Información sobre vivienda y economía

El Supremo estima usurario el interés del 27% de las tarjetas ‘revolving’ y falla contra Wizink

Fachada del Tribunal Supremo
Fachada del Tribunal Supremo
Autor: Redacción

El Tribunal Supremo ha fallado en contra de Wizink Bank al declarar nulo un contrato de crédito ‘revolving’ mediante uso de tarjeta por considerar usurario el interés remuneratorio que ofrecía la entidad y que llegó a alcanzar el 27,24%. El consumidor, cuya sentencia le es favorable, pidió la nulidad de esta operación de crédito por su carácter usurario fundándose en la Ley de Represión de la Usura de 1908.

La fórmula que ha tenido el Supremo de calcular si el interés remuneratorio es usurario ha sido la de referenciarlo al interés medio aplicable a la categoría a la que corresponda la operación cuestionada, en este caso el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito mediante tarjetas de crédito y revolving publicado en las estadísticas oficiales del Banco de España.

En cuanto a determinar cuándo es usurario el interés de un crédito “revolving”, el Supremo tiene en cuenta que el tipo medio del que se parte para realizar la comparación, algo superior al 20% anual, es ya muy elevado. En el caso de las tarjetas de Wizink el interés llegaba al 27%. En conjunto, la banca española cuenta con unos 13.620 millones de euros en préstamos vinculados a tarjetas de crédito y donde el tipo medio es del 19,67%, según datos del Banco de España.

El Supremo también señala que hay que tener en cuenta el tipo de consumidor que solicita este tipo de operaciones de crédito, ya que suelen ser particulares que no pueden acceder a otros créditos menos gravosos y las propias peculiaridades del crédito revolving: el límite del crédito se va recomponiendo constantemente, los intereses y comisiones devengados se capitalizan para devengar el interés remuneratorio y las cuantías de las cuotas no suelen ser muy elevadas, en comparación con la deuda pendiente, pero alargan muy considerablemente el tiempo durante el que el prestatario sigue pagando las cuotas, hasta el punto de que puede convertirle en un deudor «cautivo».

la Sala razona que no puede justificarse la fijación de un interés notablemente superior al normal del dinero por el riesgo derivado del alto nivel de impagos anudado a operaciones de crédito concedidas de modo ágil, porque la concesión irresponsable de préstamos al consumo a tipos de interés muy superiores a los normales, que facilita el sobreendeudamiento de los consumidores, no puede ser objeto de protección por el ordenamiento jurídico.

Qué son las tarjetas revolving

Son unas tarjetas de pago aplazado con unos intereses que oscilan entre el 20% y el 30%. El consumidor puede pagar sus compras en pequeñas cuotas, pero sin que la deuda se liquide finalmente, con lo que en ocasiones llega a abonar mucho más del doble de la cantidad que pidió al banco inicialmente.

Por otro lado, otro debate que ha estado sobre la mesa ha sido la falta de transparencia en su comercialización.

Cómo se reclama el dinero pagado de más

Carmen Giménez, abogada titular de G&G Abogados, aconseja recopilar toda la documentación concerniente de la tarjeta revolving: contrato y la totalidad de sus movimientos. En caso de no tener esta documentación, se podrá pedir a la entidad, que tiene obligación de entregarla.

"Tras un estudio pormenorizado de la misma, y siempre acompañado de un profesional con acreditada experiencia en derecho bancario, hay que proceder a su reclamación extrajudicial por la vía más adecuada: transparencia o usura, o incluso por las dos", señala la abogada. El banco tiene dos meses para contestar, y ante la falta de respuesta o respuesta negativa, se podrá proceder a la demanda judicial.

en caso de que el afectado gane la batalla, se le devolverán los importes abonados en exceso e indebidamente (intereses y comisiones), con sus respectivos intereses legales.