Información sobre vivienda y economía

La polémica tributación por despido de la reforma fiscal entra en debate

Autor: Redacción

La gran sorpresa (negativa) de la reforma fiscal presentada por el gobierno fue sin duda la obligación de tributar en el IRPF el despido, siempre que la indemnización superara los 2.000 euros por año trabajado. Una medida muy impopular que ha provocado infinidad de quejas desde el ámbito político y social. Pero el ministro montoro podría “endulzar” esta medida al estar negociando un incremento del mínimo exento y otros modelos para gravar este concepto

A pesar de que hasta ahora los despidos quedaban exentos en el IRPF, la reforma fiscal penaliza los despidos producidos desde el 20 de junio cuentan con una escala de tributación progresiva según la cuantía, con cantidades que van desde un 72,72% de exención de los salarios de 20.000 euros anuales hasta la de 4,54% de los sueldos superiores a 150.000 euros

Tras el anuncio, la polémica normativa ha provocado que el gobierno este reconsiderando la medida subiendo el mínimo exento desde los 2.000 euros por año trabajado a 4.000 euros, como en muchos países de Europa, y del modelo de tributación, que al igual que las comunidades forales de Navarra o País Vasco, podría contar con un sistema de mínimos exentos en términos absolutos,  lo que llevaría el mínimo exento a un arco entre los 150.000 y los 180.000 euros anuales de sueldo, según destaca el diario cinco días