Información sobre vivienda y economía

Juan Merodio: “Hay muy pocas inmobiliarias que hagan un uso efectivo de su web y la tecnología”

Autor: Belén Fernández (colaborador de idealista news)

La web como parte esencial del negocio inmobiliario. Esta una de las enseñanzas que nos muestra Juan Merodio, Blogger y experto en marketing digital, en ‘10 Business Factors … para evitar la muerte de tu empresa’, método desarrollado por el mismo autor basado en su amplia experiencia con empresas a nivel internacional.

En su libro Merodio comenta que “la web es una parte fundamental de cualquier negocio, y por el contrario muchas empresas no le dan la importancia que merece, sin darse cuenta que es tu casa digital, el lugar donde un usuario puede convertir a cliente”. A pesar de su importancia, muchas agencias inmobiliarias parece que no han superado su miedo a la tecnología.

Aun a día de hoy existen agencias inmobiliarias sin una web definida, ¿qué les dirías?

Que se pregunten qué imagen tendrían de una empresa a la que le van a comprar un producto, la buscan en Google y no la encuentran ¿te daría confianza? Evidentemente no, y en un producto de precio más elevado como es una vivienda, la confianza es fundamental. La web es uno de los pasos que ayudan a generar esa confianza y de causar una primera buena impresión.

Y, ¿cómo debe ser la web de una inmobiliaria?

Las agencias deberían apostar por webs muy visuales y donde las personas que lo componen sean lo primero. Un negocio sin humanizar pierde mucho valor, por ello recomiendo dedicar un apartado al equipo que compone la empresa. De esta manera es muy probable que alguien que mire la página de internet, luego se dirija a la oficina y reconozca alguna de las caras.

Tecnológicamente, ¿usan las inmobiliarias todas las herramientas en su mano?

Hay una gran cantidad de novedades tecnológicas muy útiles para las agencias, pero son muy pocas las que hacen un uso real y efectivo de ellas, lo que deja una gran oportunidad de diferenciación a aquellas que deciden apostar por la innovación. Por ejemplo, el uso de sistemas de realidad aumentada para crear una inmersión del usuario en una vivienda, o el uso del Big Data para analizar micro-mercados inmobiliarios a distintos niveles.

Además, también están las redes sociales…

El primer paso para usarlas de manera correcta sería tener claros los objetivos a medio y largo plazo, y por objetivo no hablo de generar ventas. Las redes sociales para el sector inmobiliario son una canal muy potente para comunicarse con los usuarios y para poner delante de nuestro potencial cliente un contenido que le puede interesar, de tal forma que nuestra empresa se convierta en un facilitador de soluciones, generando un ‘engagement’ directo con el usuario que podría convertir en cliente en el medio-largo plazo.

¿Pero cómo se consiguen clientes en redes sociales?

Es fundamental también trazar estrategias combinadas de publicidad digital para la captación de usuarios interesados en tus inmuebles (leads), usando canales como Google o Facebook, donde la captación de leads cualificados ha sido inferior a 5 euros. Esto es posible gracias a herramientas múltiples que Facebook ofrece y que te permitirán llegar a determinados usuarios que pueden ser clientes de tus inmuebles y que de otra manera nunca llegarías.