Información sobre vivienda y economía

CEOE: "Es vergonzoso que España no esté entre los países donde es más fácil hacer negocios"

España tiene muchos retos por delante y no puede permitirse el lujo de seguir retrasando las reformas que necesita nuestra economía. Éste es el principal mensaje que ha lanzado Juan Rosell, presidente de la CEOE, durante su intervención en unas jornadas celebradas en Santander.

Según el primer espada de la patronal, uno de los objetivos más inminentes de nuestro país es facilitar la aparición y supervivencia de las empresas, que son los únicos organismos capaces de crear empleo de forma estable y sostenida. 

Y el primer paso para conseguirlo es quitar trabas al mundo de los negocios. "Es una vergüenza que España esté en el puesto 33 del ranking Doing Business que elabora el Banco Mundial. Deberíamos estar entre las posiciones 13 y 15 en lo que a dar facilidades se refiere por nuestro peso económico", ha recordado durante su intervención.

Sus palabras coinciden con una de las peticiones que lanzó la semana pasada la asociación Multinacionales por Marca España durante la presentación de un informe. “No podemos permitirnos retrasar las decisiones de inversión. La burocracia es tremenda comparada con el entorno y la competencia global es muy fuerte, por lo que compañías y Administración debemos trabajar juntos para atraer más dinero exterior”, aseguró Adolfo Aguilar, presidente de la institución.

Por su parte, Ángel Ron, presidente de Popular, recuerda que "montar una empresa en España exige de media realizar 11 trámites, más del doble de lo que se necesita por ejemplo en Francia (cinco). Por tanto, empezar un negocio en nuestro país requiere una gran fortaleza mental".

Junto con la mejora del clima empresarial, el presidente de la patronal cree que España debe reducir y simplificar el marco normativo (según la CEOE, actualmente hay 160.000 leyes que afectan directamente a la actividad empresarial), reformar la negociación colectiva y aprender a gestionar mejor el gasto público. 

"Desde los años 80 se han transferido casi 2.000 competencias a las comunidades autónomas y solo en las últimas dos décadas hemos hecho medio centenar de reformas laborales. En el IRPF ya hemos hecho 500 cambios y es una locura. Sin duda, es una de las primeras cosas que debemos cambiar", ha insistido.

En este sentido, ha apremiado a los partidos políticos a dejar a un lado sus ideas y trabajar para alcanzar pactos de Estado que contemplen medidas a largo plazo. "Hemos de hablar menos de ideologías y más de realidades. Necesitamos ser conscientes de que no estamos solos en el mundo, que debemos recuperar competitividad y de que tenemos muchas carencias. Hemos de sumar, porque si no sumanos no llegaremos donde tenemos que llegar todos juntos", ha añadido.

Más flexibilidad y mejor gestión

La CEOE sitúa a la negociación colectiva y a la mejora de la gestión de los recursos públicos como las piezas clave del engranaje de la recuperación.

Rosell insiste en que hay que realzar la figura del empresario y dotar de mayor flexibilidad al tejido productivo, sobre todo a los pequeños negocios. Una teoría que comparten las consultoras de recursos humanos, quienes han pedido al próximo Ejecutivo unas políticas de empleo más simples, directas y eficientes para que las empresas puedan seguir creando puestos de trabajo.

"No creo que el debate sobre el empleo esté ahora en si debemos subir o no el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), sino que la prioridad es la negociación colectiva. Es aquí donde nos jugamos la competitividad", ha recalcado Rosell.  Entre las medidas que propone se encuentra, por ejemplo, la puesta en marcha de un nuevo esquema de salarios, donde haya un variable ligado a criterios como la productividad o el absentismo laboral.

En lo que se refiere al gasto público, su recomendación va encaminada a mejorar la gestión. "Podríamos hablar del antiguo INEM, de los Ministerios, de las diferentes administraciones territoriales... Debemos ser flexibles como para abrir organismos, cerrarlos, fusionarlos... Podemos y debemos cambiar muchas cosas", ha señalado.