Información sobre vivienda y economía

El día después del inmobiliario tras el covid-19: seguirá “vivo” y con “atractivo” inversor

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash

Los encuentros virtuales entre profesionales del sector están a la orden del día en pleno confinamiento. En estas reuniones a través de Zoom o Skype no deja de hablarse de qué pasará con el negocio inmobiliario el día que se vuelva a la normalidad. El último que ha tenido lugar ha corrido a cargo del Círculo Ecuestre de Barcelona y de el se han extraído conclusiones que dan paso a la esperanza: el inmobiliario español sigue muy vivo y continúa siendo atractivo para el inversor.

Tras meses de recuperación, todo apunta que la crisis del coronavirus tendrá una importante incidencia en el sector inmobiliario. Pero ¿qué ocurrirá después de la pandemia? Anna Gener, consejera delegada de Savills Aguirre Newman en Barcelona, Juan-Galo Macià, consejero delegado de Engel&Völkers en España y Oriol Barrachina, director general de Cushman&Wakefield en España, han analizado el posible impacto del coronavirus en uno de los principales sectores de actividad de la economía española.

“El cambio social que hemos experimentado a raíz de la pandemia tendrá impacto en cómo vemos el inmobiliario, en el tipo de contrataciones que se llevarán a cabo y en el cierre de operaciones. Estamos viviendo una situación de paréntesis, pero aquellos que querían invertir en España, seguirán queriéndolo hacer cuando todo acabe”, explica Gener. Según la directiva, la incertidumbre y los descuentos se apoderarán de las negociaciones en los próximos meses.

“Estamos en una situación absolutamente diferente a la de la crisis anterior. Hoy en día, los propietarios en Barcelona y Madrid se encuentran en una situación de no endeudamiento o un endeudamiento asumible, una gran profesionalización y un sector mucho más robusto”, dice Gener, que añade que “la eecuperación sucederá con cierta rapidez”.

“También ha que tener en cuenta, sobre todo en el negocio de oficinas, que algo que juega a favor de la estabilización del mercado es el equilibrio entre oferta y demanda. En Barcelona nos encontramos que no hay sobreoferta (como si en la crisis anterior) sino lo contrario, que hay tensión y más demanda que oferta. Y en logística igual. Esta situación es favorable”, dice la directiva.

Por su parte, Oriol Barrachina, de Cushman&Wakefield, asegura que “con la perspectiva que nos han dado estas semanas, estamos aun en momento de análisis. Estamos preguntando mucho a nuestros clientes y a nuestros inversores en qué punto están sus operaciones o y su toma de decisión. Ahora toca analizar y aprender como están cambiando las cosas para adaptarnos”.

El directivo de Cushman&Wakefield, no obstante, incide en que “muchas de las problemáticas que se nos están presentando ahora estaban pasando ya”. “Los índices de penetración del ecommerce eran bajos respecto a otros países. Esto incrementará la participación del comercio electrónico. Lo mismo que el trabajo a distancia. Ya estábamos incorporando elementos de teletrabajo…”, dice Barrachina.

El directivo añade que “tras el covid-19 en un mundo más omnicanal en cuanto al comercio y más flexible en cuanto a oficinas, pero no todo va a ser ecommerce ni teletrabajo”

Joan Galo Macià, de Engel&Völkers, coincide en que el inmobiliario “se enfrenta a una etapa totalmente distinta a la anterior”, y explica que “en el residencial también habrá un antes y un después”. “Es increíble como puede cambiar tanto un sector en sólo 50 días”.

“Para que alguien que vaya a comprar vivienda, pero no ahora, sino siempre, debe tener planes a medio plazo optimistas, tanto en su entorno laboral como económico, y es algo que ahora nos cuesta ver. Hay una demanda embalsada enorme, y estamos viendo como reconducirla. No mentimos si catalogamos estos dos meses como los más convulsos del real estate en los últimos años”, añade.