Información sobre vivienda y economía

Domo cambia su modelo ante los efectos de la ley del alquiler y su papel ahora “parece más de promotor”

Juan Pepa / YouTube
Juan Pepa / YouTube
Autor: Redacción

La antigua socimi encabezada por Juan Pepa ha decidido cambiar su calificación dentro del índice BME Growth y saltar al subsector de Servicios Inmobiliarios ante los efectos de las modificaciones de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) que aprobó el Gobierno Central. “Nos sale mejor pagar más impuestos en otra categoría que someternos a ese régimen. Ahora nos parecemos más a una promotora", afirma José Luis Alba, director de Domo a La Información.

La compañía cuenta con un accionariado 'futbolero'. Mistral Iberia Real Estate S.A. - controlada en gran parte por el futbolista brasileño Ronaldo Luís Nazário - tiene un 20,52% de participación directa; José Manuel Mata García cuenta con un 13,51%, y el jugador del Napoli, Fernando Llorente, posee un 8,3% de las acciones. Cabe destacar que esta mudanza bursátil se produjo el pasado 3 de noviembre.

Aunque la realidad es que estas modificaciones empresariales es algo que ya anunció la compañía hace poco menos de un año. En noviembre del pasado ejercicio, Domo anunciaba que renunciaba al régimen fiscal de las socimis y solicitaba el cambio de segmento dentro del antiguo MAB. Este cambio de rumbo se produjo por una única razón: los efectos que tiene para la compañía la ley del alquiler que entró en vigor en el primer trimestre de 2019.

La sociedad basaba su plan de negocio en la adquisición de dos suelos finalistas para promover viviendas que eran destinadas al alquiler y posterior enajenación, rotando los activos e incorporando a su valor añadido el beneficio promotor en unos plazos de entre cuatro y seis años. Sin embargo, las modificaciones legales habidas en este último año han supuesto un cambio en la regulación de los arrendamientos urbanos en varios aspectos, como la duración de los contratos (que pasa de tres a siete años en el caso de una persona jurídica), la limitación de las garantías y la posibilidad de intervenir de manera directa o indirecta los precios de los alquileres de viviendas. Ello ha incidido en la ejecución del plan de negocio", explicaba el vehículo de inversión en el documento.

Ahora, en paralelo, la empresa se dedicará a actividades que van más allá de la adquisición y promoción de bienes inmuebles para alquiler con esta ampliación del objeto social. Domo Activos participará en proyectos de reforma, rehabilitación, construcción de naves logísticas, según recoge La Información.