Información sobre vivienda y economía

Un juez condena a una promotora por vender un piso más pequeño de lo pactado

panorámica del complejo de edificios isozaki atea
Autor: Redacción

El juzgado de primera instancia número 2 de bilbao ha condenado a la promotora lariam 95 a indemnizar a una pareja con 53.577 euros por entregarles una vivienda más pequeña de lo firmado, más tarde de lo estipulado y con defectos de acabado. La vivienda en cuestión tenía más de tres m2 menos de lo firmado (87,46 m2 reales, frente a los 90,82 m2 firmados), por lo que el juez ha señalado que por este concepto la empresa promotora deberá abonar a los dueños 24.287 euros ya que la vivienda fue vendida como de lujo y a un coste de 7.500 euros/m2. La sentencia será recurrida

La vivienda situada en un bloque del complejo isozaki atea costó un total de 643.000 euros y debería haberse entregado en el segundo trimestre de 2007. Finalmente la entrega tuvo lugar dos años después sin una razón prevista en el contrato. Además, en la entrega de la vivienda aún quedaban fallos por arreglar y acabar, por lo que los dueños tuvieron que pasar unos meses de alquiler. Los costes de este periodo y los de fallos de edificación forman parte de la indemnización total de 53.577 euros

Menos superficie

Los propietarios contrataron un perito para realizar las mediciones con láser y se encontraron con que la vivienda medía 87,46 m2 (frente a los 90,82 m2 que figuraba en el plano). Posteriormente, la promotora midió la vivienda y obtuvo una cifra de 88,02 m2. La sentencia da por bueno el cálculo del perito pagado por los propietarios por considerar que las desviaciones pueden deberse al instrumento utilizado. El juez no aceptó el argumento de la promotora de que la vivienda se vendió "como un cuerpo cierto", lo que excluiría modificaciones en el precio por tener mayor o menor superficie. El magistrado señaló que este criterio no puede aplicarse cuando los inmuebles se venden sobre plano y a los compradores les resulta imposible valorar sus dimensiones reales