilla 0519 de la página 15, respectivamente) sea inferior a 24.200 euros y que la base del ahorro (casilla 0460 de la página 14) no supere los 1.800 euros.

La Rioja

Compra en pequeños municipios

Permite a los contribuyentes deducirse un 5% de las cantidades aportadas durante 2018, con un límite máximo de deducción aplicable de 452 euros.

Para ello, debe ser la residencia habitual del contribuyente y ubicarse en la región. También es necesario que la compra (rehabilitación o el inicio de la construcción) se haya llevado a cabo a partir de enero de 2017 y que esté en municipios de tamaño reducido. Hay que consignar en la casilla 1068 el código correspondiente al municipio en el que se encuentre el inmueble.

Compra de una segunda vivienda en el medio rural

Permite una deducción del 8% de las cantidades invertidas en una única segunda vivienda, situada en zonas rurales, con un máximo de 450,76 euros. Para aplicarse esta bonificación es necesario que la adquisición sea anterior a 2013 y que el contribuyente consigne en la casilla 1064 el municipio en el que se ubique.

Compra por parte de menores de 36 años

También hay una bonificación específica para menores: si el contribuyente tiene menos de 36 años y compra una vivienda para que sea su residencia habitual, la deducción alcanza el 15%, con una base máxima anual de 9.000 euros.

Comunidad Valenciana

Compra por parte de menores de 35 años

Permite deducirse el 5% de las cantidades pagadas por la compra de la primera vivienda a menores de 35 años. Para ello, es necesario que la adquisición se haya realizado antes de 2013 y que la suma de la base imponible general y de la del ahorro (casillas 0435 y 0460 de las páginas 13 y 14 de la declaración) no sea superior a 15.039,18 euros, lo que equivale a dos veces el IPREM. La Agencia Tributaria exige que las cantidades aportadas se hayan pagado mediante tarjeta, cheque, transferencia o un ingreso en cuenta.

Compra por parte de discapacitados

Se pueden deducir un 5% de las cantidades aportadas para la adquisición de la casa todos aquellos contribuyentes con una discapacidad física o sensorial de al menos el 65%, o psíquica de al menos el 33%. De nuevo, la compra debe haberse realizado antes de 2013 y la suma de la base imponible general y de la del ahorro no puede superar los 15.039,18 euros. De nuevo, se exige el pago vía tarjeta, cheque, transferencia o un ingreso en cuenta.

Compra de vivienda procedente de ayudas públicas

En este caso, la deducción es de 102 euros por contribuyente, siempre que éste haya destinado a la compra de una vivienda habitual las subvenciones que haya recibido para tal efecto de la Generalitat. Esta deducción es incompatible con las dos anteriores (menores de 35 años y discapacitados) y también exige que el pago se haya realizado a través de transferencia, tarjeta, cheque o ingreso en cuenta.

Navarra

A pesar de que la región ya no ‘premia’ las compras, todavía bonifica las operaciones realizadas hasta 2018. El contribuyente puede aplicarse una deducción del 15% de las cantidades aportadas (el porcentaje sube al 18% en el caso de familias con al menos dos hijos y al 30% para familias numerosas), hasta un máximo de 7.000 euros al año. Además, la suma de la base imponible general y especial no puede superar los 24.000 euros en tributación individual, aunque dicha cantidad se incrementa en el caso de los discapacitados.

País Vasco

En Álava, los contribuyentes pueden aplicarse una deducción del 18% de las cantidades invertidas en la adquisición de vivienda habitual durante el período impositivo, incluido los gastos originados por dicha adquisición, así como de los intereses del préstamo hipotecario; porcentaje que alcanza el 20% cuando la casa se sitúa en un municipio inferior a los 4.000 habitantes.

La base máxima anual es de 1.530 euros en zonas urbanas y de 1.836 euros en los pequeños municipios. El máximo deducible es de 36.000 euros a lo largo de los años. Por otro lado, si el contribuyente es menor de 30 años o titular de una familia numerosa, la bonificación alcanza el 23% con un máximo de 1.955 euros anuales. En Vizcaya y Guipúzcoa se cumplen los mismos criterios que en Álava, menos el de la bonificación en los pequeños municipios, que no existe en estos dos casos.