Información sobre vivienda y economía

Ernesto Tinajero, socio mexicano de Liberbank, se adentra en el sector inmobiliario

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

El socio de la entidad financiera se ha propuesto ampliar sus negocios en España. De hecho, tras seis años en nuestro país centrado en el sector bancario y vinícola, Ernesto Luis Tinajero ha decidido centrar sus miras en ‘ladrillo’. Cabe destacar que el mexicano ha creado una firma para la adquisición y tenencia de bienes inmuebles, según avanza El Economista.

La nueva compañía es Altila ITG y y el socio de Liberbank pretende aprovechar cualquier oportunidad que surja en un mercado donde se esperan algunas caídas en los precios de los activos inmobiliarios por la crisis del coronavirus. Cabe destacar que Tinajero ha resultado ser una de las personas claves para que se produjera la fusión entre Liberbank y Unicaja.

Cabe destacar que Tinajero no es la primera vez que se adentra en sector inmobiliario, porque también ostenta un vehículo especializado en el alquiler de inmuebles en Texas (Estados Unidos).

Precisamente inició su desembarco en España con la toma de una participación significativa de la antigua Cajastur en 2014, de la que es consejero dominical. Entonces depositó 93 millones de euros en el marco de una ampliación de capital llevada a cabo por la entidad.

Desde entonces, la actividad inversora ha sufrido un pequeño letargo. Sólo ha ampliado el número de títulos en Liberbank: ha pasado de 114 millones a 217 millones de acciones en sólo seis años. En paralelo, el mexicano también ha comprado varios grupos vinícolas a través de su firma Leasa.

En este apartado destaca el 50% que posee de Viñedos Cal Grau, especializada en la producción, crianza, elaboración y distribución de vinos y brandies. Además, también participa en Viñas Jaro y en la Compañía de Viñedos Iberian.

Con esta incursión en el inmobiliario español, el mexicano busca impulsar su actividad inversora en nuestro país, porque hasta el momento sólo acumula minusvalías en su participación en Liberbank. En estos momentos, sus acciones en la entidad valen 52 millones de euros, es decir, tres veces menos que lo que le ha costado adquirir todos estos títulos.