Información sobre vivienda y economía

Economía se prepara para lanzar un ‘termómetro’ que alerta del riesgo de los productos financieros

Autor: Redacción

El Ministerio de Economía está elaborando un indicador que refleja cuál es el riesgo y las obligaciones que conlleva la inversión en depósitos, seguros, planes de pensiones y otros productos financieros. El objetivo es que los ahorradores conozcan su grado de complejidad antes de que metan su dinero en ellos y que lo utilicen todas las firmas que se dedican al negocio de la inversión.

La propuesta de desarrollar este sistema de información que ayude a los inversores partió de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El organismo presidido por Elvira Rodríguez pretendía elaborar un ‘semáforo’ que, de forma sencilla, pudiera cuantificar el riesgo y alertar de las obligaciones que conllevan estos productos a los ciudadanos de a pie.

Pero, finalmente, será el Ministerio presidido por Luis de Guindos el encargado de poner en marcha la herramienta. El organismo ya está elaborando el borrador de este termómetro del riesgo financiero, que dará información actualizada sobre los depósitos bancarios, los seguros,  los planes de pensiones (ya sean individuales o asociados) y otros productos.

Según indica la orden ministerial, su aplicación será obligatoria para todos los actores que forman la oferta inversora en España: desde los bancos hasta las aseguradoras, pasando por las gestoras u otras empresas de servicios de inversión (como las agencias de valores o las sociedades gestoras de carteras). La medida entrará en vigor tres meses después de que aparezca en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Cómo se mide el riesgo

Este sistema busca que los clientes tengan la mayor información posible sobre el riesgo, las obligaciones, la liquidez y la complejidad de los productos financieros. Unas variables que permitirán medir el riesgo en una escala del uno al ocho, siendo el uno el nivel más bajo.  

Las advertencias

Según consta en la orden ministerial, los potenciales inversores podrán recibir advertencias de este tipo:

“La venta o cancelación anticipada no es posible o puede implicar pérdidas relevantes”

“El capital garantizado sólo es a vencimiento y el ejercicio del derecho de rescate o movilización no es posible o puede provocar pérdidas relevantes”

“El reembolso, rescate o la devolución anticipada de una parte o de todo el principal invertido están sujetos a comisiones o penalizaciones”

“Instrumento financiero que no es sencillo y puede ser difícil de comprender”

 Afecta a todos los canales de venta

Según el proyecto, el termómetro no solo deberá utilizarse en las oficinas físicas, sino que tendrá efectos incluso cuando los productos se oferten por canales alternativos (correo, Internet, catálogo, teléfono…) De hecho, la orden ministerial insiste en que obligará a las firmas que presten servicios financieros a acreditar que su cliente, antes de validar el contrato, ha recibido la información pertinente.

Por último, y aunque el indicador depende de Economía, “el texto permite al Banco de España, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y a la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones dictar las normas necesarias para la ejecución y aplicación de esta orden ministerial en sus ámbitos de competencia”, concluye la orden.