Información sobre vivienda y economía

Una mujer dirigirá el BCE: Christine Lagarde cogerá el testigo de Mario Draghi en noviembre

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Quedan menos de cuatro meses para que el italiano Mario Draghi abandone la presidencia del Banco Central Europeo (BCE). A partir de octubre, el mandatario cederá el testigo a Christine Lagarde, exministra económica de Francia, actual gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) y una de las mujeres más influyentes del mundo.

A partir del 1 de noviembre, la máxima autoridad monetaria y financiera en la eurozona estará liderada por una fémina por primera vez en sus 21 años de historia (de hecho, era la única presente en las quinielas), aunque la silla presidencial del guardián del euro ya ha tenido un nombre francés en el pasado: Jean-Claude Trichet fue el antecesor de Draghi, y con él el euríbor registró máximos históricos. 

Draghi, sin embargo, ha enfocado su mandato de forma diferente y pasará a la historia como el gran artífice de las medidas extraordinarias para impulsar la economía y los precios en la región de la moneda común a través de rondas de liquidez para los bancos (conocidas como LTRO), un programa multimillonario de compra de deuda pública y privada, y de bajar los tipos de interés hasta mínimos históricos. Pero, sin duda, su momento más recordado será el famoso discurso que pronunció en Londres en julio de 2012. 

Con este breve mensaje “Within our mandate, the ECB is ready to do whatever it takes to preserve the euro. And believe me, it will be enough" (“dentro de nuestro mandato, el BCE está dispuesto a hacer lo que sea necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente”), Draghi marcó un antes y un después en la crisis de deuda soberana de la eurozona, y evitó entre otras cosas la ruptura del euro y el rescate de España. 

Draghi empezó a bajar el precio del dinero en 2011 y lo situó en el 0,0% en marzo de 2016, nivel en el que se mantiene actualmente. Además, el mercado empieza a sospechar que el organismo podría bajar los tipos hasta situarlos en terreno negativo en su intento por garantizar la estabilidad de precios en la eurozona, a pesar de los encontronazos que ha provocado esta estrategia con el sector financiero.

A la espera de conocer si finalmente los tipos de interés llegarán a situarse por debajo del 0%, lo que está claro es que Christine Lagarde deberá equilibrar la política monetaria expansiva con los riesgos comerciales, económicos y geopolíticos que actualmente están pesando en los mercados y la economía mundial. De momento, al menos, el mercado ha recibido con los brazos abiertos la noticia de que Lagarde, considerada una 'paloma', que es como se conoce a los partidarios de doctrinas acomodaticias, por lo que ven a la sucesora como un relevo continuista y no como un cambio brusco. 

Según explican desde la gestora Julius Baer, su elección elimina los temores de que un halcón (que da nombre a los partidarios de doctrinas más restrictivas) ejecute la política monetaria europea a partir del otoño de 2019, ya que aparentemente está defendiendo una postura más generosa en el terreno monetario". 

La gestora Pimco, por su parte, opina que "Christine Lagarde debería trasladar un punto de vista fiscal a la política monetaria, que podría ser oportuna dado el reto al que se enfrenta el BCE durante la próxima recesión".