Información sobre vivienda y economía

Las tres claves estructurales que marcarán la economía en 20 años

Autor: @javierpicazo

España es actualmente el quinto país del mundo en internacionalización. Vivimos en un escenario globalizado cada vez menos “americanizado” en el que nuestras empresas han ganado peso en Europa y Latinoamérica. Pero, ¿Cómo será el escenario dentro de 20 años?¿Estamos preparados para el futuro? En 20 años Asia será el nuevo centro del mundo, las multinacionales de los países en vías de desarrollo y las pymes tendrán un enorme peso en el comercio, según revela el informe de la consultora PriceWaterhouseCoopers (pwc)

El informe “España Goes Global” analiza las claves de la globalización, el punto de partida del comercio exterior de nuestro país o la necesidad de prepararse para un escenario cada vez más profesionalizado. En su estudio, la firma multinacional ha incluido una encuesta a 450 directivos españoles en el objetivo de anticipar sus previsiones de crecimiento y mercados

Proyecto 2033: pwc comenzó el año pasado esta inicitavia con la que pretende dibujar el escenario macroeconómico dentro de 20 años, de cara a preparar a los agentes sociales, institucionales y empresariales ante las próximas tendencias económicas

Las tres claves estructurales que marcarán la economía en el futuro vendrán marcadas por:

1.- Asia: “el mundo está volcándose hacia Asia”. En 2033 China será la primera economía del mundo, el 60% del consumo se encontrará en el continente asiático y el crecimiento, de manera mayoritaria, provendrá de países en desarrollo como India o China

Esto puede suponer un problema para España a pesar de los enormes avances en la internacionalización. Hay que recordar que en 1990 no había prácticamente multinacionales en nuestro país y hoy en día hay 2.500, de las que el 66% son pymes. Además, desde los 90 las inversiones españolas en el extranjero se han multiplicado por 16, una cifra más que esperanzadora. De hecho, en la encuesta de pwc, se espera que los ingresos de las filiales españolas crezcan un 89% en 2033 mientras que la facturación se habrá expandido un 73%, suponiendo casi la mitad del total

No obstante, hay un pero importante. Las inversiones de las empresas españolas en Asia apenas suponen un 2% del total, mientras que Europa y Latinoamérica se llevan la inmensa mayoría. Una dependencia excesiva en solo dos mercados. “Se trata de una estrategia de inversión muy reactiva y oportunista. Poco planificada”, tal y como detalla el informe

2.- proliferación de pymes: pero pymes que tengan una identidad puramente global, más incluso que algunas de las principales corporaciones. Para ello es importante que las empresas apuesten por un capital humano flexible muy preparado, capitalizar el talento e intensificar la formación de la empresa. Las administraciones públicas además deben ampliar el foco y afianzar no solo el terreno para las firmas del Ibex 35 sino el de todo el tejido empresarial español, facilitando financiación para incrementar el espectro de la mediana empresa para el futuro

3.- Nuevos sectores y áreas: aparición de compañías en nuevos segmentos empresariales que hasta ahora no existen. Hay que tener en cuenta la mundialización del cliente digital, entendido como el cliente 2.0, y le irrupción de sectores como el de la digitalización de productos, la impresión 3-D o la automatización de procesos