Información sobre vivienda y economía

El turismo regional, los viajes de negocios y las bodas protagonizan el primer mes de vida del mayor hotel de lujo de Madrid

Four Seasons Madrid
Four Seasons Madrid

El Four Seasons Canalejas ha cumplido un mes desde su apertura en plena crisis turística por la pandemia del covid-19 y a pesar de ello las primeras sensaciones son positivas, según señala Adrian Messerli, regional manager del hotel, a idealista/news. Ante la compleja situación, el mayor complejo de lujo de la capital ha explotado dos de sus puntos fuertes: la restauración y sus salones para eventos con la celebración de hasta siete bodas en apenas 30 días. La cadena reconoce que la ocupación es baja, pero explica que se sostiene gracias a los viajes de negocios y a los madrileños que optan por “vivir la ciudad como turista”.

Messerli repasa y valora en idealista/news los primeros días de actividad del Four Seasons Madrid. “Hemos recibido un feedback muy positivo en estas primeras semanas de operación del hotel y la verdad es que estamos muy contentos con la acogida local. Los madrileños han esperado mucho tiempo a poder ver la reconversión y renovación de estos siete edificios históricos y teníamos muchas ganas de abrir”, afirma Messerli.

En la compañía son conscientes de las circunstancias en las que han tenido que abrir el activo, pero aún así se mantienen positivos y lanzan un mensaje esperanzador para el sector y para Madrid. “Es cierto que la ocupación con la que contábamos abrir el hotel originalmente (mayo 2020) no es con la que hemos abierto, pero teniendo en cuenta la situación global estamos encantados de poder aportar un rayo de positividad a la ciudad”, explica en este sentido.

Madrileños y viajes de negocios

Al final, en un contexto tan complicado son el turismo regional y los viajes de negocio los que están acaparando el mayor número de reservas durante este primer mes de actividad. “Estamos teniendo clientes alojados que viajan a Madrid por negocios desde el extranjero y los fines de semana vemos como algunos madrileños se animan a escaparse al centro de la ciudad y conocer el hotel y a vivir la ciudad como turistas”, señala Messerli.

El regional manager del Four Seasons Madrid también reconoce lo mucho que les ha afectado las restricciones de movilidad que existen a nivel mundial por el tipo de cliente que suele visitar sus instalaciones. “Estas medidas nos están afectando a todos y a todos los niveles. El cliente que ocupará nuestras habitaciones es principalmente americano y ahora mismo no puede viajar”, afirma.

La restauración triunfa en el Four Season Madrid

Sin embargo, estas limitaciones no están alterando la otra vida del hotel: la restauración. “En este apartado el enfoque siempre ha sido que tanto El Patio, el bar del lobby, el antiguo patio de operaciones del banco, el restaurante de Dani García y el Spa (abrirá al público a finales de noviembre) sean espacios por y para los madrileños por lo que en este aspecto nos estamos viendo menos afectados”, aclara Messerli que aprovecha para apuntar que “el restaurante Dani ofrecerá un menú especial para Nochebuena y Nochevieja”.

Al abrir sus puertas en un escenario marcado por las medidas de seguridad, Four Seasons Madrid ha pretendido adaptarse a las normas que dicta la Comunidad de Madrid, pero sin perder su sello de identidad: la interacción con el cliente.

“La experiencia se ha adaptado teniendo en cuenta las medidas de seguridad de la covid-19 por parte de la Comunidad de Madrid así como al programa global desarrollado por Four Seasons, Lead With Care. Todos los clientes pasan un control de temperatura al entrar en el hotel, tenemos dispensadores de gel hidroalcohólico y en las habitaciones ofrecemos kits con mascarilla, toallitas y gel. El restaurante tiene capacidad y horarios reducidos así como el gimnasio y la piscina están funcionando con franjas horarias, etc. La interacción con el cliente es muy importante para nosotros por lo que animamos a que usen nuestra aplicación móvil y el chat de Four Seasons para no perder ese contacto y que el servicio y experiencia no se vean mermados por todas las medidas de seguridad implementadas”, explica Marta Centeno, directora de comunicación de Four Seasons Madrid.

Siete bodas e interés de las empresas por su salones

Unas restricciones que no ha impedido a la compañía explotar otro de los puntos fuertes de su complejo: los salones para eventos. “Estos espacios también han tenido muy buena acogida sobre todo a nivel social ya que con el poco tiempo que llevamos abiertos hemos celebrado ya siete bodas (la primera se celebró con el hotel aún cerrado), con todas las medidas de seguridad”, asevera el directivo de la cadena hotelera.

Un buen comienzo en este sentido, pero también con un futuro muy esperanzador. “A nivel corporativo también hemos tenido ya algún evento y estamos viendo mucho interés por parte de empresas y agencias organizadoras de eventos que están viniendo a conocer nuestros espacios de cara a poder cerrar reuniones y celebraciones más adelante”, sentencia Messerli