Información sobre vivienda y economía

Mazazo fiscal a los trabajadores que pasan el alquiler de la vivienda por la empresa

ministro de hacienda, cristóbal montoro
Autor: Redacción

El gobierno pondrá punto y final a la práctica desarrollada por algunas empresas para conseguir que sus empleados incrementen su salario neto mensual disponible, mediante el ahorro de una parte importante del alquiler de sus pisos. La actual normativa del IRPF permite que la empresa abone el alquiler de la vivienda del trabajador como retribución en especie,  obteniendo éste así una importante exención de su IRPF, lo que conlleva un ahorro anual de miles de euros a los trabajadores, especialmente a los de rentas medias y altas. Con la nueva ley de acompañamiento de los presupuestos se penalizará esta fórmula de alquiler, que perderá totalmente su atractivo

Desde hace años, numerosas empresas recurren al alquiler de viviendas como fórmula de retribución flexible a sus empleados, al igual que se hace con populares cheques comida o guardería. Así, los trabajadores por cuenta ajena que vivían de alquiler podían pactar que la empresa les abonase directamente el alquiler de la vivienda (generalmente descontándolo de su salario) a través de un plan de retribución flexible

Una parte importante del dinero abonado por ese alquiler queda exento del pago del IRPF, por lo supone un notable ahorro fiscal e incluso en algunos casos una reducción del IRPF del trabajador mediante un mecanismo sencillo

Es una fórmula mediante la que tanto empresa como trabajador ganan, ya que la primera consigue una retribución más personalizada y rebajar la presión fiscal de sus trabajadores con el mismo gasto, y el segundo logra un mayor sueldo neto o efectivo con el mismo salario bruto. No obstante, hay un perdedor: la administración, que deja de ingresar varios miles de euros al año al no quedar esta parte sujeta a la retención por IRPF

Esta opción era especialmente interesante para aquellos inquilinos con salarios superiores a 24.020 euros anuales, límite para desgravar por alquiler de vivienda, aunque podía ser utilizado por trabajadores de cualquier rango salarial

Qué va a cambiar

Hasta ahora, a través de esta opción, el pago del alquiler se contabilizaba como ‘pago en especie’ y a efectos del IRPF sólo se contabilizaba el 10% del valor catastral de la vivienda o el 5% si el valor había sido revisado. Por lo tanto, el IRPF a pagar se veía reducido de manera importante ya que el 5% del valor catastral suele ser muy inferior al abono de 12 mensualidades de alquiler, especialmente en las grandes ciudades

El proyecto de medidas tributarias que acompaña a los presupuestos generales del estado para 2013 deja tocado de muerte este plan, ya que modifica la regla de cálculo de la retribución en especie por cesión de vivienda cuando la casa no es propiedad de la empresa, de tal manera que de aprobarse, la retribución se contabilizará por el coste real del alquiler pagado por la empresa, pasando los valores anteriores a contar como mínimos

Qué ahorro supone esta práctica para el inquilino

Pagar el alquiler a través de un plan de retribución flexible supone que el inquilino pueda ahorrarse una buena suma de dinero al año, que depende de sus ingresos, pero que fácilmente rondaría el importe de entre 2 y 3 mensualidades de alquiler al año

Por ejemplo, para un trabajador con un salario de 40.000 euros brutos, que pagase un IRPF del 22% y que abonase un alquiler de 1.000 euros al mes (12.000 euros/año), esta fórmula de retribución flexible le permitía ahorrar unos 2.700 euros al año en impuestos. A mayor salario, mayor ahorro, ya que el IRPF es superior. En resumen, toda una inyección de liquidez que previsiblemente se acabará en los próximos meses

Noticia relacionada:

Una idea para reducir tu IRPF: que tu empresa pague el alquiler