Información sobre vivienda y economía

Cómo lograr espacios neutros y sobrios para facilitar la venta de la vivienda

Autor: Redacción

Artículo escrito por matthieu bouchon, socio y director comercial de Barcelona home staging

La preparación a medida de un inmueble a la venta, con el objetivo de conseguir una comercialización más rápida y a mejor precio es una técnica del sector inmobiliario también conocida como ‘home staging’

El objetivo es claro y concreto. No es que la casa quede más bonita, o que parezca más guay, o más fashion, o más feng shui; sino, simplemente, que quede más vendible. Esto es lo que necesita el propietario, la mejora estética sólo es un medio. Lo importante en una operación de home staging no es que el resultado visual guste al propio propietario, o a sus hijos, o a su vecino, sino que facilite el trabajo de las personas encargadas de la comercialización del inmueble. La referencia siempre es la comercialización: preparar el inmueble de forma que estas personas se encuentren en las mejores condiciones para traer visitas, con mayor posibilidad de éxito

A la hora de optimizar la presentación de una casa o de un piso para el mercado inmobiliario, la neutralidad es entonces absolutamente clave. El principio es: que cualquier persona, sea cual sea su edad, sus gustos, su categoría social o sus necesidades inmobiliarias, pueda sentirse cómoda desde el primer segundo de su visita. Ésta es la gran diferencia con el interiorismo “puro y duro”

 

Neutralidad en los colores: los colores vivos marcan demasiado un estilo. Los profesionales de la preparación de viviendas para el mercado inmobiliario siempre usan el blanco o colores muy claros para sus trabajos de pintura, y disponen de tejidos y objetos de colores sobrios
 
 

Neutralidad en el estilo: es difícil hacer una visita exitosa en un “piso de abuelos” con una pareja joven. Y es difícil hacer una visita exitosa en una “casa-museo” donde lo que fija la atención no son las cualidades del inmueble, sino los libros, los cuadros, etc... para optimizar la comercialización de muchas viviendas, hace falta un trabajo preparatorio para aligerar, despejar, y dar un tono sobrio al conjunto. Un estilo demasiado marcado debilita el atractivo de las fotos del inmueble, y perjudica el trabajo comercial

 

Neutralidad en la decoración: es importante evitar que el potencial comprador se sienta como en casa de otra persona, y se sienta entonces incómodo durante su visita. Por eso es tan importante la despersonalización de un inmueble en su preparación para el mercado inmobiliario: quitar todo lo que identifica la casa a sus previos propietarios, e instalar elementos neutros

 

Neutralidad en la ocupación de los espacios: puede ser que el próximo visitante necesite un despacho, o puede ser que no. Puede ser que necesite un dormitorio de niños, o puede ser que no. Si a una habitación se da visualmente una función demasiado marcada, el vendedor cierra puertas innecesariamente a muchos compradores

Un buen profesional de home staging domina estas reglas, y pone a disposición todo el material necesario (muebles, lámparas, objetos prácticos y de decoración) durante el periodo de comercialización... por una inversión por parte del propietario de 0 euros

Visitar la web de Barcelona home staging