Información sobre vivienda y economía

El estado actual del stock de viviendas en España resumido en seis sencillos gráficos

Autor: Redacción

El excedente de viviendas nuevas sin vender en España alcanza las 389.000 unidades, según un informe de Tinsa, una cifra en dos años y medio el tiempo necesario para que absorba el stock. Esto significa que la fecha de referencia es el primer semestre de 2008 y que la demanda será de unas 150.000 casas nuevas al año

Sus estadísticas apuntan a que el stock actual de la vivienda se corresponde con un 25% aproximadamente de todos los pisos que se han construido desde el boom, lo que significa que una de cada cuatro viviendas está en venta.  

El informe Radiografía del stock de vivienda 2015 de Tinsa, destaca que pese a la crisis se han construido 1,56 millones de viviendas desde 2008 en España, una cifra equivalente al 6,4% del parque total inmobiliario.

Dónde está el mayor número de casas vacías

En la actualidad, se encuentra vacías 389.000 viviendas nuevas, con las provincias de Madrid, Valencia, Murcia, Barcelona y Alicante acumulando el mayor número.

Dónde se encuentran las viviendas nuevas vacías en España

Las regiones más problemáticas

Sin embargo, si dejamos a un lado el número absoluto de viviendas desocupadas y miramos cuánto representan sobre el volumen de casas terminadas descubrimos que Almería (38,9%), Cuenca (37,1%), Castellón (36,1%), Toledo (34,7%) y Murcia (32,7%) acaparan las mayores tasas de viviendas vacías. Así pues, según Tinsa, el principal problema radica en cuánto de ese stock supone en la tasa de viviendas construida en cada zona.

Proporción del stock de viviendas nuevas vacías por provincias

La banca y Sareb, los mayores propietarios

El informe de Tinsa recuerda que La paralización de las compraventas durante la crisis ha llevado a la insolvencia a un gran número de promotores, incapaces de hacer frente a los compromisos derivados de los créditos asumidos. En este escenario, las entidades financieras han  hecho su aparición como nuevos propietarios de inmuebles y, como segunda derivada, la Sareb y los Servicers de la banca (Altamira, Haya, Aliseda, Solvia…) surgen como nuevos actores del sector. De hecho, controlan el 86,1% del total.

¿Se vende o se alquila?

El informe de la tasadora asegura que la inmensa mayoría del stock está en venta (el 91,2%), mientras que otro 8,8% está destinado al alquiler. El uso principal es para la primera residencia (81%).

En este sentido, Tinsa asegura que “existe una correlación entre el uso de esta fórmula y la proporción de stock. Es en aquellas ubicaciones donde existe un mayor porcentaje de vivienda nueva vacía sobre construida, la comercialización por alquiler es más elevada. En aquellas zonas en las que el índice de desocupación de la vivienda nueva es superior al 50%, la tasa media de alquiler roza el 12%. Y, al contrario, en ubicaciones donde el stock es inferior al 10% de la vivienda construida, la tasa de alquiler no alcanza el 6%”.

Otro dato revelador es que una parte del stock está fuera de mercado: es decir, ni está en venta, ni en alquiler, y Tinsa sitúa esa bolsa residencial en un 3,9%. “No todo el stock pendiente de venta tiene colgado un cartel. Es difícil estimar qué parte  de la bolsa de vivienda nueva vacía no se está comercializando, pero representa una parte relativamente reducida del total. De acuerdo a la situación existente en las localidades españolas con mayor bolsa de obra nueva por vender o alquilar, en esta situación de fuera de mercado se encontraría en torno al 4% del stock”, explica.

Las razones por las que no se venden, ni alquilan

La tasadora asegura que hay múltiples factores que explican por qué en el mercado todavía hay casi 400.000 viviendas vacías. Entre ellos están la demanda insolvente, la mala ubicación del inmueble, los altos precios y la falta de consolidación del entorno.

Los precios seguirán estables en 2016

La tasadora asegura que la sensación generalizada es que los precios se encuentran en un momento de estabilización. Una teoría que comparte el consenso de expertos.

Tanto es así que la previsión para el año que viene es de contención de precios en más de la mitad del stock. En concreto, Tinsa cree que el precio del 41,3% del excedente de vivienda se mantendrá estable, mientras que otro 22,5% podría experimentar una leve subida de entre el 0% y el 3%. En cambio, un 19% podría bajar hasta un 3%.

Lo que dejan claro las conclusiones del informe es que no habrá grandes descensos, ni grandes subidas: apenas un 1,8% del stock podría bajar más de un 6% y otro 2,3%, repuntar por encima de dicho nivel.