Información sobre vivienda y economía

Dale otro toque a tu casa con papeles pintados: consejos para elegirlos y colocarlos

Fuente: Papeles de los 70
Fuente: Papeles de los 70
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Los que ya tenemos cierta edad recordamos las casas de nuestros padres con papel pintado en las paredes: sí, porque antes de que las paredes lucieran desnudas (con gotelé o sin gotelé, blancas o multicolor, según modas y gustos), había papel para cubrirlas o incluso moqueta.

Y como todo vuelve y todo está inventado, pues no podía ser de otra forma: el papel está de vuelta. Y con él puedes darle un nuevo toque a tu salón, tus habitaciones, tu cocina e incluso tu baño, porque muchos de los que se comercializan son lavables. En el baño, además, matas dos pájaros de un tiro: si bien en el resto de la casa se pinta y santas pascuas, en el baño, si le quieres dar otro aire, hay que sustituir el alicatado… ¡Y eso echa para atrás a cualquiera! Por eso el papel es una gran alternativa aunque habrá que elegir el más adecuado para este espacio.

“El papel pintado lavable es el más indicado para esta zona, pero existen distintos tipos que aceptan más o menos suciedad, según donde se vayan a colocar. ¿Cómo se clasifican los papeles pintados lavables? Están los resistentes al agua, los resistentes al lavado, los súper-resistentes al lavado y, por último, los resistentes al frote”, comenta Pablo García, de Atrezo Arquitectos. 

Papel pintado en el baño

Papel pintado en el baño
Fuente: Papeles de los 70

La gran diferencia de estos papeles con el resto es que tienen un revestimiento específico (laca de resina impermeable, vinilo) que permite limpiar la superficie sin que se dañe. ¿Cuáles son más indicados según los espacios de la casa? Veamos:

  • Papeles pintados resistentes al agua: “No tiene revestimiento protector, su nombre engaña. Es un papel muy delicado. Desde luego, no son adecuados para el baño: son más aptos para habitaciones cuyas paredes sea muy poco probable que vayan a ensuciarse”, comenta.
  • Papeles pintados resistentes al lavado: Estos papeles están sellados, por lo que se pueden limpiar las manchas solubles en agua y la suciedad ligera con un paño y agua jabonosa. Los papeles pintados resistentes al lavado son normalmente de la variedad tejido no tejido (TNT). Este tipo es indicado para baños y aseos, pero no son los mejores para este lugar”.
  • Papel pintado súper resistente al lavado: “Tienen un revestimiento de vinilo muy denso por lo que se puede eliminar fácilmente manchas de grasas recientes con un simple paño húmedo. Hay que tener la precaución de evitar frotar o restregar y no usar cepillos. Es el idóneo para cuartos húmedos y cocinas, así como en zonas muy transitadas tipo pasillos, escaleras o habitaciones infantiles”, explica.
  • Papel resistente al frote: Con este papel sí se puede usar un cepillo porque el revestimiento de vinilo es grueso y se puede frotar. Estos papeles ofrecen el grado más alto de capacidad de lavado por lo que en cocinas son ideales.

Consejos a la hora de colocarlos: si seguimos con el cuarto de baño como ejemplo, no es necesario empapelar todo el espacio. “Aplícalo en las zonas más visibles y paredes más uniformes y lisas, como es el frente o laterales del lavabo. Lógicamente nunca en la zona de la ducha”, finaliza.

Te presentamos varias formas divertidas de dar otro aire a las paredes de tu casa, y no solo a las del baño: