Información sobre vivienda y economía

Las tres medidas que promete el Gobierno para evitar la multa de Europa por incumplir el déficit

Autor: Redacción

La Unión Europea ha activado el proceso de sanción a España por no haber realizado los suficientes esfuerzos en 2015 como para reducir el déficit público hasta el 4,2% previsto. Nos desviamos ocho décimas, algo así como 8.000 millones de euros.

Durante las últimas semanas el Gobierno y Bruselas han mantenido un tira y afloja constante sobre el castigo a imponer y, de momento, las posibilidades de que sea simbólico y no traiga consigo una multa económica siguen siendo elevadas.

Para intentar convencer a la Unión Europea, el Ministerio de Economía ha remitido un documento repleto de alegaciones para justificar que España no merece ser sancionada... sobre todo si recordamos que países como Alemania, Francia o Italia han incumplido más veces que nuestro país sus respectivos objetivos.

“Existen razones de peso para no imponer una multa a España. Sería paradójico imponer una sanción, en base a la desviación de un sólo año, a un país que ha estado siempre plenamente comprometido con las normas de la Unión Económica y Monetaria. España no es una amenaza para la estabilidad financiera de la zona del euro. La decisión de imponer una multa a España no sólo sería incoherente, sino también contraproducente. Sería dar un paso en la dirección contraria de lo que Europa necesita y no tendría en cuenta las principales prioridades de la política económica que actualmente persigue la Unión Europea”, dice textualmente el documento.

El Gobierno recuerda en el texto todas las reformas de calado que se han llevado a cabo desde 2012 (como la recapitalización del sector financiero, la reforma laboral, la fiscal…) y se compromete a sacar adelante tres medidas más como muestra su disposición de cumplir los objetivos marcados.

“España reitera su compromiso firme e inequívoco de poner fin a la situación de déficit excesivo, situando su déficit público por debajo del 3% del PIB en el año 2017. Como muestra del firme compromiso con las obligaciones establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, España está dispuesta a adoptar compromisos adicionales tan pronto se haya constituido el nuevo Gobierno”, señala el documento.

En concreto, va a reformar el Impuesto de Sociedades para aumentar la recaudación en 6.000 millones a través de esta figura tributaria, va a intensificar la lucha contra el fraude fiscal para sumar otros 1.000 millones más y va a adelantar el cierre del presupuesto de este ejercicio a julio para controlar el gasto público, cuando lo habitual es que se realice a finales de año.

¿Y qué significa todo esto? Desde el Ministerio de Hacienda explican que el cierre adelantado del presupuesto supone básicamente que las Administraciones Públicas no podrán gastarse más dinero a partir de ahora.

Los cambios en el Impuesto de Sociedades, que grava el beneficio de las empresas, han generado mucha controversia esta semana, aunque no traen consigo un aumento del impuesto. Los expertos aseguran que la medida propuesta, con la que se pretende recaudar 6.000 millones más, consiste en adelantar los pagos a cuenta que hacen las empresas (son tres: en abril, octubre y diciembre).

"Se trataría de recuperar una disposición aplicada en el 2013 y prorrogada en 2014 y 2015 por la cual las grandes empresas hacen pagos fraccionados calculados sobre su resultado contable, no sobre la base sujeta al impuesto. Es una forma de tributar por Sociedades típica en la Unión Europea y no significa subir impuestos. Fraccionar y adelantar no es una subida, ni hunde a una pyme. Aplica sobre todo a las grandes empresas que están más que acostumbradas a hacer provisiones de gasto anual en sus resultados trimestrales y mensuales", explica en un blog el economista Daniel Lacalle.

Cuando la medida estuvo vigente estos años atrás solo afectaba a las compañías con una cifra de negocio superior a 20 millones de euros y la idea es obligarlas a que paguen un mínimo en cada uno de los pagos.

En lo que se refiere a la lucha contra el fraude, la previsión es recaudar 1.000 millones de euros poniendo en marcha nuevos mecanismos. No obstante, la propia Agencia Tributaria reconoce que aún no hay información al detalle al respecto.

Ya el año pasado Hacienda batió un récord de recaudación tras 'levantar' 15.664 millones de euros a través de la lucha contra el fraude, un 27% más que en 2014 y un 56% más que cinco años antes.