Información sobre vivienda y economía

Por qué vas a pagar menos de hipoteca si el euríbor ha subido en octubre por segundo mes consecutivo

El euríbor a 12 meses ha terminado el décimo mes del año con una media mensual del -0,304%. A pesar de la subida, es el tercer nivel más bajo de la historia

Autor: Redacción

El euríbor a 12 meses ha cerrado octubre con una nueva subida, aunque muy tímida. Según los datos adelantados del mercado, el indicador de referencia para la mayoría de las hipotecas en España, ha despedido el décimo mes del año con una media mensual del -0,304%. 

Este nivel se aleja de los mínimos marcados en agosto (cuando llegó a situarse en el -0,355%) y se convierte en el segundo repunte consecutivo, aunque lo cierto es que no va a tener un efecto negativo en el bolsillo de los hipotecados. Todo lo contrario: quienes tengan un préstamo a un tipo de interés variable vinculado al euríbor y vayan a revisar próximamente sus condiciones, podrán beneficiarse de una rebaja en la cuota mensual.

El motivo es que es el tercer cierre más bajo de la historia. El año pasado por estas fechas el euríbor se situaba en el -0,154%, mientras que en abril rondaba el -0,112%. Así, tanto en el caso de una revisión anual como una semestral, las cuotas se van a abaratar, aunque levemente. En el caso de una hipoteca media, el ahorro será de unos 100-120 euros al año.

¿Y qué podemos esperar de cara al futuro? De momento, todo apunta a que el euríbor seguirá subiendo en los próximos meses, si tenemos en cuenta la tendencia diaria del indicador (ya ronda el -0,28%), aunque el mercado descarta un repunte rápido y, por tanto, que las cuotas de las hipotecas se encarezcan a corto plazo. De hecho, las previsiones de los expertos apuntan a que el euríbor se mantendrá en terreno negativo al menos hasta 2021 o incluso 2022.

La principal razón que justificaría este escenario es la previsión de que los tipos de interés se mantengan en unos niveles extremadamente bajos en la eurozona durante los próximos años, una fórmula que está utilizando el Banco Central Europeo (BCE) para impulsar la economía y la inflación en la región de la moneda común.

A pesar de que la presidencia del organismo cambia de manos (tras ocho años al frente del guardián del euro, el italiano Mario Draghi deja paso a Christine Lagarde, la primera mujer que liderará el BCE en la historia), el mercado da por hecho que la máxima autoridad monetaria y financiera de la eurozona no cambiará el guion y seguirá apostando por las medidas ultraexpansivas.