Información sobre vivienda y economía

Adi Tatarko, fundadora de Houzz: “Decorar tu casa debería ser divertido, no una pesadilla”

Autor: @RobertoArnaz

En Silicon Valley se dice que Adi Tatarko y Alon Cohen son los futuros reyes de la tecnología. Sin embargo, esta simpática pareja de origen israelí se considera poco más que un matrimonio que un buen día se sintió frustrado por lo difícil que le resultaba encontrar un buen proyecto para remodelar su casa y decidió hacer algo para mejorar las cosas.

Así nació Houzz en 2009. Desde entonces su plataforma, que pone en contacto a particulares que desean redecorar su casa con profesionales de las reformas y el interiorismo, ha conseguido alcanzar más de 30 millones de visitantes mensuales –de los que aproximadamente el 90% son propietarios de vivienda– y cerca de 700.000 arquitectos, diseñadores, paisajistas, artistas y demás profesionales de la decoración.

Sólo en EEUU el mercado de las reformas en el hogar supera los 300.000 millones de dólares, y Houzz se ha lanzado a la conquista del mercado global de la decoración doméstica. Hoy se estrena en España, pero ya cuenta con sitios domésticos en Italia, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido, Australia o Rusia, entre otros países. 

Además, su aplicación para tablet y móvil, con millones de fotografías en alta definición, es una de las más populares tanto para iPhone y iPad como para dispositivos Android. Quizá por eso los expertos consideran que Houzz se convertirá en uno de los grandes protagonistas del sector tecnológico en los próximos años –no en vano ya hay quien la conoce como ‘el Facebook de la decoración’– y que su hipotética salida a bolsa marcará un antes y después en el mercado de valores.

Pese a todo, Adi y Alon tienen claro que lo que les llevó a embarcarse en esta aventura “nunca fue el dinero” sino ayudar a otros propietarios de viviendas a conseguir la casa de sus sueños: “diseñar y decorar tu hogar perfecto debería ser divertido, no una pesadilla”. A juzgar por la popularidad de Houzz, parece que lo han conseguido.

¿Cuál crees que es el secreto del éxito?

La clave es crear un producto que la gente necesite y que le guste usar

No perder el enfoque. Desde el principio nos hemos centrado en usar la tecnología para crear la mejor experiencia de usuario –tanto web como móvil– y para eliminar las barreras que separan a los propietarios de un buen diseño y a los profesionales de las personas que quieren reformar su casa. Nunca ha sido una cuestión de dinero, sino de conseguir la mejor experiencia de usuario. La clave es crear un producto que la gente necesite y que le guste usar.

Y, ¿qué lecciones habéis aprendido en el camino?

Hay algo que no hicimos de manera intencional pero que ha acabado siendo un acierto, el bootstrapping [un término financiero que hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos]. Alon y yo iniciamos Houzz casi como un hobby y dedicamos el primer año a construir el mejor producto posible pensando en nuestra propia experiencia y en la de nuestra comunidad de usuarios. Fue un proceso de autoaprendizaje en el que descubrimos cómo hacer bien las cosas y nos dimos cuenta de que Houzz debía convertirse en una empresa. 

¿Qué consejos le daríais a alguien que esté iniciando el camino del emprendimiento?
 
Siempre que sea posible, considero que los seis primeros meses de vida de una ‘start up’ se deben dedicar a construir un buen producto y no a ‘cazar’ inversores. Los inversores siempre hacen tres preguntas a los emprendedores novatos: ‘¿Por qué es una buena idea?’ ‘¿Por qué le va a gustar a la gente?’ y ‘Si es una buena idea y le va a gustar a la gente, ¿por qué eres la persona idónea para ponerlo en marcha?’. En lugar de perder el tiempo actualizando presentaciones con lo que crees que buscan, es mucho más efectivo crear un buen producto, sólido y con una base de usuarios. De esta manera ya no tendrás que demostrar nada y los inversores querrán unirse a tu viaje.

 

Actualmente estáis inmersos en el proceso de expansión internacional, ¿ilusionada con el lanzamiento en España? 

Muchísimo. De hecho, ya teníamos una gran comunidad en España con más de 100.000 propietarios españoles que usan Houzz para renovar sus viviendas, además de cerca de 3.000 profesionales de la decoración, la rehabilitación y el interiorismo que emplean nuestra plataforma para conectar con clientes. Estamos muy ilusionados con ofrecer a nuestros usuarios el mejor contenido y mostrar el diseño español y el talento de sus profesionales a nivel mundial.

