Información sobre vivienda y economía

La justicia tumba la Operación Calderón y obliga a diseñar un nuevo planeamiento

Autor: Redacción

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha anulado el plan urbanístico aprobado en 2014 por la exalcaldesa del PP Ana Botella para el ámbito conocido como Operación Mahou-Calderón. La sentencia señala que el plan permitía una edificabilidad por encima de la prohibición legal de edificar una altura superior a tres plantas más ático. El Ayuntamiento liderado por Manuela Carmena y el club del Atlético de Madrid ultiman un nuevo planeamiento. 

El TSJM ha anulado esta operación que contemplaba edificar en los terrenos del estadio del Atlético de Madrid y de la antigua cervecera de Mahou. pero también ha tumbado la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para este ámbito aprobada por la Comunidad de Madrid en diciembre de 2009. Así pues, tanto el Ayuntamiento de Madrid como el club de fútbol tienen que replantear desde cero la Operación Calderón, un hecho que ya contemplaban. 

La sentencia, contra la que cabe recurso ante el Tribunal Supremo, da la razón a Ecologistas en Acción, que denunció que el plan iba en contra de la Ley regional del Suelo aprobada en 2007 por Esperanza Aguirre, entonces presidenta de la Comunidad de Madrid (PP). Según esta ley, la edificación resultante no puede exceder de tres plantas más ático en todos y cada uno de los puntos del terreno. 

El Tribunal también ha anulado la modificación puntual del PGOU por "la falta de previsión de vivienda protegida dentro del ámbito". El plan parcial aprobado en noviembre de 2014 preveía la construcción de 1.800   viviendas repartidas en dos rascacielos gemelos de 36 pisos y ocho bloques de entre siete y 22 alturas. 

Ahora el gobierno municipal de Manuela Carmena (del partido Ahora Madrid) se ha sentado a negociar con el Atlético de Madrid y Mahou para desarrollar otro desarrollo urbanístico. Pero el consistorio no sólo redactará un nuevo plan parcial, sino también una nueva modificación puntual. El nuevo plan contempla reducir a la mitad las 1.800 viviendas previstas en el aprobado por el PP. 

Al club de fútbol le urge la aprobación de este nuevo plan parcial. Quiere vender el suelo por unos 170 millones de euros antes de 2017, una cantidad que que pidió prestada al magnate mexicano Carlos Slim para acabar las obras de La Peineta.