Información sobre vivienda y economía

Edificio España, Chamartín, Calderón, Campamento: los líos inmobiliarios de Carmena

Proyectos inmobiliarios en Madrid

Los distintos proyectos inmobiliarios y planes urbanísticos se acumulan sobre la mesa de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Y no están exentos de polémica. Desde los rumores de la marcha o permanencia del inversor chino del Edificio España, hasta la decisión definitiva de cómo van afrontar la urbanización de espacios como Castellana-Norte o la zona del estadio Vicente Calderón.

El Ayuntamiento de Madrid dirigido por Manuela Carmena, de la confluencia Ahora Madrid, lleva en consistorio desde el pasado mes de mayo de 2015. A punto de cumplir un año en el gobierno municipal, su área de desarrollo urbanístico se ha encontrado con varios asuntos que llevan coleando desde hace años en la capital y que necesitan definirse durante su mandato.

El debate en la actualidad se está centrando en la reforma y rehabilitación del emblemático Edificio España. El grupo Dalian Wanda, propiedad de Wang Jianlin, una de las mayores fortunas de China, compró el rascacielos en 2014 al banco Santander por 265 millones con la intención de abrir un centro comercial, hotel de cinco estrellas y viviendas de lujo. Pero el propietario se ha encontrado desde el principio con el ‘handicap’ del grado de conservación del edificio para poder acometer los cambios a su gusto.

Tras la negativa de la Comisión de Patrimonio, con participación de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, para aprobar el plan de Wanda de desmontar la fachada como si fuera un Lego, y defender el mantenimiento de la fachada de 117 metros de altura, los rumores de su marcha y las desavenencias con el consistorio no han cesado desde el pasado enero.

Sin embargo, el Ayuntamiento ha defendido hasta ahora que no ha tenido confirmación oficial de la salida de su inversión del gigante asiático hasta ayer mismo. La propia alcaldesa confirmó que se había reunido con los representantes de la filial del Grupo Wanda en Madrid para confirmar su intención de reformar el Edificio España.

"Wanda se queda en Madrid. Se ha abierto una nueva ronda de negociaciones. Wanda va a estudiar los flecos que le faltan por resolver con el Ayuntamiento para la reforma del edificio tras asegurar que tiene voluntad de quedarse con el mismo", confirmó Carmena, desmintiendo las informaciones que hablaban de lo contrario.

Aun así, Wanda ha contratado a la consultora JLL para que sondee el mercado en busca de un potencial comprador que pague por encima de esos 265 millones de euros que aportó en 2014 aprovechando la recuperación del mercado. El Confidencial afirma que el fondo de inversión estadounidense Hines y el grupo filipino Emperador, que acaba de comprar la Torre Espacio al Grupo Villar Mir, han mostrado interés por el Edificio España.

Los grandes proyectos urbanísticos de la capital en ‘stand by’

Sin embargo, la inversión en el Edificio España se queda pequeña en relación con las Operaciones urbanísticas que se encuentran paradas por motivos judiciales o por falta de un plan de desarrollo urbanístico sobre la zona, tales como la Operación Calderón, la Operación Chamartín o la incipiente Operación Campamento.

Sobre la operación urbanística en los terrenos de la antigua fábrica de cerveza Mahou y el estadio Vicente Calderón han ocurrido toda serie de ‘desgracias’. Un complejo desarrollo, con muchos flecos abiertos, que comprende un total de 204.218 m2 de superficie en el distrito de Arganzuela, entre los paseos de Pontones, Imperial y Virgen del Puerto, por la calle de Alejandro Dumas y por el río Manzanares.

Por un lado, la propia crisis inmobiliaria lastró las opciones de actuar rápidamente cuando se firmó el convenio entre las administraciones y los dueños de los terrenos (Mahou y Club Atlético de Madrid) allá por 2008.

Posteriormente, el proyecto inicial del Ayuntamiento regido por el PP para ocupar 48.054 m2 edificables con torres de edificios, otros inmuebles y comercios, mientras el resto se dedicará a zona verde y dotaciones públicas, sufrió la paralización de los tribunales al incumplir la Ley de Suelo de la Comunidad de Madrid, también bajo el mandato de los populares.

El Gobierno regional acabó modificando dicha ley del suelo para acabar con el límite de altura de cuatro plantas en estos casos, pero ahora se ha encontrado con que ha cambiado el signo político en el consistorio municipal y la forma de plantear el desarrollo urbanístico de la zona.

El actual edil de Desarrollo Urbano Sostenible de Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, ya ha confirmado que rebajarán la cifra de 2.000 viviendas proyectadas. De forma indirecta, todo esto afecta directamente al desarrollo del estadio de La Peineta, futura sede del club rojoblanco, y que en teoría no iba a costarle un euro. Las últimas informaciones son que el club dirigido por Enrique Cerezo ha vuelto a adquirir los derechos del suelo que cedió a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) para intentar reducir el gasto tras el cambio de plan urbanístico.

Otro proyecto que lleva 20 años parado sin acuerdo entre administraciones, inversores y propietarios es la llamada Operación Chamartin o Distrito Castellana-Norte.

Un terreno de más de tres millones de metros cuadrados al norte de la capital que actualmente ocupan en su mayoría las líneas férreas de Renfe y las instalaciones de Adif.

BBVA (75,5%) y la constructora San José pretenden construir 17.000 viviendas, además de complejos comerciales, ocio y zonas verdes. Pero también supondróa prolongar 3,7 kilómetros el paseo de La Castellana, principal arteria de la capital o soterrar las actuales instalaciones ferroviarias y ampliar los nudos de carreteras y la estación de Chamartín, además de remodelar la M-30, la M-40 y otros refuerzos.

El sector lleva tiempo pidiendo a los distintos gobiernos municipales que den el paso definitivo para concretar el Plan urbanístico de la zona. Pero de nuevo, el cambio de color político ha traído ‘nuevas ideas’ para la zona.

"Nosotros ya hemos hablado en varias ocasiones y tenemos nuestros propios proyectos de por dónde debe ser la reforma del norte de Madrid y estamos trabajando en ello", ha afirmado la alcaldesa Manuela Carmena.

El otro plan urbanístico que está parado es el de la Operación Campamento. 1,5 millones de m2 que se van a subastar ‘sien die’, para los que se esperaba levantar cerca de 11.000 viviendas. Los terrenos son propiedad del Ministerio de Defensa y a falta de sacar el espacio a subasta, cuenta con un presupuesto estimado de 80 millones de euros.

Pero las Elecciones Generales del pasado 20 de diciembre y el retraso en la formación del nuevo Gobierno están aplazando el comienzo de la subasta pública, por la que aún no hay un precio oficial de venta.

El Ayuntamiento también tiene que decidir aquí la planificación urbana de esta zona al suroeste de Madrid en el Distrito de Latina. Según ofrece el Ministerio a través del portal addmeet, donde está subastando todas las propiedades, “el plan General de Ordenación Urbana prevé la construcción de un intercambiador de transporte y la construcción de un tramo de túnel continuación del existente bajo la Avenida de Portugal hasta la desviación de la carretera de Boadilla del Monte. Las obras se proyectarán y ejecutarán por parte del Ayuntamiento de Madrid y serán financiadas con cargo a la operación urbanística”.

El grupo inversor Wanda mostró su interés por invertir en estos terrenos para lo que preveía invertir cerca de 3.000 millones de euros, donde quería construir un complejo de ocio y juego. Pero como todo, está parado y pendiente del comienzo del proceso ordinario