La verdad es que, con la pasión que tenemos los españoles por comprar casa y decorarla, lo tenéis fácil…

España es un país al que le encantan la decoración y las reformas

Hemos hecho un estudio sobre el mercado español y los datos han revelado que España es un país al que le encantan las reformas. En 2014, el 51% de los propietarios de vivienda hicieron alguna mejora, el 68% cambio la decoración y el 7% renovó por completo su hogar. Aunque ya hay motivos suficientes para denominar a España ‘el país de las reformas’, una tecnología más adecuada permitirá que el proceso sea más divertido y productivo tanto para propietarios como para profesionales del sector.       

Y, ¿cuál es el usuario tipo de Houzz en España?

Dos terceras partes de las casas españolas son pisos, que además suelen ser más pequeños que la casa media de EEUU. Así que, como en Japón, hemos descubierto que hay muchísimo interés en viviendas funcionales. Por ejemplo, un arquitecto de Barcelona subió una fotografía de una cama a medida que también ofrecía espacio de almacenamiento y función de escritorio que fue incluida en más de 100.000 interacciones de usuarios de todo el mundo. 

Y los profesionales, ¿cómo le pueden sacar partido a Houzz?

Somos una plataforma gratuita que ofrece las herramientas necesarias para que construyan su marca y conecten con clientes potenciales de España y del resto del mundo. Hemos oído muchas historias de profesionales españoles que, gracias a Houzz, han recibido propuestas de distintos lugares del planeta pero también de su zona de residencia, como el caso de un paisajista de Barcelona que recibió una propuesta de un usuario de Girona, a solo 120 kilómetros, y ahora está trabajando en un gran proyecto de jardines.

Una de las últimas novedades de la plataforma es ‘Marketplace’, una función que permite comprar directamente y sin salir de Houzz muchos de los elementos decorativos que aparecen en las imágenes. ¿Lo veremos en España?

Todo lo que esté disponible en la versión estadounidense de Houzz llegará tarde o temprano a las distintas versiones internacionales. Pero, como nos gusta hacer las cosas al estilo Houzz, implementaremos la plataforma para el mercado local incluyendo estilos como el ‘Clasico Moderno’, dedicando una sección a ‘Aparejadores’ o incrementando nuestra comunidad de particulares y profesionales antes de incluir la parte de comercio electrónico, ‘Marketplace’ llegará más adelante.

Seguro que mucha gente habrá contactado con vosotros para trabajar en la versión española, ¿qué hace falta para trabajar en Houzz?

Estamos tratando de llevar el sector de las reformas domésticas al siglo XXI

Hay dos cosas que hacen que una persona sea ideal para trabajar con nosotros. En primer lugar, buscamos gente que esté familiarizada con la tecnología, innovadores, que trabajen con independencia y sean capaces de entender lo que Houzz necesita. En segundo lugar, buscamos a los mejores profesionales de cada área, así de simple. Estamos tratando de llevar el sector de las reformas domésticas al siglo XXI y necesitamos a los mejores para liderar esa transformación a nivel mundial. 

Adentrémonos en un terreno más personal, ¿cuál es tu estilo decorativo preferido?

Como la mayoría de la gente, vivo en familia. Aunque yo prefiero los colores cálidos, a mi marido Alon le gusta más un estilo moderno con grises y blancos y, al igual que muchas parejas que usan Houzz para comparar estilos decorativos antes de elegir, decidimos elementos que nos gustasen a ambos. Se podría decir que nuestra casa es moderna con colores cálidos. 

Y, ¿hay algún objeto decorativo que se haya mudado contigo de casa en casa?  

Alon y yo nos conocimos en una isla de Tailandia, así que cuando decidimos casarnos lo hicimos en una playa. Antes de la boda escribimos unas palabras sobre nuestra relación y el camino que queríamos seguir en la vida junto a nuestros futuros hijos. Lo leímos en la ceremonia frente a los invitados y nuestros mejores amigos lo firmaron. Mi abuela, que era una gran artista, decoró nuestras palabras y decidimos enmarcarlo. Desde entonces ese cuadro no se ha separado de nosotros y ahora tiene un lugar muy importante en nuestro hogar.