Información sobre vivienda y economía

Renta 2020: las opciones de pago que hay si sale a ingresar a Hacienda y cómo solicitarlas

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

La Campaña de la Renta que arrancó el pasado 7 de abril y se prolongará hasta el 30 de junio estará marcada por un fuerte repunte de las declaraciones a ingresar.

Según los cálculos de la Agencia Tributaria, este año se presentarán 21,57 millones de declaraciones, y que cerca de un 27% tendrán un resultado positivo. En concreto, calcula que habrá 5,96 millones de declaraciones a ingresar, un 5,7% más, lo que significa que casi seis millones de contribuyentes tendrán que pagar al fisco. En cambio, las declaraciones a devolver se reducirán un 1%, hasta quedarse en 14,33 millones. 

En total, Hacienda espera ingresar en esta campaña 12.976 millones de euros (un 2% más) y devolver 10.857 millones (un 3% menos), por lo que el saldo positivo para la Administración será de unos 2.119 millones de euros.

¿Y qué opciones tienen los contribuyentes para pagar? Este año, como novedad, a las alternativas tradicionales de un único pago, el fraccionamiento en dos veces y la posibilidad de pedir un aplazamiento de la deuda tributaria se une la opción de poder pagar en seis meses, aunque esta última vía solo está disponible para los afectados por ERTE.

Resumimos en qué consiste cada opción de la mano de la Agencia Tributaria, que insiste en la necesidad de comprobar los datos de la declaración y los bancarios antes de presentar la declaración:

Pago fraccionado

En este caso, el contribuyente puede dividir el importe a pagar en dos veces a través de la domiciliación bancaria: el primer cargo en la cuenta bancaria se realizará el 30 de junio y será del 60% del resultado a ingresar, mientras que el segundo pago será del 40% restante y se cargará el 5 de noviembre. Por defecto, los borradores tienen activada esta opción y es necesario presentar la declaración como muy tarde el 25 de junio. 

La Agencia Tributaria explica “los contribuyentes que domicilien el pago del primer plazo podrán domiciliar el segundo plazo hasta el 22 de septiembre de 2021 y si no domicilian el primero podrán domiciliar el segundo hasta el 30 de junio de 2021. En el caso de los contribuyentes que no deseen domiciliar el segundo plazo en entidad colaboradora, deberán efectuar el ingreso de dicho plazo hasta el día 5 de noviembre de 2021, inclusive, mediante el modelo 102”.

También está la opción de acudir físicamente a pagarlo a un banco o caja antes del 30 de junio. Para ello, debe imprimir la ‘carta de pago’ y llevarlo a la entidad a la entidad. Como recuerda la Agencia Tributaria, “con esta opción la declaración quedará presentada, pero pendiente de ingreso”.

Además del pago en una sucursal, otra opción es realizar un pago electrónico. En este caso, el contribuyente debe obtener un número de referencia completo (NRC) justificante del pago para incorporarlo al formulario de presentación. Si accede con certificado electrónico o cl@ve PIN, podrá enlazar directamente con la pasarela de pago para obtener el NRC y pagar, ya sea mediante tarjeta, mediante cargo en cuenta o por banca electrónica.

Pago único

El contribuyente pagará todo el dinero de golpe y, al igual que en el caso anterior, Hacienda establece el cargo a la cuenta bancaria del contribuyente por defecto. Sin embargo, el pago en una sola vez del importe resultante de la declaración del IRPF correspondiente a 2020 también podrá realizarse "en efectivo, mediante adeudo o cargo en cuenta o mediante domiciliación bancaria, en cualquiera de las Entidades colaboradoras autorizadas (Bancos, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crédito) sitas en territorio español”, aclara el fisco.

Solicitar el pago en seis meses para afectados por ERTE

Esta opción está al alcance de todos los contribuyentes afectados por un expediente de regulación temporal de empleo en 2020 como consecuencia de la crisis sanitaria.

Según explica la Agencia Tributaria, los cargos mensuales se realizarán los días 20 de cada mes, entre julio y diciembre. Es decir, el primer cargo llega el 20 de julio de julio de 2021 y el último, el 20 de diciembre de 2021. Además, este fraccionamiento extraordinario no conlleva el devengo de intereses de demora y es de seis meses (esto es, no se puede elegir el pago en tres o en cuatro meses, por ejemplo).

Ahora bien, el importe pendiente de pago no puede exceder los 30.000 euros y la declaración debe presentarse dentro del plazo voluntario estipulado "sin que pueda fraccionarse el ingreso derivado de autoliquidaciones complementarias presentadas con posterioridad al 30 de junio de 2021”, recuerda Hacienda. 

