Información sobre vivienda y economía

Bankia se prepara para financiar promociones inmobiliarias y aprovechar el buen momento del ciclo

Fuente: APIE
Fuente: APIE

Bankia volverá a dar dinero al ladrillo. Así lo ha confirmado José Ignacio Goirigolzarri, presidente de la entidad, durante unas jornadas ceebradas en Santander.

El banquero ha asegurado que el banco ya se está preparando "para financiar promociones y aprovechar el buen momento que atraviesa el ciclo inmobiliario". Una nueva línea de negocio que empezará a partir de enero de 2018, cuando finaliza el plan de reestructuración que le impuso la Comisión Europea como consecuencia de su rescate y que hasta ahora le impedía, por ejemplo, dar préstamos a promotores o realizar determinadas operaciones en los mercados de capitales. 

El primer espada de Bankia ha insistido en que su equipo ya está estudiando qué tipo de respuesta quiere dar y que prevé que a la vuelta del verano (entre septiembre y octubre), estén preparados los grupos de trabajo especializados en el crédito promotor.

Los planes de la entidad más eficiente de España pasan por financiar promociones inmobiliarias, por lo que descarta coinvertir con promotores o fondos privados como sí hacen otros bancos. Respecto a qué tipo de proyectos podría formalizar, Goirigolzarri ha asegurado que Bankia "va a intentar financiar promociones con sentido que le permitan conseguir nuevos clientes".

Un buen ejemplo del buen resultado que le está proporcionando al banco el renacer del ladrillo es el tirón del segmento de las hipotecas. El pasado mes de enero, la entidad lanzó una fuerte apuesta por los préstamos para la adquisición de vivienda con una hipoteca sin comisiones ni vinculaciones, siempre que el cliente domiciliara la nómina.

Y parece que esta estrategia ya está dando sus frutos: en este medio año desde su puesta en marcha, Bankia ha asegurado que se han triplicado las solicitudes de hipotecas y que, al menos, una de cada cinco peticiones provinenen de varios clientes.

Ahora bien, la entidad descarta que la apuesta por el ladrillo tenga un efecto inmediato en su balance. "La actividad del promotor necesita un periodo de maduración, por eso a corto plazo no va a ser relevante. Deberán pasar tres o cuatro años hasta que empiece a reflejarse en el balance", ha detallado el banquero.

"La compra de Popular nos quedaba grande"

Preguntado por la reciente resolución de Popular y su compra por parte de Santander, Goirigolzarri ha asegurado que Bankia estuvo interesada en la compra desde el primer momento y que llegó a estudiar las tripas de la entidad con la intención de decidir si presentaba una oferta. Sin embargo, ha explicado que la operación era demasiado grande como para llevarla a cabo.

"La operación tenía toda la lógica industrial. Nos llamaron de Popular para decirnos que si queríamos analizar el banco y dijimos que sí porque era nuestra obligación. Sin embargo, no llegamos a presentar una oferta porque existía un riesgo de implementación que no podíamos asumir. Era una operación demasiado grande tanto por razones financieras como de riesgo y no podíamos seguir adelante", ha confesado el primer espada de Bankia.

Durante su intervención, el banquero también ha lanzado varias previsiones. Una de ellas es que el saldo de créditos de la banca podría crecer el próximo año en términos netos, que su fusión con BMN avanza en el calendario y el proceso está actualmente en la valoración y la ecuación de canje de acciones entre ambas entidades, y que el sector financiero está asumiendo los cambios que se le vienen encima (de regulación, tecnológicos...) y por fin ve luz al final del túnel en lo que a rentabilidad se refiere.