Información sobre vivienda y economía

La paradoja del 'Brexit': se hunden las operaciones inmobiliarias en Londres pero aparecen los chollos

Wikimedia commons
Wikimedia commons
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

El 'Brexit' pasará a la historia como la crónica de una crisis anunciada. Se deshacen operaciones millonarias en Londres pero las viviendas empiezan a ser muy atractivas. 

El grupo alemán Union Investment estaba en conversaciones para comprar un bloque de oficinas de 125.000 m2 en Canon Street, en Londres. El precio de la operación era de 465 millones de libras (553 millones de euros). Pero la semana pasada, justo después de conocerse que los británicos querían salirse de la UE, los alemanes se retiraron del acuerdo.

Según Financial Times, no ha sido el único caso de gran operación arruinada por el brexit. El edificio que ocupaba el número 1 de Wood Street, sede de la firma de abogados Everheads, iba a ser comprado por otra empresa inmobiliaria alemana llamada KanAm por 190 millones de libras (226 millones de euros). Ahora es papel mojado.

La ruptura de negociaciones incluye también un edificio de 20 millones de libras (23,7 millones de euros) situado en el número 1 de Chancery Lane iba a ser comprado por un inversor privado español. Según Financial Times, el comprador se ha retirado.

Los inversores habían pensado que era un buen negocio comprar oficinas en Londres porque la City siempre atraía empresas que se querían asentar: firmas de abogados, empresas de comunicaciones, bancos, financieras… En el fondo, Londres era el centro neurálgico de las finanzas europeas. Pero temen que la ciudad de los banqueros se queda sin banqueros y sin oficinas, y que haya una huida en masa de empresas al continente, empresas que quieren ahorrar costes.

Una de las que quiere huir es el gigante Vodafone, que ya ha anunciado que saldrá de Gran Bretaña porque la libertad de movimientos de capitales y personas de la que gozaba como país de la UE, le ha reportado muchos beneficios. El 55% del beneficio de Vodafone procede de países de la UE, y sólo el 11% del Reino Unido. Eso significa que peligran los 13.000 puestos de trabajo británicos.

Vodafone opera en 26 países y tiene una plantilla de 120.000 personas en todo el mundo. Tiene dos años para tomar su decisión, que es el plazo que ofrece el artículo 50 de la UE para los países que se quieran salir de la Unión.

De acuerdo con los agentes de propiedad inmobiliaria Cushman & Wakefield, las inversiones en propiedades en Gran Bretaña han caído a la mitad en 2016. Por ejemplo, el año pasado llegaron a 13.300 millones de libras esterlinas (15.818 millones de euros) en el primer semestre, y este año se calcula que serán poco más de 7.000 millones (8.325 millones de euros).

Menos ofertas, más chollos

En contrapartida, el brexit está haciendo que esas propiedades sean más atractivas con el paso del tiempo. Primero porque al haber menos postores, los propietarios estarán más dispuestos a bajar los precios. Y segundo, si la libra se sigue debilitando, será aún más barato en relación con el euro o con el dólar.

Un piso de 6,95 millones de libras en Kensington que iba a ser comprado por un inversor ruso que se arrepintió, ahora se vende por 6,75 millones de libras, según informaba la web boingboing. Un piso de tres habitaciones en Swiss Cottages que se vendía por 1,5 millones de libras ahora se vende por 1,05 millones. Un pisito de dos habitaciones en Whitechappel que valía 1,1 millones ahora se ofrece por 720.000 libras. Y en el legendario barrio de Notting Hill, una casita cayó de 1.59 millones a 1,35 millones.

Algunos especialistas piensan que esto es lo mejor que lo podía haber pasado al mercado inmobiliario británico porque estaba superinflado. “Los precios en el mercado de la vivienda de lujo de Londres van a disminuir porque decenas de miles de casas van a estar en la parrilla de salida llenas de naftalina ya que la demanda mundial de este tipo de casas va a caer”, decía Stuart Law, de Assetz Property a la web boingboing.

Los alemanes de Union Investment dicen sin embargo que cuando se asiente la polvareda que ha causado el brexit, Gran Bretaña seguirá siendo un buen mercado. Califican de ‘cisne negro’ lo que ha pasado (un suceso inesperado de consecuencias enormes), pero piensan que se llegará al final a un acuerdo para que Reino Unido no pierda sus cualidades como país atractivo para la inversión, según informa FT.