Información sobre vivienda y economía

Puntos clave del ahorro y las pensiones con la reforma fiscal

Autor: Redacción

Artículo escrito por Rafael villanueva, editor del

Portal jubilacióndefuturo del instituto bbva de pensione
S

El pasado 20 de junio se dio a conocer el anteproyecto de reforma fiscal, con importantes novedades en los impuestos sobre la renta y de sociedades, así como novedades menores en otros tributos. Además, hay relevantes novedades en el tratamiento del ahorro, que pasaremos a analizar

Tras su presentación, se espera que la reforma fiscal sea aprobada como proyecto de ley en julio, y sea remitida posteriormente a las cortes tras ser debatida con los agentes sociales y comunidades autónomas

¿Qué novedades trae la reforma respecto al tratamiento del ahorro?


- Tarifa aplicable a los rendimientos del ahorro

: Se reduce la tarifa a aplicar a estos rendimientos de forma progresiva entre 2015 y 2016, quedando de la siguiente forma:

 


- Planes de pensiones

: Se reduce la aportación máxima anual a 8.000 euros independientemente de la edad del partícipe. Recordemos que la situación previa permitía aportar a menores de 50 años la menor de estas cantidades: 10.000 euros o el 30% del rendimiento del trabajo y actividades económicas. En el caso de partícipes con 50 años o más, esas cantidades aumentaban hasta 12.500 y el 50% de dichos rendimientos respectivamente

Esto supone, a priori, una menor posibilidad de desgravación fiscal al verse reducido el límite de aportación. El gobierno argumenta, sin embargo, que el ahorrador medio no se va a ver perjudicado puesto que las aportaciones medias son inferiores a 4.000 euros y por tanto no se ven afectadas por este nuevo límite


- Plan ahorro 5

: Se trata de un nuevo vehículo financiero para promover el ahorro a medio y largo plazo. Podrá adoptar la fórmula de depósito o seguro y deberá garantizar la retribución de al menos el 85% de la inversión. Los ahorradores podrán destinar a este producto un máximo de 5.000 euros anuales con la ventaja de la exención fiscal de los rendimientos siempre que la inversión se haya mantenido al menos 5 años

El producto, de manera genérica, se conoce como plan de ahorro a largo plazo, y según la forma que adopten, podrá ser seguros individuales de vida a largo plazo (sialp) o cuentas individuales de ahorro a largo plazo (cialp) pudiendo el ahorrador ser titular de uno solo de estos productos de forma simultánea

El rescate solo podrá realizarse en forma de capital y, como mencionábamos anteriormente, la entidad deberá garantizar al contribuyente al menos el 85% del importe depositado o de las primas satisfechas

La ventaja para el cliente con este producto es ahorrarse, por un máximo de 5.000 euros anuales, el tributar por rendimientos del capital, que es el tratamiento fiscal que reciben productos equivalentes. A cambio, deberá ver restringida su liquidez al menos hasta el quinto año


- Dividendos

: Se elimina la exención fiscal sobre los primeros 1.500 euros anuales obtenidos como dividendos. Por tanto, las rentas obtenidas vía dividendos pasarán a tributar desde el primer céntimo, algo que vendrá a paliarse, en cierta medida, por la nueva escala de tipos aplicable al ahorro


- Plusvalías

: Todas las plusvalías pasarán a tributar al tipo general del ahorro, independientemente del plazo en que se hayan generado. Actualmente las plusvalías generadas en menos de un año tributan al tipo marginal del contribuyente, que puede llegar al 52%. Desde 2015 las plusvalías tributarán al 20% (con el objetivo de fijarlo en el 19% en 2016) si son menores de 6.000 euros, independientemente del plazo en que se hayan generado

Desaparece por tanto el componente de penalización a lo que se denominaban “inversiones especulativas” por el corto plazo de su generación


- Conclusiones
:

La reforma respecto al ahorro para la jubilación ha dejado sin tratar un punto que estaba sobre la mesa: el tratamiento del rescate de los planes de pensiones, donde se planteaba que tributaran las plusvalías y no la totalidad de derechos consolidados

La reforma del ahorro en general aporta positivamente la reducción de la tarifa progresivamente entre 2015 y 2016 y la eliminación de la tributación al tipo marginal de rendimientos generados en menos de un año. En el lado más desfavorable, reseñar la eliminación de la exención de tributar por los primeros 1.500 euros obtenidos en dividendos y la escasez de productos que abarca el plan ahorro 5, echándose de menos productos como por ejemplo fondos de inversión garantizados