Información sobre vivienda y economía

La oferta y la demanda vuelven a cruzarse en el mercado de oficinas

paseo de la castellana, madrid
Autor: gusmartinezjll

Artículo escrito por Gustavo Martínez, consultor senior capital markets de jones lang lasalle

En los últimos meses, hemos vivido con la siguiente ecuación:

[España + mercado inmobiliario = inversión imposible u oportunista (vamos, que conociendo a los vendedores=imposible)]…

Desde el desplome de los volúmenes de inversión en 2009, el mercado de oficinas no termina de recuperarse por diversos factores tanto endógenos como exógenos. Estos últimos han sido los que han lastrado la mayor parte del interés inversor internacional sobre todo en 2012. En verano, en las reuniones con inversores extranjeros las conversaciones no iban tan encaminadas a saber cuál era la renta de oficinas en castellana o a qué yield comprar en gran vía sino más bien a saber qué iba a pasar con el famoso rescate del país y/o de la banca, la prima de riesgo, la desconfianza que les generaba la clase gobernante, tanto saliente como entrante, la gran inseguridad jurídica que suponían los diferentes vaivenes legislativos en materia de provisiones bancarias e incluso algunos preguntaban si pensábamos que españa abandonaría el euro y/o la unión europea!

Es más, en una ocasión me llegaron a preguntar si con más de un 20% de paro, la gente no estaba en las calles, coctel molotov en mano, y a punto de asaltar el Parlamento! Algo exagerados estos americanos…

En 2013 la situación parece haber dado un giro de 180º: por ejemplo, ahora recibimos numerosas llamadas y organizamos reuniones donde el denominador común es el siguiente: “tengo un volumen para invertir de €X millones y busco activos inmobiliarios…”. Después de secarme la lágrima de la emoción que me produce el ver que existe de nuevo interés en comprar activos inmobiliarios en España, me pregunto “¿Qué ha pasado en los últimos meses que ha cambiado tanto la película?”

Sin entrar en muchos detalles, parece evidente que la situación macroeconómica ha mejorado como demuestra nuestra querida “prima”. Pero sobre todo, la frenética actividad de las últimas semanas de diciembre y las operaciones cerradas a finales de 2012 han dado la señal al mercado de que parece que oferta y demanda vuelven a cruzarse: los precios de ciertos activos están ya ajustados o están muy próximos a hacerlo. Se ha puesto de manifiesto que operaciones que llevaban en el mercado un tiempo considerable han alcanzado niveles de precios atractivos a los compradores, como es el caso del Proyecto Copérnico, pero no solo eso, sino que ¡además se trata de edificios vacíos y para rehabilitar! Algo impensable solo 6 meses antes...

Todo parece indicar que nadie quería ser el primero en dar el primer paso y comprar a precios que, en teoría, no habían tocado fondo. Bueno, pues valientes como Autonomy, Varde, Anchorage o los archi-famosos inversores latinoamericanos (todo el mundo tiene a uno en exclusiva) han sido los primeros en aventurarse a realizar inversiones inmobiliarias en activos que no son considerados prime

Creo no ser el único en pensar que a los precios de cierre de dichas operaciones, con una estrategia de salida a medio/largo plazo y con una correcta gestión y comercialización estos inversores se alegrarán de haber sido de los primeros en materializar su apetito inversor

Visita la web de jones lang lasalle