Información sobre vivienda y economía

La socimi Almagro amplía su abanico de accionistas y enfila su objetivo de saltar al mercado continuo

Mutualidad de la Abogacía y la socimi de la familia de empresarios Isidro entran en el capital

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La sociedad de inversión inmobiliaria especializada en activos residenciales Almagro Capital ha cerrado la ampliación de capital que anunció a mediados de septiembre.

Una operación en la que esperaba levantar 16 millones de euros y en la que, según la compañía, ha recibido sobredemanda por parte del mercado. Se trata de la cuarta ampliación de capital que lleva a cabo este vehículo de inversión y, con ella, ha logrado dar entrada a un abanico de inversores institucionales, además de particulares.

En concreto, tiene como nuevos accionistas a Mutualidad de la Abogacía (ha entrado con menos de un 5% del capital) o Ibervalles, la socimi de la familia de empresarios Isidro, que controla un 20% del capital actual. Por otro lado, el ya accionista Preventiva Seguros ha acudido a la ampliación para incrementar su peso en la compañía, que asciende actualmente al 5,3%.

Tras esta ampliación, la capitalización bursátil de la sociedad, gestionada por la gestora Orfila Management, supera los 43,7 millones de euros, y todavía no han pasado dos años desde que debutó en BME Growth (antiguo MAB), en enero de 2019. 

Con los fondo obtenidos, la compañía quiere seguir ampliando su cartera de activos residenciales, para poder "satisfacer la creciente demanda de monetización del ahorro inmobiliario por parte de los propietarios. De esta manera, Almagro Capital continuará con su expansión y crecimiento en zonas 'prime' de Madrid, y progresivamente introducirá la 'Vivienda Inversa' en las principales ciudades del territorio nacional. 

Actualmente, el vehículo tiene un portfolio formado por más de 60 inmuebles residenciales que suman más de 8.500 m2 y cuyo precio medio de compra es de 2.972 euros/m2. La ocupación de sus activos está cerca del 100% y confía en el modelo de alquiler a largo plazo para sortear los momentos de inestabilidad como el actual, derivado de la crisis del coronavirus. Y cree que las soluciones residenciales para mayores que propone son un "mercado de alto potencial y en claro desarrollo en España, donde es de esperar que el volumen de operaciones converja con el de países de nuestro entorno como Francia y Reino Unido, donde ya se transaccionan 4.000 millones de euros anuales".

Además de comprar más inmuebles, la pieza clave de la estrategia de Almagro Capital pasa por abandonar el mercado de valores alternativo y pasar a cotizar al mercado continuo; esto es, a la bolsa tradicional. Un salto que "aportará valor, visibilidad y liquidez a la acción", según afirma la compañía.