Información sobre vivienda y economía

Que puedes hacer (y que no) si eres inquilino y quieres ahorrar en el recibo de la luz

Autor: Redacción

Cuando uno alquila una vivienda y se convierte en inquilino da por hecho que puede elegir su compañía de teléfono, de internet o de televisión por cable. Sin embargo, es frecuente que dude sobre si puede hacer lo mismo con la compañía de la luz. La respuesta es sí.  

Al igual que con los demás servicios, y salvo que el contrato de arrendamiento firmado diga lo contrario, no existe ningún inconveniente en cambiar de compañía eléctrica. El inquilino, ni siquiera está obligado a informar al propietario de este cambio, aunque suele ser conveniente mantener una relación cordial con el arrendador e informarle de los cambios que tengan relación con la vivienda. 

Facua-Consumidores en Acción sitúa en 76,67 euros el importe medio mensual que los españoles destinamos al recibo de la luz, según cifras de noviembre de 2015.  Así las cosas, cada vez es más frecuente que los consumidores salgan al mercado a buscar opciones que les permitan tener un mayor control y previsión de este coste mensual. 

Ahí es donde las nuevas comercializadoras eléctricas, como Aldo Energía, ofrezcan trasladar al usuario los precios más competitivos posibles, bajo la misma filosofía que siguieron hace años las compañías de telefonía móvil ‘low cost’. De este modo cada cliente pueda elegir la opción que más le convenga en función de sus necesidades, abaratando la factura hasta en un 40%. 

Estas son las recomendaciones de Aldro para ahorrar en luz: 

  • Si tenemos tarifa general (que tiene los precios más altos de media, pero más constantes todo el día) la franja más cara será entre las 6.00 de la mañana y las 16.00.  La idea es poner los electrodomésticos a funcionar entre las 00.00 horas y las 6.00 de la mañana. 
  • Otra opción es contratar la Tarifa Nocturna con discriminación horaria. Se trata de una tarifa ideal para ahorrar hasta un 10% de energía sin cambiar los hábitos. Con esta opción, podremos hacer uso de los precios más reducidos durante14 horas al día. 
  • Tarifa Plana. Se trata de una tarifa fija anual, gracias a la que el consumidor elige cuánto pagará mensualmente de luz y el día exacto en el que abonará su factura, con precios que parten desde los 29,95€/mes luz y 19,95€/mes gas.