Información sobre vivienda y economía

Habrá fusión entre Bankia y BMN: es la mejor manera de recuperar las ayudas públicas, según el FROB

Han pasado seis meses desde que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) desveló su intención de analizar los beneficios que tendría una hipotética integración entre Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN), dos de las entidades financieras que recibieron ayudas públicas durante la crisis para evitar la quiebra. Y por fin ha llegado el anuncio oficial de que habrá fusión. 

El fondo público para rescatar a la banca ha confirmado que la fusión entre ambas entidades será más beneficiosa que la venta de BMN a un tercero, basándose en los análisis que han realizado los expertos independientes Analistas Financieros Internacionales (AFI) y el banco francés Société Générale.

Según los comunicados que han enviado el FROB y ambos bancos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), “la fusión resulta ser la mejor estrategia para optimizar la capacidad de recuperación de ayudas públicas ante un futuro proceso de desinversión”.

El FROB asegura que la unión de ambas entidades, que recibieron 23.600 millones de euros públicos (22.000 millones fueron a parar a Bankia), supondrá para el Estado un ingreso extra de unos 400 millones de euros frente a lo que obtendría si vendiera BMN en solitario, cuya mejor oferta de compra ha rondado los 1.300 millones de euros. Teniendo en cuenta la participación que tiene el FROB en la entidad, hubiera recuperado unos 690 millones de euros a través de la venta directa, frente a los 1.100 millones que aproximadamente logrará con la fusión. 

El pasado lunes, en unas jornadas sobre el sector financiero, el ministro de Economía aseguró que las ofertas que habían hecho los interesados por BMN "no estaban mal", pero que era competencia del FROB "escoger la mejor oferta y compararla con las sinergias que supondría la fusión. Una vez que haga la comparativa y vea dónde se genera más valor para los españoles, anunciará su decisión". 

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, aseguró ayer en un acto que "la operación tiene todo el sentido desde el punto de vista industrial, una lógica que habría que traducir al sentido financiero porque las dos se tienen que combinar". 

Todavía no hay una hoja de ruta

A pesar de que BMN ha comunicado a la CNMV que va a proceder de manera inmediata a iniciar los trabajos necesarios para el análisis de la operación, lo cierto es que aún no hay sobre la mesa propuestas concretas para iniciar la fusión. Ambas entidades aseguran que la integración debe ser aprobada por los Consejos de Administración y Juntas Accionistas de las dos entidades.

En sentido, Bankia ha dejado claro que "someterá próximamente al Consejo de Administración el inicio de las actuaciones necesarias para llevar a cabo un análisis independiente de la operación. Asimismo, manifiesta que ninguna decisión se ha tomado hasta el momento y que en la actualidad no existe acuerdo o propuesta de ningún tipo relativa al análisis de los términos de una posible fusión". 

La fusión, una vía para aumentar la rentabilidad

Los expertos en el sector financiero llevan tiempo asegurando que la integración de la banca española todavía no ha terminado. La OCDE, que ha publicado un informe sobre el estado de salud de la economía española, recalca que todavía hay margen para adelgazar más su estructura, reducir la morosidad y mejorar la eficiencia.

Y es que, aunque las fusiones no son urgentes, sí parecen ser necesarias para aumentar la rentabilidad y la competitividad del negocio bancario. Además de la operación de Bankia y BMN, los expertos también sitúan a Liberbank, Popular y Deutsche Bank España como entidades 'comprables'. 

“El principal problema de la banca española, y en general de la europea, es el daño que está haciendo el reducido nivel de los tipos de interés por las medidas expansivas del BCE. Con unos tipos tan bajos, el margen financiero es muy reducido y, por tanto, la rentabilidad que se obtiene con el negocio bancario. Como se trata de un factor exógeno sobre el que la banca no puede hacer nada, no hay más remedio que recortar costespara recuperar rentabilidad. Y la vía más adecuada para hacerlo es a través de fusiones, ya que se aprovechan economías de escala y se puede ajustar aún más la capacidad instalada”, explicaba a idealista/news hace unos meses Joaquín Maudos, catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia.

Ahora bien, los expertos sí que creen que las concentraciones que se están produciendo y podrían producirse tendrán poco que ver con las que se han realizado hasta la fecha. 

Según Antonio Moreno, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Navarra, “la estrategia de la primera ronda de fusiones fue complementar negocios y diversificar para ganar peso en aquellos mercados donde las entidades no tenían una fuerte presencia. Un buen ejemplo es Bankia, que surgió de la unión de entidades como Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caja de Ávila y Caja Rioja. Entonces se apostó por las uniones geográficas complementarias, pero ahora no descarto el solapamiento. Ya no queda tanto margen para diversificar”.

El consenso de mercado habla de unas concentraciones meditadas que sitúan como principal objetivo ganar clientes al tiempo que se reducen todo lo posible los costes. Así pues, "las fusiones domésticas pueden surgir como consecuencia de un planteamiento estratégico común y reposado", según Santiago Carbó, director de Estudios Financieros de Funcas y catedrático de Bangor University.