Información sobre vivienda y economía

10 avisos alarmantes que hace la OCDE sobre el futuro económico de España

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, y Luis de Guindos, ministro de Economía
Fuente: Ministerio de Economía

España ha vivido una de las recuperaciones económicas más sólidas de toda la OCDE gracias a la batería de reformas que se han aprobado en los últimos cinco años. Ésta es la primera lectura que se puede extraer del informe Economic Review-2017 Spain que ha presentado la organización de los países ricos, un extenso análisis donde la institución repasa las principales fortalezas económicas de nuestro país... y también las debilidades.

A pesar de todo lo que ha avanzado nuestro país en el último lustro, la OCDE critica todo lo que no está funcionando como debería, como el empleo, la productividad o la formación. En su opinión, el crecimiento no está llegando a todo el mundo, la productividad sigue siendo baja y los españoles sufren deficiencias de renta, empleo y educación respecto a los vecinos europeos. Por no hablar de que el Gobierno tiene limitada su capacidad para sacar adelante reformas estructurales a lo largo de esta legislatura, ya que está en minoría parlamentaria y necesita el apoyo de otros partidos.

“De cara al futuro, para mantener el ritmo de crecimiento actual e incrementar el nivel de vida será necesario continuar con las reformas para consolidar la recuperación de la economía y mejorar su potencial de crecimiento, el cual ha caído de manera significativa. Es importante estimular el crecimiento y la productividad reorientando el gasto hacia partidas como la educación, las políticas activas del mercado de trabajo y el I+D, las cuales son inferiores a las de los países homólogos y han descendido de forma significativa desde la crisis. Las mejoras en la productividad, si se comparten a través de aumentos salariales, serán fundamentales para mejorar el bienestar de la ciudadanía española y para conseguir un crecimiento más inclusivo”, sostiene la OCDE. De su informe se desprenden hasta 10 asignaturas pendientes:

1. El crecimiento no llega a todos. La OCDE prevé que el PIB subirá a un ritmo cercano al 2,5% en los próximos tres años, frente al 3,2% que creció durante 2015 y 2016. Sin embargo, el organismo sostiene que sigue siendo difícil conseguir un aumento del bienestar y del PIB per cápita, así como generar un crecimiento más inclusivo. En su opinión, actualmente hay grandes desigualdades entre las rentas altas y bajas. Para revertir la situación, el consejo del organismo es seguir acometiendo reformas estructurales dirigidas a conseguir un crecimiento sólido y equilibrado y a aumentar la calidad del empleo.

2. El Gobierno en minoría tendrá dificultades para legislar. Para el club de los países ricos, el hecho de que el actual Gobierno no tenga mayoría parlamentaria es un factor de riesgo, ya que tendrá que pactar con otros partidos políticos para poder sacar adelante futuras reformas de calado que permitan. Una prueba de fuego para el Ejecutivo es la aprobación de los Presupuestos Generales de 2017 en este mes, después de conseguir el beneplácito de parte de la oposición. De momento, España ‘funciona’ con la prórroga de los Presupuestos de 2016.

3. Hay deficiencias de renta y una pobreza elevada. Otra de las vergüenzas económicas que deja al descubierto el informe es la elevada desigualdad de ingresos que hay en España y el elevado porcentaje de pobreza relativa. En ambos casos nos encontramos entre los 10 peores países de la OCDE. En este caso, las recetas del organismo son aumentar las políticas y los servicios destinados a la reincorporación de los parados al mercado laboral y replantear los programas autonómicos para combatir la pobreza con el fin de ampliar su alcance y cuantía. En este punto también es importante reducir el nivel de desempleo juvenil a través del desarrollo de programas de formación específicos y apostar más por la FP.

