Información sobre vivienda y economía

Abante: “La gente solo se preocupa por ahorrar para la jubilación cuando acaba de pagar su casa”

España sigue sin tomar medidas para garantizar el sistema de la Seguridad Social y los españoles, sin concienciarse de la necesidad real de ahorrar para tener un complemento financiero de cara a la jubilación.

Mientras la hucha de las pensiones sigue reduciéndose a marchas forzadas y está cerca de vaciarse por completo (el Gobierno ha alertado a Bruselas de que el Fondo de Reserva podría agotarse en un año), los ciudadanos siguen soñando con retirarse antes de los 65 años. Y es que, aunque se preocupan por su pensión futura, no se están ocupando de cómo garantizarla.  

Ésta es una de las conclusiones que saca la encuesta que ha realizado la firma Abante Asesores entre más de un millar de clientes actuales y potenciales. De ellos, el 80% está convencido de que su pensión se reducirá frente a los niveles actuales, aunque la mayoría pospone el incio del ahorro hasta que tiene pagada su vivienda.

“Nuestra experiencia es que la gente empieza a ahorrar para la jubilación cuando termina de pagar su casa. La prioridad sigue siendo la vivienda en propiedad, ya que en la mayoría de los casos las personas optan por continuar viviendo en su casa de siempre, por lo tanto, la inversión realizada en la misma no puede incluirse en la planificación de la jubilación”, recuerda Gadea de la Viuda, directora general de Abante.

Algo parecido opina Juan Villén, responsable de idealista hipotecas, quien asegura que muchas familias están apostando todo su ahorro futuro de nuevo al ladrillo.

Si tenemos en cuenta, como recuerda idealista hipotecas, que la edad media de los hipotecados ronda los 40 años y que el plazo para pagar el préstamo ronda los 17,8 años según la Asociación Hipotecaria Española (la media histórica es de unos 12 años), nos encontramos con que por regla general no nos preocupamos en ahorrar de cara a la jubilación hasta la madurez… mucho más tarde de lo recomendado.

De acuerdo con los resultados de la encuesta de Abante, la edad ideal para iniciarse en el ahorro ronda los 35 años, aunque los expertos adelantan la fecha al momento de empezar a trabajar. “En lo que se refiere a la planificación financiera de la jubilación, lo mejor es empezar cuanto antes, al inicio de la carrera profesional, porque de esta forma el tiempo será nuestro aliado y el esfuerzo de ahorro anual que deberemos hacer será menor que si retrasamos esta decisión 10 o 15 años”, insiste Abante.

La esperanza de vida, la 'culpable'

El principal motivo que hace necesario el ahorro privado es la creciente esperanza de vida. Es decir, que cada vez vivimos más años. Si en 1991 la mitad de la población alcanzaba una edad de al menos 81 años con una esperanza de vida en dicho momento de 7 años adicionales (88 en total), en 2013 la mitad de la población alcanzó 86 años con una esperanza de otros 6 adicionales (lo que suman 92 años).

Estas cifras nos sitúan a la cabeza de la Unión Europea en esperanza de vida. Según los datos de Eurostat, en 2014 fuimos el segundo país europeo con la esperanza de vida más alta, solo superado por Francia, con esas más de nueve décadas, frente a los 89 años que se registran de media en toda la UE.

Y la lectura financiera del aumento de la esperanza de vida es que necesitaremos más dinero para sobrevivir esos 20-25 años que de media estaremos sin trabajar.  

“Hoy, una persona que se jubile a los 65 años tiene una expectativa de supervivencia de unos 22 años, frente a los 14 que existían hace unos años. Y la generación de nuestros hijos sobrevivirá tras retirarse del mundo laboral aproximadamente el doble de años que la generación de nuestros padres, por lo que la conclusión es clara: nuestros hijos deberán acumular en términos reales el doble de ahorro que sus abuelos para asegurarse anualmente el mismo ingreso que ellos tras su jubilación”, explica Josep Prats, gestor de Abante Asesores.

Pero la necesidad de complementar la pensión pública se hace todavía más evidente si tenemos en cuenta que la sostenibilidad del sistema pasa por reducir las pensiones gradualmente, según las previsiones de los expertos y de los propios ciudadanos.  

Las matemáticas no salen y la solución pasa por un consenso amplio, aunque en España parece que estamos muy lejos de los grandes pactos. Creo que siempre habrá pensiones públicas, pero que cada vez serán más bajas para permitir que el sistema pueda ser sostenible”, recalca Santiago Satrústegui, presidente y consejero delegado de Abante.

Para hacerse una idea del problema poblacional que sufre España basta repasar el último informe publicado por el Círculo de Empresarios sobre la materia: dentro de una década se jubilarán cada año el doble de personas de las que se incorporarán al mercado laboral, lo que irá ampliando el número de pensionistas e irá reduciendo el de cotizantes, que son quienes soportan el sistema.

Alternativas de inversión

A pesar de la problemática que existe en esta materia, los expertos recuerdan que los planes de pensiones son un producto de inversión con mucho menos tirón que los fondos, pero que pueden servir de alternativa. Los datos de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) sitúan las aportaciones de estos productos en unos 68.300 millones de euros repartidos entre 7,8 millones de partícipes en septiembre.

Sus cifras, por tanto, están lejos de los más de 227.000 millones de euros que hay en fondos de inversión, cifra que está en niveles de hace nueve años y que se ha incrementado en 104.700 millones desde los mínimos históricos marcados en diciembre de 2012. Incluso en esos momentos el patrimonio de los fondos duplicó al que tienen actualmente los planes de pensiones.

“Aunque no están extendidos, estos productos son una buena alternativa siempre que miremos a largo plazo y haya interlocución entre el gestor y los partícipes. Al final el gestor es que limita uno de los errores más comunes que cometen los inversores: vender cuando algo va mal para comprar lo que va bien”, señala Joaquín Casasús, director general de la gestora de Abante.

Desde idealista hipotecas también creen que las hipotecas inversas y los productos de renta vitalicia serán la tabla de salvación de los jubilados dentro de 15 años.

Compara las mejores hipotecas en idealista/hipotecas y resuelve tus dudas con nosotros de manera gratuita.