Información sobre vivienda y economía

Carlyle ‘explota’ la burbuja de Codorníu y pone a la venta dos de sus inmuebles emblemáticos

Codorníu
Codorníu
Autor: Redacción

Otra empresa que se suma a la desinversión de activos. Carlyle, menos de un año después de convertirse en accionista mayoritario de Codorníu, ha puesto en el mercado dos de los activos inmobiliarios más emblemáticos de la compañía especializada en la producción de Cava por no considerarlos estratégicos.

Se trata de la Masía Bach, situada en Sant Esteve Sesrovires, y Cavas Rondel, en Cervelló, ambos, municipios de Barcelona. Estos dos espacios se encuentran sin actividad productiva desde hace años, según publica Expansión, por lo que la compañía de inversión estadounidense ve conveniente deshacerse de ellas. El precio por el que se han puesto a la venta cada uno de los activos inmobiliarios no ha trascendido.

La finca situada en Sant Esteve de Sesrovires cuenta con una extensión total de 48.400 m2 aunque la superficie construida es de 3.000 m2. Esta mansión se construyó en 1989 por el arquitecto José María Sala y debe su nombre a sus primeros dueños, los empresarios textiles Pedro y Ramón Bach. En ella se localizaba una línea de embotellado, si bien su actividad económica cesó en 2013.

Las instalaciones de Cavas Rondel, en Cervelló, disponen de 24.000 m2 en planta y 43.000 m2 de superficie subterránea. Su diseño recayó en Lluís Bonet Garí, discípulo de Antoni Gaudí y miembro del equipo de arquitectos de la Sagrada Família. El espacio es utilizado de forma frecuente para organizar grandes eventos empresariales y privados, gracias a su gran capacidad.