Información sobre vivienda y economía

La economía y la vivienda ‘pasan’ de la política: 10 datos que hoy están mejor que antes del 20D

La economía parece tomarse a la ligera lo que a los ciudadanos nos cuesta entender: cómo es posible que en ocho meses España no haya conseguido tener un nuevo Gobierno y que aún no esté claro si habrá que convocar unas terceras elecciones para lograrlo.

Mientras en el Congreso se desarrolla el debate de investidura de Mariano Rajoy, las últimas cifras sobre la evolución del PIB, del paro, las exportaciones, el turismo o la compraventa de viviendas parecen mostrar que la economía y el mercado residencial han entrado en un bucle de mejoras que les permiten ignorar los líos políticos. Repasamos algunos de los ejemplos más evidentes de que hay muchas variables que hoy están mejor que antes de que se celebraran las elecciones del 20D.

1. El paro vivió en julio una caída récord

Durante los últimos meses ha habido grandes mejoras en materia laboral. Si nos fijamos en los datos del Ministerio de Empleo referentes a julio -el último mes disponible-, descubrimos que el número de personas que hay registradas en las oficinas de empleo (antiguo INEM) se sitúa en 3,68 millones. Es la cifra más baja en siete años y en julio se ha producido el mayor descenso del desempleo desde finales de los años 90. A cierre de noviembre, el último mes completo antes de las elecciones del 20D, había cerca de 4,15 millones de parados; esto es, unos 470.000 más que ahora.

Si nos vamos a la Encuesta de Población Activa del INE, también observamos una caída destacada del paro y un repunte del empleo entre diciembre y junio, mes en el que acabó el segundo trimestre. ¿La prueba? España cerró 2015 con 18,09 millones de personas ocupadas y 4,78 millones de parados, a cierre de junio las cifras mostraban claras mejorías. La ocupación ha aumentado en unas 200.000 personas y el desempleo se ha reducido en 200.000. En los últimos doce meses, se han creado más de 484.000 puestos de trabajo. 

2. Las exportaciones marcan máximos

En la primera mitad del año las empresas españolas han vendido en el exterior mercancías y servicios valorados en 128.041 millones de euros, una cifra sin parangón en las estadísticas del Ministerio de Economía. Solo en el sexto mes del ejercicio, las exportaciones han crecido un 2,1% internacional, tras alcanzar los 22.681 millones y firmar el mejor junio de la historia. Por otro lado, las importaciones se han reducido un leve 0,5% (hasta 135.919 millones), lo que ha permitido a España reducir su déficit comercial casi en una tercera parte respecto al primer semestre de 2015.

Este récord cobra aún más importancia si tenemos en cuenta que a nuestros socios europeos no se les ha dado igual de bien el semestre. En el conjunto de la eurozona (por tanto, hablamos de países que también usan euros), las ventas al exterior han bajado un 0,2%, caída que se eleva al 0,8% en el caso del conjunto de la UE. Incluso nuestros vecinos más potentes, como Francia, Reino Unido o Alemania, han registrado descensos en sus exportaciones.

3. El PIB crece más de lo esperado y lidera la UE

A pesar de que los expertos vaticinaban a principios de año que la economía iba a perder algo de impulso, lo cierto es que sigue avanzando con paso firme. El INE confirmó la semana pasada que el PIB creció en el segundo trimestre del año un 0,8% (y un 3,2% en tasa anualizada), una décima más de lo que había adelantado el Banco de España y en línea con los tres primeros meses del año y con el conjunto de 2015.

Esta mejora contrasta con la que ha experimentado el conjunto de Europa en ese mismo tiempo: entre abril y junio, los Veintiocho crecieron un 0,4%, una décima menos que en el arranque del año. Reino Unido, en cambio, creció un 0,6%; Alemania, un 0,4% y Francia, un 0,0%. La buena noticia es que si el resto del año el PIB mantiene el ritmo y logra cerrar el año con un avance de al menos el 2,7%, España podría recuperar el crecimiento perdido durante la crisis según calcula el Ministerio de Economía.

