Información sobre vivienda y economía

El gobierno posibilita 600 daciones en pago y evita más de 1.500 desahucios, según de guindos

luis de guindos, ministro de economía
Autor: Redacción

El ministro de economía, Luis de guindos, ha afirmado que las medidas aprobadas por el gobierno para proteger a los deudores hipotecarios han permitido más de 600 daciones en pago, casi 1.700 reestructuraciones de deuda y han suspendido más de 1.500 desahucios. Según el gobierno, más de 4.000 familias se han acogido a las medidas aprobadas, como el código de buenas prácticas o el fondo social de viviendas

En palabras de de guindos este gobierno “es el que más ha hecho por proteger a los ahorradores y, en particular a los deudores hipotecarios”. El gobierno puso en marcha el fondo social de viviendas que ha permitido el alquiler de 600 pisos a precios bajos y el código de buenas prácticas al que se han adherido 97 entidades financieras. Hasta el cierre de septiembre, se han recibido 9.861 solicitudes de clientes, de las que 2.301 se han cerrado con mejoras a favor de los hipotecados

Se han firmado 1.684 reestructuraciones de la deuda –con extensiones de los plazos o rebaja de las cuotas, por ejemplo- que permiten a los deudores mantener su vivienda y ajustar los pagos a su nivel de ingresos. Se han acordado también 6 quitas de una parte de lo debido y 611 daciones en pago, de manera que el deudor entrega la vivienda para saldar la deuda pendiente y queda libre de cargas

En 581 casos se produjo un desistimiento del proceso por parte del cliente, sin causas precisas y en 4.749 procesos se denegaron las peticiones porque los solicitantes no cumplían los requisitos exigidos (niveles de renta, situación familiar…).  La adhesión de las entidades al cbp tuvo carácter voluntario pero, una vez efectuada, es obligatoria por un periodo de dos años

El fondo social de vivienda (fsv) ha recibido 1.305 solicitudes desde que se activó en marzo pasado. Se han adjudicado 615 viviendas, de las que en 270 casos se han firmado ya los contratos. Este fondo permite a aquellas familias que han perdido su casa como consecuencia de un desahucio y se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad solicitar una vivienda con un alquiler tasado (entre 150 y 400 euros mensuales)

Adicionalmente, las entidades financieras han paralizado más de 1.500 lanzamientos (la última fase del desahucio, el abandono de la vivienda) en aplicación directa de las medidas aprobadas por el gobierno

Noticias relacionadas:

Principales cambios que trae la nueva ley de deudores hipotecarios en las reglas del juego inmobiliario

Ver entrevista a Miguel temboury en idealista news