¿Y cómo se solicita? Esta alternativa se encuentra dentro de ‘otras modalidades de pago’. Al seleccionar la opción, se abrirá un desplegable en el que deberá marcarse la opción “Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento”, y dar al botón de ‘Aceptar’. A continuación, al contribuyente le aparecerá este mensaje, pero con sus respectivos datos:

Si quiere presentar la solicitud en este momento, debe pinchar en el enlace “Tramitar deuda”. Al hacerlo, se accede al “Detalle de la liquidación” que se ha generado a consecuencia de la presentación de la declaración con reconocimiento de deuda y deberá seleccionar en el menú superior la opción de “Aplazar”. Al hacerlo, se accederá a la vista de alta de solicitud del aplazamiento.

Una vez pinchado en “Aplazar”, la aparecerá una nueva pantalla, de alta de solicitud, en la que deberá seleccionar el Tipo de presentación: “Solicitud de fraccionamiento extraordinario IRPF 2020 para beneficiarios de prestaciones ERTE (Orden HAC/320/2021) -Fraccionamiento ERTE-.

Agencia Tributaria
Agencia Tributaria

Al seleccionar esta opción, aparecerá un mensaje en el que se indicará que la solicitud de fraccionamiento queda sujeta a las condiciones y beneficios de dicho fraccionamiento ERTE, debiendo confirmar la misma.

Confirmada la opción elegida “Solicitud de fraccionamiento extraordinario IRPF 2020 para beneficiarios de prestaciones ERTE (Orden HAC/320/2021) -Fraccionamiento ERTE-”) no hay ninguna peculiaridad en la presentación de la solicitud. Deberá indicar los datos de domiciliación bancaria (nº IBAN de cuenta bancaria donde domiciliar el pago), mientras que el resto de campos (“Tipo de garantías ofrecidas” y “Propuesta de pago”) aparecerán cumplimentados sin posibilidad de modificación. En todo caso, tendrá cumplimentado como “Fecha Primer Plazo” la fecha de pago de la primera fracción, que será el día 20 de julio, como “Periodicidad”: mensual y el “Nº de plazos” será de 6 plazos o fracciones.

Por último, deberá presentar la solicitud presionando el icono “Firmar y enviar”. Le aparecerá un mensaje confirmando que la solicitud se ha dado de alta de forma correcta, así como la fecha y hora en que se ha realizado, pudiendo obtener el justificante de la presentación.

Llegados a este punto, Hacienda lanza un aviso importante: en caso de que el contribuyente marque otra opción distinta de la indicada," la solicitud no se tramitará como fraccionamiento ERTE, sino que se tramitará siguiendo el régimen jurídico de la opción que usted haya marcado (Por ejemplo, si usted marca la opción “Solicitud de aplazamiento o fraccionamiento del art. 65 de la Ley 58/2003 (LGT) – Aplazamiento o fraccionamiento ordinario”, en ningún caso podrá obtener un fraccionamiento en seis fracciones, con vencimiento los días 20 de cada mes, siendo el primero el día 20 de julio de 2021 y sin intereses de demora; pudiendo conllevar, la denegación de la solicitud en caso de que no cumpla los requisitos establecidos por la normativa". Por tanto, conviene repasar detenidamente la opción elegida antes de firmar y enviar la declaración de forma definitiva.

Aplazamiento ordinario de deudas tributarias

Esta opción permite aplazar hasta en 12 mensualidades las deudas tributarias, aunque conlleva intereses de demora. En concreto, se aplica un 3,75% anual, que se prorratea en función del plazo que elija el contribuyente. En el caso de que el importe a pagar supere los 1.000 euros, se puede elegir hasta 12 meses. En el caso de que no llegue a dicha cifra, las mensualidades deben ser de al menos 30 euros. 

Para solicitarlo, habría que seguir los mismos pasos expuestos en el caso del ERTE, pero seleccionar la primera opción que aparece; esto es, la recogida en el artículo 65 de la Ley General Tributaria. 

Es decir, está disponible en ‘otras modalidades de pago’. Al seleccionar la opción, se abrirá un desplegable en el que deberá marcarse la opción “Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento”, y dar al botón de ‘Aceptar’.

Si quiere presentar la solicitud en este momento, debe pinchar en el enlace “Tramitar deuda”. Al hacerlo, se accede al “Detalle de la liquidación” que se ha generado a consecuencia de la presentación de la declaración con reconocimiento de deuda y deberá seleccionar en el menú superior la opción de “Aplazar”. Al hacerlo, se accederá a la vista de alta de solicitud del aplazamiento.

Una vez pinchado en “Aplazar”, la aparecerá una nueva pantalla, de alta de solicitud, en la que deberá seleccionar el Tipo de presentación: Solicitud de aplazamiento o fraccionamiento del art.65 de la Ley 58/2003 (LGT) -Aplazamiento o fraccionamiento ordinario-. Y posteriormente habrá que firmar y enviar la declaración.