Información sobre vivienda y economía

10 cosas que no existían hace 20 años y sin las que hoy no podríamos vivir

teléfono móvil
Autor: Carlos Salas (colaborador de idealista news)

¿Alguien podría vivir todo un día sin el teléfono móvil, sin usar Internet o las redes sociales para comunicarse? Hace 20 años sí era posible pero hoy en día resulta prácticamente imposible para la mayoría de los ciudadanos. Te mostramos las 10 cosas que son necesarias e incluso para el común de los mortales

1.- teléfonos inteligentes: a finales de los 80 ni siquiera se habían popularizado los móviles. Solo los altos ejecutivos tenían acceso a estos instrumentos de comunicación cuyo precio por unidad equivaldría hoy a más de 2.000 euros. Los móviles empezaron a extenderse en la segunda mitad de la década de los noventa. Y los teléfonos inteligentes vinieron con el siglo xxi, casi podíamos decir que en los últimos cinco años. Y hoy son el aparato con el que tenemos más estrecha relación

2.- google: la compañía californiana nació en 1998. Dos chicos inventaron un buscador más rápido y cuando lo quisieron vender, nadie lo quería: yahoo! Lo rechazó. Entonces lo lanzaron por su cuenta. Hoy es el buscador más usado en España

3.- DVD: no hay hogar donde falte el reproductor de DVD. Parece que ha estado con nosotros toda la vida. Pero en realidad, ese estándar nació en 1995 y se empezó a extender a partir de 1996. Llegado el año 2000, muchos hogares aún usaban los viejos reproductores de casete

4.- cámara de fotos digital: incorporadas a los teléfonos móviles o fabricadas por las viejas casas de fotografía, las cámaras digitales se pusieron de moda a partir del año 2000 y con mucha lentitud. Eran muy caras y muy malas. La explosión llegó hace pocos años. Por cierto, el inventor de las cámaras digitales fue kodak, fabricante de películas. Pero no confió en ello. Hoy kodak casi ha dejado de existir

5.- tabletas y lectores lectrónicos: en su momento existió un producto de apple llamado newton que era lo más parecido a una tableta. Pero fracasó porque se adelantó a su tiempo. El primer ipad es de 2010. Hace cuatro años. Luego se convirtió en una moda mundial y hoy gracias a las tabletas ya se habla de ‘la segunda pantalla’. Es decir, vemos la tele con una tableta sobre las piernas y con ella ampliamos información sobre la película que estamos viendo, o incluso, comentamos en redes sociales. Los lectores electrónicos de libros se popularizaron a partir de 2011 en España. Kindle nació a finales de 2007. Hoy casi todo el mundo ha leído por lo menos un libro en formato electrónico

6.- Internet: la red mundial nació en 1991 pero los españoles no sabían lo que era en 1994. Había pocas páginas en el mundo, y casi nadie tenía conexiones a Internet en sus hogares. Por cierto, ¿Se acuerdan de aquellos modem que hacían ruido y que tardaban varios minutos en conectar?

7.- bombillas de bajo consumo: en nuestros hogares usábamos las viejas bobillas incandescentes que gastaban una enorme cantidad de dinero y generaban mucho calor. Duraban entre 500 y 2.000 horas. Las nuevas lámparas lfc pueden durar hasta 8.000 horas y hoy son comunes en todos los hogares

8.- televisores de pantalla plana: ya se presentaban en las ferias de tecnología a finales de los años ochenta pero valían más de un millón de pesetas (6.000 euros de ahora). En 1994 solo los ricachones o los frikis de la tecnología podían permitirse estos aparatos. Los viejos televisores fueron desterrados a lo largo de los últimos diez años (sobre todo en los eventos deportivos aprovechábamos para comprarlos) y hoy las pantallas planas son uno de los bienes del hogar más asequibles

9.- redes sociales: facebook, twitter, tuenti, linkedin, instagram y todas las aplicaciones para redes sociales son empresas de los últimos diez años. Hoy no podríamos vivir sin relacionarnos con los demás a través de estas aplicaciones

10.- servicios telefónicos y on line: ¿Ir al banco a gestionar nuestros recibos? ¿Reducir nuestra cuota a la compañía de seguros? ¿Cambiar de compañía eléctrica? Todo eso lo hacemos por teléfono o incluso, metiéndonos en nuestras cuentas online de diferentes compañías. Hasta lo hacemos mediante aplicaciones que nos hemos descargado en nuestro teléfono inteligente. Hace 20 años teníamos que hacer cola para gestionarlo porque no nos fiábamos de hacerlo por teléfono

 

Etiquetas
Carlos salas