Información sobre vivienda y economía

Banco de España: “La economía sigue mostrando una notable fortaleza pese a las incertidumbres”

El Banco de España no tiene dudas: la economía sigue avanzando a paso firme a pesar de las incertidumbres nacionales y extranjeras.

Según explica el regulador del sistema financiero en el boletín económico del mes de octubre, el PIB sigue mostrando una notable fortaleza gracias al dinamismo que está demostrando el consumo privado. En el tercer trimestre del año, dice el organismo, la demanda privada nacional “ha mantenido un crecimiento vigoroso en un contexto de prolongación del proceso de creación sostenida de empleo y de mantenimiento de condiciones financieras favorables”.

El Banco de España asegura que la mayoría de los indicadores económicos han mostrado una modesta aceleración a lo largo del tercer tri­mestre en términos interanuales, como por ejemplo las matriculaciones de automó­viles particulares en septiembre o las ventas de bienes y servicios de consumo de las grandes empresas en agosto.

Gracias al tirón de la demanda interna, el crecimiento del PIB no se ha dejado llevar por algunos de los focos de tensión de los mercados en los últimos meses.

Entre ellos está la situación de interinidad del Gobierno de la nación, que ha convertido a España en el cuarto país del mundo que ha estado más tiempo sin un Ejecutivo con plenos poderes. Según la revista Tiempo, solo Bélgica (541 días), Moldavia (528) y Camboya (352) han llegado a superar los más de 310 días que acumula nuestro país con un Gobierno en funciones.   

A este foco de incertidumbre se suma otro de carácter internacional: el Brexit. A finales de junio, los británicos expresaron vía referéndum su deseo de que Reino Unido abandonara el engranaje europeo. Los inversores, que tardaron varios días en digerir la decisión, desataron una oleada de ventas que llevó al Ibex 35 a vivir su peor jornada de la historia y hundió la libra a mínimos de 30 años. Sin embargo, con el paso de las semanas el clima de tensión se ha reducido y todo apunta a que Reino Unido buscará una manera de marcharse de Europa sin romper de forma radical con el mercado único, algo que beneficiaría a las empresas y a los ciudadanos.

Entre los riesgos externos también están el ritmo desigual de crecimiento de las economías avanzadas y la ralentización de las economías emergentes y de China, que está inmersa en un cambio de modelo productivo.

El empleo y la financiación, las claves

El dinamismo interno que ha bloqueado los efectos de las incertidumbres globales está apoyado en dos pilares principales: la creación de empleo y las condiciones de financiación.

Según recuerda el Banco de España, en septiembre prosiguió el tono positivo de los indicadores de empleo, con un avance interanual de las afiliaciones a la Seguridad Social del 3%, similar al observado en el mes anterior, impulsado principalmente por las altas en la construcción y los servicios.

“Por segundo mes consecutivo, el ritmo de caída interanual de los desemplea­dos registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) se situó en el 9,1%, el mayor retroceso desde que se iniciara el presente ciclo expansivo. Por su parte, la contra­tación avanzó en septiembre a un ritmo interanual del 6,2%, como resultado de sendos aumentos en los contratos indefinidos y, en menor medida, en los temporales”, recalca el estudio.

En lo que se refiere a las condiciones de financiación, el regulador recalca que siguen siendo muy favorables tanto para las familias como para las empresas.

En concreto, el tipo de interés medio de los nuevos préstamos a los hogares para adquisición de vivienda se mantuvo estable en agosto en el 2,4%, mientras que el de los destinados a consumo y otros fines se incrementó 30 pun­tos básicos hasta el 6,5%. A pesar de la subida, el tipo sigue por debajo de los niveles de 2013 y 2014.

En el caso de la financiación a sociedades no financieras (empresas que no son bancos), el tipo de interés medio de los créditos nuevos concedidos por importe inferior a un millón de euros se redujo en agosto en 24 puntos básicos hasta el 3%, y el aplicado a los de mayor cuantía en 33 puntos básicos, situándose en el 1,5%.

Y todo apunta a que las condiciones seguirán siendo favorables para los clientes particulares y empresariales. Como señala el regulador, el Banco Central Europeo (BCE) ha insistido en su última reunión en que los tipos de interés seguirán bajos durante mucho tiempo y que el programa extraordinario de compra de deuda pública y privada (el famoso QE) podría ampliarse más allá de marzo de 2017 si fuera necesario.

El propio presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, ha hablado públicamente de los beneficios que ha tenido para España su política de tipos bajos, mientras que BBVA Research fía el futuro de la recuperación española a las decisiones del guardián del euro.