Información sobre vivienda y economía

Seis países europeos tienen una deuda pública mayor que su propio PIB (Ranking)

Autor: Redacción

Las últimas cifras han sacado a relucir uno de los principales problemas de la economía europea: el elevado endeudamiento público de la mayoría de los países de la Unión.

Según los últimos datos de la agencia de estadísticas comunitaria, Eurostat, que ha recogido el Instituto de Estudios Económicos (IEE), a cierre de junio al menos uno de cada cinco miembros de los Veintiocho registraba una deuda pública superior al valor de su economía, mientras que otros once lograban cumplir el objetivo del 60% que establece el Tratado de Maastricht.

En ranking de los estados más deudores lo encabeza Grecia, con un endeudamiento público que asciende al 167,8% del PIB, seguida de Italia (136%), Portugal (128,7%), Chipre (109,7%), Bélgica (109,2%) e Irlanda (102%).

¿Y esto qué significa? En resumidas cuentas, que los cuatro rescatados por los organismos internacionales en los años de la crisis de deuda soberana, el país centroeuropeo y nuestro vecino transalpino deben más dinero que el que son capaces de generar sus respectivas economías a lo largo de un año entero.

Ahora bien, aunque España no llega a esos niveles, somos el siguiente país en la lista negra. Con un endeudamiento público del 97,8% del PIB ocupamos el séptimo puesto del ranking, superando en diez puntos la media de la UE-28.

A la vista de las cifras, Francia nos pisa los talones al tener una ratio de deuda pública sobre el PIB del 97,7%. Aunque solo se encuentra dos puestos por debajo que España, la deuda pública de Reino Unido no llega al 90% de su econoque superan el promedio de endeudamiento público en el Viejo Continente.

Por debajo de la media comunitaria pero por encima del 80% se encuentran Austria, Croacia y Eslovenia, mientras que Alemania, por ejemplo, registra una deuda del 72,5% de su PIB. En la lista tan solo hay tres países cuyo endeudamiento público ni siquiera supone una tercera parte de su riqueza: se trata de Bulgaria (28,3%), Luxemburgo (21,9%) y Estonia (9,9%), que es el único estado miembro que registra una ratio de un solo dígito.

Caída generalizada en tres meses

A pesar de que las cifras de endeudamiento son preocupantes, lo cierto es que los países están consiguiendo reducir su ratio gracias a dos motivos. El primero, que están dando sus frutos las políticas de austeridad que se han implementado a lo largo de los últimos años para lograr reducir los gastos del conjunto de las Administraciones Públicas y, el segundo, el crecimiento económico, que consigue empequeñecer la ratio de la deuda incluso si ésta se mantiene estable.

En el caso español, la reducción de la deuda pública supera por la mínima el promedio europeo. Mientras el conjunto de los Veintiocho ha reducido su ratio en tres décimas, la cifra doméstica ha retrocedido cuatro.

En cualquier caso, y a pesar de la testimonial mejora vivida entre abril y junio, no podemos olvidar que la deuda pública española se ha disparado en los últimos años y que el enorme esfuerzo que han realizado tanto las empresas como las familias en nuestro país por ajustarse el cinturón y desendeudarse, ha sido más que compensado por el alza del endeudamiento del sector público. [Consulta aquí cómo se compone la multimillonaria deuda de España: ¿quién debe a quién?]

Por si fuera poco, las previsiones apuntan a que seguirán por encima del 90% en los próximos años. Según los datos que maneja el Gobierno, la ratio se irá reduciendo lentamente hasta quedarse en 2018 alrededor del 93,2% del PIB.