Información sobre vivienda y economía

Los analistas dan un voto de confianza al ladrillo en bolsa en un 2020 complejo

Autor: Redacción

La grandes inmobiliarias españolas, tanto las socimis como las promotoras de viviendas, cuentan en mayor o menor medida con el apoyo de los analistas. Los expertos creen que queda valor en el sector en un ejercicio 2020 marcado por la incertidumbre política y la desaceleración del mercado inmobiliario. Un año complejo al que el ladrillo español se enfrenta con diferentes armas y que ha empezado con estabilidad en las cotizaciones.

Los analistas vuelven a apostar por las socimi después de un 2019 extraordinario para todo el sector en Europa, con subidas medias del 30%. Y también para los grandes transatlánticos españoles, que ejercieron de estrellas bursátiles en 2019. Colonial subió cerca de un 40% y Merlin Properties casi un 20%, muy por encima de la subida media del 12% del Ibex 35.

Las expectativas de los analistas para las dos grandes socimi son muy distintas. Aunque está en zona de máximos históricos, las firmas fijan un potencial alcista del 10% para Merlin, la mayor socimi española por capitalización bursátil. El precio objetivo de la compañía no ha dejado de subir en los ultimos meses y ya supera los 14 euros por acción. Todo un récord  que se traduce en que tres de cada cuatro analistas recomienda comprar.

Muy distinta es la situación de Colonial. Subió tanto el año pasado que se quedado sin recorrido, según las previsiones de las firmas de análisis. Le dan un precio objetivo medio de 11,4 euros, totalmente en línea con el de mercado. En este comienzo de año, Colonial está haciendo otra exhibición de estabilidad a pesar de las dudas generadas por la tensión entre Irán y Estados Unidos que han roto las expectativas de un buen inicio de año en las bolsas.

Pero ni Colonial ni Merlin corrigen, en una demostración de que el mercado ha convertido a las grandes socimis españolas en poderosas fortalezas defensivas en el parqué. Su diversificación de activos y geográfica y sus atractivos dividendos hacen que las dos compañías rindan mejor cuando los inversores tienen que buscar valores estables y seguros.

También Lar ha empezado 2020 muy tranquila, siempre alrededor de los 7 euros a los que terminó un 2019 gris, de suaves pérdidas, muy lejos de las prestaciones de las dos grandes compañías cotizadas del sector. Pero los analistas creen que el grupo especializado en centros comerciales puede tener un año extraordinario por delante.

Lar no cuenta con una sola recomendación de venta y podría subir cerca de un 50% por encima de los 10 euros superando el precio de salida a bolsa de marzo de 2014. Para ello necesitará un despegue en el parqué que se hace de rogar, como ocurre en el caso de las promotoras inmobiliarias, que han empezado el año bursátil con buen tono pero tienen aún mucho que demostrar.

Muy desgastadas ya en bolsa por las caídas de los últimos trimestres (las tres de nuevo cuño bajaron en 2019 con Metrovacesa a la cabeza), cuentan con previsiones optimistas pero dispares. Las tres han visto como sus precios objetivos se desplomaban a lo largo de 2019, por el impacto de la desaceleración económica y, en algunos casos, por el incumplimiento de los planes de negocio.

Pero los analistas consideran que el castigo ha sido excesivo en el caso de Aedas y Neinor, para quienes fijan recorridos alcistas del 35% y del 15% respectivamente desde los niveles actuales. Las expectativas cambian radicalmente en el caso de Metrovacesa, que a pesar del desplome hasta mínimos históricos apenas tiene potencial alcista.