4. Vienen más turistas extranjeros que nunca

También está mejorando con creces el turismo, uno de los motores que más está tirando de la recuperación. La buena noticia es que está en niveles récord. Según Turespaña, en los primeros siete meses del año España ha recibido 64,94 millones de visitantes extranjeros, un 6,4% más que un año antes. Además, si tenemos en cuenta que dicha cifra solo incluye parte del verano, la cifra será mucho más elevada cuando acabe el ejercicio. Ya se habla de que 2016 podría terminar con 74 millones de turistas, lo que supondría sumar 6 millones más que en 2015 (sus 68,1 millones ya marcaron récord) y firmar su cuarto máximo consecutivo.

5. El bono a diez años, en mínimos históricos

Otra de las cifras económicas que ha mejorado es la cotización de la deuda pública en el mercado. Por primera vez en la historia, el bono español a 10 años ha logrado situarse por debajo del 1% y encadena ya tres semanas por debajo de dicho nivel. Hace justo cuatro años llegó a dispararse por encima del nivel psicológico del 7%, que supuso el punto de no retorno en los rescates de Grecia, Portugal e Irlanda.

6. Cada vez nos pagan más por financiarnos

Gracias a la estabilidad que reina en el mercado de deuda, el Tesoro Público está cerrando más emisiones en intereses negativos que en positivos, lo que significa que en muchas subastas cobra a los inversores, sobre todo en los plazos más cortos. Según publica Invertia, entre enero y agosto hemos captado unos 68.322 millones de euros en tipos negativos, frente a los 58.000 millones de euros por los que el Estado ha tenido que ofrecer una rentabilidad a los inversores.

7. El consumo sigue creciendo

Las ventas minoristas continúan mejorando y ya encadenan 23 meses consecutivos de repuntes. Según los datos del INE, en julio la facturación del comercio minorista subió un 3,1% interanual, porcentaje que escaló al 4,9% una vez corregidos los efectos estacionales y de calendario y que superó en nueve décimas las expectativas del mercado. Ambas cifras mejoran de largo los registros del pasado mes de noviembre, cuando las ventas avanzaron un escaso 0,3% en tasa original y un 1,9% descontando los desequilibrios del calendario. Por último, los comerciantes prevén que esta sea la mejor campaña veraniega de rebajas del último lustro.

8. La firma de hipotecas vuelve a niveles de 2012

Otro dato que muestra que la demanda de viviendas sigue alza es la cantidad de hipotecas que está concediendo la banca para la adquisición de una residencia. Los últimos datos del INE son de mayo, mes en el que la concesión de préstamos se disparó un 34,1% interanual, y alcanzó la cifra mensual más alta desde 2012 (en concreto, se firmaron 26.579 hipotecas). En el acumulado hasta mayo, se han concedido ya más de 121.300 préstamos.

9. Las compraventas de casas, en máximos de un lustro

La compraventa de viviendas es otro de los indicadores que está mejor hoy que antes del 20D, independientemente de la fuente a la que acudamos: el INE, los notarios, los registradores… Ayer, sin ir más lejos, el Colegio de Registradores publicó que entre abril y junio se inscribieron casi 108.000 operaciones, un 23,7% más que hace un año y la cifra más elevada desde el primer trimestre de 2011. En la recta final del año pasado, en cambio, se inscribieron en el registro 84.031 transacciones, unas 24.000 menos.

10. La deuda de las familias sigue cayendo

Otra de las variables que está mejorando al margen del parón político es el endeudamiento de los hogares vinculado a la vivienda. Según los datos del Banco de España, a cierre de junio las familias españolas debían 551.862 millones de euros vía hipotecas, créditos personales y líneas de crédito. La cifra se encuentra actualmente en mínimos desde septiembre de 2006 (el último mes en el que se quedó por debajo de 550.000 millones de euros) y es 12.175 millones más baja a la registrada a cierre de noviembre, justo antes de que se celebraran las elecciones (entonces la deuda vinculada a la vivienda se quedó en 564.037 millones).