4. Hay vacíos legales en materia tributaria. El informe recalca que “el sistema tributario se caracteriza por la existencia de vacíos legales que menoscaban la base fiscal”. ¿Y qué se puede hacer para mejorar la eficiencia? Según la OCDE, se deben abolir exenciones del IRPF, suprimir los tipos reducidos del IVA y aumentar los impuestos ambientales, ya que en términos reales han disminuido en lo que llevamos de siglo. “Existe margen para ampliar la base de la tributación medioambiental, ya que algunos usuarios de los sectores de la agricultura, minería, aviación, navegación y transporte ferroviario están exentos de los impuestos sobre los combustibles o de los impuestos especiales sobre la electricidad”, aclara.

5. Las altas cotizaciones sociales desincentivan el empleo. El organismo también critica las elevadas contribuciones empresariales a la Seguridad Social, que suponen un 23,9%, mientras que en la media de la OCDE el porcentaje es del 15%. Según el informe, la elevada carga que soportan los empleadores se convierte en un desincentivo para aumentar la contratación. Como contrapunto, pide reducir las cotizaciones para los trabajadores indefinidos que tengan salarios bajos.

6. La productividad sigue siendo baja. La productividad es otro de los lastres de la economía y uno de los desafíos más importantes a medio plazo. El informe confiesa que ha habido mejoras en la materia, pero alerta de que la composición del tejido empresarial, formado prácticamente por pymes, es un obstáculo. “La productividad se ve frenada por las barreras existentes para crear y hacer crecer una empresa, la baja innovación empresarial y el elevado desajuste entre oferta y demanda de habilidades entre los trabajadores y los empleos. Para poder elevarla será fundamental que los parados busquen trabajo, mejorar la calidad de la educación, fomentar la competencia y la innovación y garantizar que el capital se dirija a las empresas innovadoras”, aclara el informe.

7. Hay frenos a la competencia. La OCDE también ve necesario continuar con la implantación de la Ley de Unidad de Mercado, así como aprobar la reforma de los servicios profesionales. El estudio deja claro que España debe mejorar posiciones en lo que a facilitar la apertura de nuevos negocios se refiere y recuerda que es fundamental contar con un marco regulatorio eficiente que respalde la competencia y la innovación para impulsar la productividad.

8. El nivel de habilidades y formación es bajo. Otra de las asignaturas en la que nuestro país necesita mejorar es en la calidad educativa a todos los niveles. La OCDE se queja de que la tasa de abandono escolar de España es la más alta de toda la UE, de que los resultados educativos son deficientes y de que el profesorado tiene menos probabilidades de beneficiarse de programas de apoyo laboral que los de otros países ricos. “Para poder aplicar de forma efectiva los nuevos modelos pedagógicos y ayudar a los alumnos que obtienen peores resultados, los profesores necesitan mejorar la formación y orientación para que la reforma consiga impulsar los resultados educativos y reducir el abandono escolar temprano”, sostiene el estudio.

9. Existen riesgos sobre la reducción de la deuda. Otro de los grandes frentes abiertos de la economía es la escalada de la deuda pública, que ya alcanza el umbral psicológico del 100% del PIB, lo que se convierte en todo un desafío según la OCDE. “La deuda pública es elevada y existen riesgos en torno a su reducción en un futuro. Nuestra recomendación a España es que se ajuste a los objetivos fiscales a medio plazo para garantizar una reducción gradual de la deuda pública”, sentencia el informe. Las previsiones del Gobierno apuntan a que en 2030 la ratio de deuda pública sobre PIB se situará en torno al 94%, apenas seis puntos por debajo del nivel actual.

10. La banca aún necesita mejorar. A pesar de que la OCDE no pone en duda la solvencia del sector financiero tras la multimillonaria inyección de dinero público que recibieron las entidades en problemas (habla textualmente de la exitosa recapitalización del sistema bancario), sí cree que el negocio bancario aún tiene margen para adelgazar más su estructura, reducir la morosidad y mejorar la eficiencia. Por ejemplo, España es el segundo país con peor resultado de la ratio costes/ingresos y con más sucursales por cada 100.000 habitantes y tiene una tasa de morosidad superior a la OCDE. Casualmente, horas después de que se haya presentado el informe el FROB ha confirmado la fusión entre Bankia y BMN.