Información sobre vivienda y economía

La salida psicológica de la crisis está más cerca de lo que pensamos

Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

La economía española es una de las que más crece de la zona euro. Hay un nuevo gobierno. ¿Qué más hay que esperar para tener la sensación de que estamos saliendo de la crisis? Que el paro siga bajando. El desempleo es el gran medidor del optimismo/pesimismo de las familias españolas. Ha bajado desde aquel 26% en 2012 al 18,9% del pasado trimestre (paro EPA). Pero todavía seguimos padeciendo una sensación de crisis porque es muy alto. ¿Qué haría falta para cambiar la tendencia?

Dos cosas: bajar el paro y que mejore la confianza del consumidor. En las encuestas, el español medio no se muestra del todo optimista. Sigue teniendo registros negativos. Lo único que podría sacarle de esa inseguridad es vea a su alrededor que se crea empleo, que es un empleo estable, y que va a permitir a los jóvenes emanciparse, pedir hipotecas y comprar pisos. Y a las familias endeudadas por la anterior crisis, disminuir las deudas.

Ya hay algunos signos esperanzadores: este mes de diciembre se prevé la mayor contratación de empleo que se recuerde en un mes de diciembre. Más de 370.000 empleos, según Randstad.

Además, el paro EPA que se anuncie en la última semana de enero (recogerá el último trimestre y todo el año) supondrá una importante bajada del desempleo. Y es muy posible que eso, más las medidas del nuevo gobierno, ayuden a que a comienzos del próximo año se empiece a ver la salida psicológica a la crisis.

Hay signos que los españoles ven con optimismo. En primer lugar, la formación de un gobierno estable. En segundo lugar, y esto es importante, la rápida concertación de acuerdos entre dos partidos que se habían peleado hasta ahora. Gracias a la alianza PP y PSOE, junto con Ciudadanos, en tiempo record se ha aprobado una nueva ley de educación y aumentar el salario mínimo.

Este mes se tienen que aprobar los presupuestos y ya se están adelantando algunos detalles: bajada del IVA libros electrónicos, subida de impuestos a alcohol y tabaco entre el 2,5% y el 6%, y a las bebidas azucaradas, y fin de las exenciones fiscales a los dividendos. Pero son subidas asequibles. A lo largo de las próximas semanas veremos más anuncios que darán la sensación de que ya no son recortes que sufre la mayoría, sino medidas para mejorar la situación económica de la mayoría.

Eso podría dar un empujón a la salida psicológica de la crisis. ¿Seguirá la tendencia? Según los Indicadores que publica el ministerio de Economía y Hacienda, el grado de utilización de la capacidad productiva ha subido al 79,2%. En los años previos a la crisis de 2008 fue del 82%. Y el índice de confianza industrial vuelve a estar en positivo, después de muchos trimestres en negativo. El Indicador de Sentimiento Económico sigue progresando, y lo hará más si el gobierno cumple sus promesas: ha anunciado que prevé dejar el paro en el 16% el año que viene.

Si todas esas tendencias se acentúan en 2017, podríamos ver un cambio en el español medio: la mejora del índice de confianza del consumidor y la salida psicológica de la crisis. Significaría dar por terminado uno de los peores periodos de la historia económica de este país, y tener la sensación de que las cosas solo pueden mejorar.