Información sobre vivienda y economía

Ideas de decoración: cómo usar el color rosa en el dormitorio infantil sin caer en la cursilería

Houzz
Houzz
Autor: houzz

El rosa es un color que a muchas personas les da reparo utilizar para evitar rozar la cursilería. Sin embargo, bien combinado con otras tonalidades puede dar un resultado satisfactorio en el dormitorio infantil.

Diseña el dormitorio combinando el rosa con el blanco como color secundario. Usa éste en fundas de cama y mobiliario. Aporta toques de color en accesorios como lámparas, mesitas o cojines. Conseguirás un espacio fresco y alegre sin caer en cursilerías.

Rosa y Azul Serenity fueron las tonalidades destacadas durante 2016, según Instituto del Color Pantone. Vigentes durante 2017, combina ambos colores para crear un dormitorio luminoso, relajado y cálido, reservando el rosa para las paredes y el azul para las piezas de almacenaje.

Crea una divertida zona de estudio para las más pequeñas de la casa utilizando el rosa como color principal. Acierta de pleno eligiendo mobiliario de corte contemporáneo y líneas muy sencillas en maderas claras.

Resta sobriedad añadiendo un detalle original. A la pared en rosa palo incorpora un vinilo decorativo con distintos colores y formas.

Si te gusta el estilo nórdico más contemporáneo y quieres huir de las combinaciones en blanco y negro, añade detalles en rosa palo. Diseña un motivo para la pared que tú mismo puedes pintar. Eso sí, usa el rosa sobre un fondo totalmente neutro.