Información sobre vivienda y economía

Manuela Carmena abandona la idea de paralizar los desahucios de alquiler

Autor: @RobertoArnaz

“No vamos a impedir que ningún propietario recupere su vivienda”. Un simple tuit de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha bastado para tranquilizar a todas las personas que tienen un piso en alquiler. En lugar de paralizar todo tipo de desahucios –incluidos los de alquileres–, Carmena aboga ahora por “ofrecer alternativas a quien no pueda pagar”, con lo que se evitaría generar una situación de indefensión a los particulares que cuentan con un inquilino que no abona la renta mensual.

Con este mensaje, la líder de Ahora Madrid matiza por primera vez desde su nombramiento el pasado 13 de junio una de las propuestas más controvertidas de su programa electoral, el apartado 3.1.1. a) del documento de campaña afirmaba que pondría “todos los medios y recursos municipales para la paralización de desahucios y desalojos forzosos de primera vivienda (de hipoteca, alquiler, recuperación o derribo)” que generó un intenso debate en Twitter que saltó a varios artículos de opinión en medios de comunicación.

La nueva propuesta de la alcaldesa de Madrid sigue la línea marcada por Ada Colau y Barcelona en Comú, que según su programa electoral puesta por “garantizar apoyo, atención y seguimiento a los pequeños propietarios que se vean afectados por impagos de alquiler” para lo que “se estudiarán los motivos de impago” y, en el caso de no poder detener el desahucio, “se garantizará un realojo adecuado”.

La idea de Carmena pasa por crear una Oficina de Mediación dentro del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo. Estos mediadores públicos elaborarán un estudio de la capacidad económica de los deudores que se cruzará con otro informe sobre la información social y el riesgo de vulnerabilidad de esas familias. 

El otro gran pilar del ‘Plan Carmena’ para acabar con los desahucios pasa por acordar con los bancos la cesión de viviendas en régimen de ‘alquiler social’. De momento, la alcaldesa de Madrid ya se ha entrevistado con Banco Santander, BBVA y Bankia, y asegura que ha percibido “una acogida excelente” de parte de los responsables de las entidades financieras a su pretensión de hacer uso de las viviendas vacías que tienen para destinarlas a alquiler social.

En la actualidad, estas tres entidades financieras tienen cedidas al Fondo Social de Vivienda, gestionado por el Ministerio de Economía, cerca de 2.500 casas en Madrid, que en muchos casos están vacías.

Pelea contra los ‘fondos buitre’

El ‘timeline’ de Twitter de Carmena ha tranquilizado a los propietarios particulares, algo que no ha sucedido en el caso de los inversores profesionales: “Estudiamos la posibilidad de rescindir judicialmente la venta de viviendas públicas a fondos buitre, además de negociar con los compradores”. Toda una ‘declaración de guerra’ contra los grandes fondos como Blackstone, Goldman Sachs o Azora.

Solo en 2013, el Ayuntamiento y la Comunidad vendieron 4.795 pisos a fondos de inversión. Una de las operaciones más controvertidas fue la venta de 1.860 viviendas VPO al fondo de inversión Magic Real Estate Blackstone por 12,5 millones de euros, cuando su valor neto contable era de más de 159 millones. 

Esta diferencia en el precio hizo que el PSOE llevara esta operación a los tribunales, pero la causa fue archivada en primera instancia. Ahora Carmena parece haber tomado como suyo el lema de campaña de su aliado en el ayuntamiento, el socialista Antonio Carmona, que aseguraba que con él en el consistorio “los fondos buitre saldrán volando de la capital”