Información sobre vivienda y economía

Vivir en una infravivienda perjudica seriamente la salud

cerca de 1,5 millones de familias españolas viven en infraviviendas. foto: gtres
Autor: Redacción

Depresión, ansiedad, migrañas o dolores de espalda crónicos son algunos de los males que aquejan a quienes residen en condiciones poco salubres en las llamadas infraviviendas, casas que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad

Cerca de 1,5 millones de familias españolas viven en estos hogares mal ventilados, semiderruidos, con humedades o en los que es imposible mantener una temperatura adecuada, y esta circunstancia se refleja en su salud: según cáritas Barcelona, dos de cada tres personas que viven en infraviviendas presentan mala salud mental además de problemas físicos

La entidad benéfica ha constatado que los índices de depresión o ansiedad derivados de unas condiciones de vivienda inadecuadas, son “extremadamente altos y muy superiores a los del conjunto de la población”, llegando a unos máximos del 86% en caso de las mujeres y del 71% en el caso de los hombres

Además, el 20% de los niños que atienden tienen problemas de hiperactividad, mala conducta o dificultades emocionales. Los pequeños somatizan la presión que implica vivir en la precariedad y desarrollan “problemas relacionados con la alimentación, otitis o una mala salud mental”, entre otras dolencias