Información sobre vivienda y economía

Black Friday 2018: cómo aprovechar los descuentos y otros consejos prácticos

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay
Autor: Redacción

Ya empieza la cuenta atrás para que se celebre el Black Friday 2018. El próximo 23 de noviembre miles de tiendas físicas y online se sumarán a esta moda importada de EEUU y aplicarán descuentos a sus productos para dar la bienvenida a la campaña de Navidad.

Muchos comercios alargarán las ofertas durante varios días [consulta aquí las fechas claves del Black Friday 2018], lo que supondrá toda una tentación para los usuarios. Ante la llegada de esta cita tan señalada, los expertos resumen algunos consejos para aprovechar al máximo las rebajas de forma segura y sin caer en las compras compulsivas.

Hazte una lista y compara precios

El primer mandamiento es hacer una lista de los productos que necesitamos y que podemos comprar más baratos que en otras épocas del año. Desde ropa a un electrodoméstico, pasando por un mueble, algún dispositivo tecnológico o regalos para Navidad. Para ello, y además de la lista a mano, puedes usar herramientas como Google Shopping o SaveList.

Una vez que tengamos claro qué necesitamos, toca rastrear el mercado en busca de buenos precios. Es decir, hay que comparar el producto en diferentes tiendas y hacerlo tanto antes como durante el Black Friday. Así podrás comprobar si las ofertas son buenas y qué comercio tiene la mejor promoción.

Según explica la OCU, “comparar es ahorrar. Por un lado, puedes encontrar el mismo producto a precios muy diferentes. Por otro lado, a menudo existe un producto mejor que te puede salir más barato (o con mejor relación calidad/precio). Es complicado orientarse en la jungla de los descuentos”.

¿Y cómo podemos conseguirlo? Una manera de hacerlo es usar comparadores online, como por ejemplo los que tiene la propia OCU o webs como Keepa o Camel Camel Camel que siguen el precio de los productos. Estos dos últimos son especialmente interesantes para quienes estén interesados en el Black Friday 2018 de Amazon. También son de ayuda webs como Ofertia o Tiendeo, que engloba catálogos, folletos y cupones.

Para evitar que los buscadores te muestren ofertas basadas en tus compras o búsquedas anteriores, un truco es navegar en una pestaña en modo incógnito.

Cuidado con las redes abiertas

Los ciberdelincuentes aprovechan las fechas señaladas para robar datos de los usuarios, por lo que conviene tomar precauciones: evita realizar compras a través de redes WiFi abiertas o públicas y ten cuidado con el correo electrónico (pueden llegar a tu bandeja de entrada ofertas de webs fraudulentas o regalos inesperados que acaban siendo problemáticos).

La firma experta en seguridad Sophos Iberia resume algunos consejos para verificar que la web en la que queremos comprar es auténtica. Uno de ellos es comprobar la tienda online en los buscadores para comprobar su dirección web. Si encuentras la página, pero nunca has comprado en ella lo mejor es revisar el apartado de “contacto’ para saber datos como dónde se ubica, su teléfono o correo de contacto, verificar el registro del dominio (para las páginas “.es” debes buscar en “nic.es”, donde encontrarás los datos del nombre al que está registrado) y no fiarse de los supuestos sellos de compra segura.

Revisa las etiquetas y las condiciones especiales

Otro de los consejos de los expertos es que las tiendas deben incluir en todos sus productos a menos dos cifras: el precio actual (ya con el descuento), junto con el precio original o el porcentaje de la rebaja, aunque desde OCU aseguran que lo idóneo es que aparezcan los tres.

¿Y qué pasa con las devoluciones o la política de pago? Desde la organización recuerdan que las tiendas pueden aplicar condiciones especiales, por lo que recomienda tener claras las reglas de juego de cada comercio. En lo que a la devolución se refiere, puede haber diferencias entre los comercios tradicionales y los online.

“Recuerda que si compras en persona solo están obligados a devolverte el dinero si lo que compras tiene algún defecto de fábrica. Si te arrepientes o te equivocas (por ejemplo, unos zapatos que te van pequeños, una prenda que no te gusta) las tiendas no están obligadas a devolverte nada, aunque muchas tienen políticas de devolución con las que si devuelves el producto te dan un vale por el mismo precio para gastar en esa tienda”, sostienen desde OCU.

En las compras por Internet, lo habitual es que las devoluciones permitan cambios en 14 días sin dar explicaciones: tendrán que devolverte todo lo que pagaste. Para los pagos online, los expertos recomiendan pagar con tarjeta, ya sea prepago, de crédito o Paypal. Y sobre todo, no hagas una transferencia bancaria si no te fías plenamente del vendedor. 

Por otro lado, los comercios pueden aplicar unas condiciones especiales durante estos días (no aceptar el pago con tarjeta, cambiar la política de devoluciones...) y es algo completamente legal, aunque deben anunciarlo. Ese cambio debe estar visible y estar explicado de una manera clara y sencilla, insiste la organización.

Tus derechos y la calidad son los mismos

Las organizaciones de consumo insisten en que los derechos de los usuarios y la calidad de los productos deben los mismos que en cualquier época del año, a pesar de que estemos en un periodo de rebajas, liquidaciones o descuentos puntuales como el Black Friday.

Guarda el ticket y no tengas miedo a reclamar

Para evitar sustos, otra de las recomendaciones de los expertos es guardar el ticket de compra (o factura, justificante...) para no tener problemas de devolución o por si necesitas poner una reclamación.

Recuerda que cualquier comercio está obligado a darte una hoja de reclamaciones. Llegado el caso, serán necesarias tres copias: una para ti, otra para la tienda y otra que deberás presentar en la oficina de consumo para formalizar la reclamación.