Información sobre vivienda y economía

Cómo financiar las obras de reforma de una vivienda sin pedir dinero al banco

la financiación del propio contratista es una opción para pagar las obras de casa
Autor: Redacción

En un momento de cierre del grifo del crédito por parte de los bancos, lograr financiación para reformar una vivienda puede convertirse en una ardua, por no decir imposible, tarea. Lo primero que hay que tener en consideración es qué tipo de obras vamos a realizar: un simple lavado de cara o una rehabilitación integral. Algunas de las alternativas posibles a la financiación bancaria son las subvenciones o la financiación del propio contratista

Subvenciones:

Para esto es necesario investigar si nuestro ayuntamiento o comunidad autónoma concede algún tipo de ayuda para estas tareas. Además, las subvenciones varían en función de la región. Una vez que se localiza algún de ellas, es imprescindible leer con atención para ser consciente de sus particularidades. Además, lo habitual es que éstas se aprueben y abonen después de que se haya ejecutado la obra. Por otro lado, no suelen cubrir el 100% del coste de la reforma

La del propio contratista:

Se suele negociar con él un calendario de pagos. También puede facilitarnos financiación a través de letras de cambio aceptadas por nosotros. Estas letras pueden ser descontadas por el banco del constructor. Esto supone que si decidimos no pagarlas por disconformidades con la obra, el banco que las ha descontado nos las podrá reclamar, embargando nuestros bienes, sin perjuicio del pleito que tengamos con el contratista

También existe en este punto la posibilidad del aval bancario también podemos conseguir unas óptimas condiciones financieras de financiación por parte del contratista en importe, plazos y costes si reforzamos nuestras garantías con un aval bancario

Otra posibilidad es el contratista nos consiga financiación actuando como prescriptor. Pueden hacerlo bien con un Establecimiento Financiero de Crédito, tramitando el propio constructor toda la operación, bien presentándonos a algún banco con el que suele trabajar

Tarjetas de crédito

Determinados establecimientos con tarjeta propia pueden darnos una financiación gratuita a plazos cortos. Conviene recordar que si se recurren a las tarjetas de crédito tradicionales es importante tener cuidado con los aplazamientos, ya que tienen costes elevados

Ver más noticias de: 
Reformas viviendaObras vivienda