Información sobre vivienda y economía

Renta 2014: las principales novedades para hacer la declaración este año

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda
Gtres

La Campaña de la Renta ya ha empezado y, con ella, llegan numerosos cambios que los contribuyentes tienen que conocer. Algunos son de carácter normativo, aunque también hay otros más informativos y prácticos. Por ejemplo, este año se cobrarán antes las devoluciones, se espera un aumento del número de declarantes, se simplifica el programa PADRE con datos automáticos y los contribuyentes podrán conocer a dónde van a parar los impuestos que paga.

1. El calendario habitual cambia

La Agencia Tributaria ha querido compensar los cambios que ha aplicado en el calendario de la campaña. A pesar de que este año ha empezado el 7 de abril, una semana más tarde de lo normal, desde el primer día se pueden presentar por Internet tanto los borradores como las declaraciones con el Programa PADRE y otros programas de ayuda (el año pasado, en cambio, la presentación con el PADRE no se podían realizar antes del 23 de abril).

En la práctica, explica el organismo, “esta unificación de las fechas de presentación permite un adelanto de dos semanas en la recepción por Internet de las declaraciones confeccionadas con un programa de ayuda, algo que utilizaron más de ocho millones de contribuyentes en la campaña anterior. Ellos son los potenciales beneficiados del adelanto”.

2. Se cobrarán antes las devoluciones

Como consecuencia de lo anterior, las devoluciones también van a adelantarse. Desde el jueves 10 de abril, Hacienda empezará a pagar lo que debe a los contribuyentes que ya hayan presentado la renta y estima que la devolución se adelantará, de media, unas tres semanas.

La previsión de la Agencia Tributaria también contempla que en esta campaña habrá 14,25 millones de declaraciones con resultado a devolver que recibirán 10.550 millones de euros. Esto es, un 1% menos que el año pasado.

3. Hay más contribuyentes… y son más rápidos

Por primera vez en tres años, la Agencia Tributaria detecta un aumento del número de contribuyentes que presentarán su declaración. El organismo calcula que recibirá 19,27 millones de declaraciones, mientras que el año pasado se presentaron 19,15 millones.

Además, tal y como ha adelantado el director del Departamento de Gestión de la Agencia Tributaria, Rufino de la Rosa, a las diez de la mañAna de ayer (es decir, en las primeras horas de campaña) más de 70.000 personas habían presentado ya su declaración, una cifra un 46% más elevada que un año antes. A lo largo de la mañAna, se habían presentado unas 150.000 declaraciones, un 38% más que en la campaña anterior.

4. Adiós casilla 620, bienvenida 415

Otra de las novedades de la campaña de este año es que ya no tendremos que acudir a la casilla 620 de la declaración anterior para conseguir el número de referencia con el que acceder al borrador o a los datos fiscales. Ahora la referencia es la casilla 415, denominada 'base liquidable general sometida a gravamen' y que se sitúa en la página 12 de la renta de 2013.

Para obtener la referencia, el contribuyente tendrá que aportar el importe que aparezca en dicha casilla, su NIF y el número del móvil en el que quiere recibirla. Es lo que se denomina Servicio "RENØ", un sistema que fue utilizado por más de 15 millones de contribuyentes en la campaña anterior.

En el caso de los nuevos declarantes o de aquellos que encuentren un cero en la casilla 415, los documentos a aportar son el NIF, el número de móvil y el código IBAN (el número de identificación internacional para las cuentas bancarias).

5. Se conocerá el destino de los impuestos

Otra de las novedades de este año es que todos los contribuyentes conocerán el destino de los impuestos: es decir, a dónde va a parar el dinero que están pagando.

En este sentido, la Agencia Tributaria recuerda que “se proporcionará información en el marco de la Ley de Transparencia aprobada recientemente”. Por ejemplo, podremos saber qué parte del IRPF es estatal y autonómica o a qué partida de gasto público va a parar (si al pago de las pensiones, a sanidad, medioambiente…)

6. Los datos automáticos se extienden

El programa PADRE, utilizado por casi la mitad de los contribuyentes, sigue simplificándose. Este año, por primera vez, incluirá de forma automática algunos de los datos fiscales del declarante. Una opción que el año pasado solo estaba disponible para un número reducido.

Así, se incorporan de forma automática datos como los rendimientos del trabajo o de las cuentas bancarias, los dividendos o los planes de pensiones que estén el régimen general, de los que la Agencia Tributaria no necesita información adicional.

Ahora bien, sí será necesario ampliar la información relativa a la transmisión de un inmueble, a la venta de acciones o a los rendimientos obtenidos de las actividades económicas, ya que son datos son muy difíciles de conseguir para el Fisco.

7. Se pone a prueba el programa del futuro

Las oficinas probarán en la campaña presencial (del 11 de mayo al 30 de junio) el programa que usaremos en el futuro. Se trata de ‘Renta Web’ y es una herramienta que mezcla el programa PADRE y el borrador para dar más facilidades al contribuyente.

Este programa elimina la necesidad de descargarse datos fiscales (porque integra todos los trámites que existen ahora) y permite hacer la declaración directamente en la web de la Agencia Tributaria. Se quiere extender a todos los contribuyentes en la campaña del año que viene y permitir su acceso desde distintos dispositivos.

8. Las indemnizaciones altas sí tributan

Una de las grandes novedades normativas que incluye la Renta 2014 es que introduce un límite de 180.000 euros para las indemnizaciones por despido para estar exentas de impuestos. La medida, por tanto, obliga al contribuyente a declarar su indemnización en caso de que supere dicha cifra y tiene efectos desde el 1 de agosto del año pasado.

9. La dación en pago está exenta

Este año, explica el organismo, “se declaran exentas las ganancias patrimoniales que se obtengan por la dación en pago de la vivienda habitual del deudor o garante del mismo, y por la transmisión de vivienda realizada en ejecuciones hipotecarias, siempre que el propietario no disponga de otros bienes o derechos en cuantía suficiente como para satisfacer la totalidad de la deuda”.

10. Mejora el tratamiento de las preferentes

Otro de los cambios normativos más importantes de esta renta es que permite a los titulares de participaciones preferentes y deuda subordinada una mayor capacidad para jugar con las rentas positivas y negativas con el fin de compensar posibles pérdidas.

En concreto, la Agencia Tributaria permite que los rendimientos de capital mobiliario negativo y las pérdidas patrimoniales derivados de estos instrumentos financieros (o los valores recibidos a cambio) que hayan sido generados entre 2010 y 2014 se puedan compensar con las ganancias patrimoniales y el saldo positivo de los rendimientos de otros componentes de la base imponible del ahorro.