Información sobre vivienda y economía
Gtres
Gtres

Abante Asesores: “Si los inversores quieren tener una rentabilidad, deben asumir riesgos”

Santiago Satrústegui, presidente de Abante Asesores, asegura que en el escenario actual los inversores que quieran sacar partido a su dinero no pueden dejarse guiar por una estrategia demasiado conservadora. Su apuesta pasa por olvidarse de la deuda y centrarse en los fondos de inversión con exposición a la bolsa, mientras que Bankinter y Auriga consideran que el sector inmobiliario es otra opción a tener en cuenta.

Estamos viviendo un momento histórico. Nunca los tipos de interés en la eurozona habían estado tan bajos (desde septiembre el precio del dinero se sitúa en el 0,05%) y jamás el Banco Central Europeo (BCE) había llevado a cabo una medida tan potente como la que activó el pasado mes de marzo.

Desde entonces y hasta septiembre del año que viene si se cumplen las previsiones, la máxima autoridad monetaria europea comprará cada mes activos públicos y privados por valor de 60.000 millones de euros. Una maniobra extraordinaria que está llenando el mercado de dinero y está presionando a la baja las rentabilidades de todos los activos.

En este escenario, los depósitos bancarios y la deuda soberana (los bonos de los países), considerados activos conservadores y una de las opciones más usadas por los pequeños inversores, han dejado de ser una opción interesante para aquellos que busquen obtener una rentabilidad por su dinero.

Recordemos que los depósitos están ofreciendo actualmente una rentabilidad media cercana al 1,4%, la mitad de lo que rentaban a finales de 2012, mientras que en las las últimas semanas los inversores están deshaciendo posiciones en la renta fija en todo el mundo, lo que ha llevado a los bonos de los países a máximos anuales y ha provocado unas pérdidas de 400.000 millones de euros según calcula Bloomberg. El bono español a diez años, sin ir más lejos, ya se mueve alrededor del 1,8%, mientras que hace dos semanas estaba en el 1,3%.

Con estas cifras sobre la mesa, los expertos aconsejan apostar por activos con cierto perfil de riesgo para intentar conseguir unos intereses más elevados. Se acabó eso de conseguir una rentabilidad jugosa apostando nuestro dinero de forma segura.

“Ahora mismo hay mucha más liquidez buscando rentabilidad que seguridad”, nos cuenta Santiago Satrústegui, presidente de la firma de independiente Abante Asesores, quien también insiste en que “la renta fija (deuda de países y empresas) ahora no crea valor al inversor. Por eso, los clientes deberán entender que si quieren una rentabilidad, tendrán que asumir riesgos y buscar alternativas".

¿Y qué opciones tenemos? Hay muchas donde elegir, aunque los expertos consultados por Idealista News apuestan por la bolsa a través de fondos de inversión, ya sea uno con una exposición muy elevada (renta variable 100%) o con una mixta (la mayoría está invertido en renta variable, pero también tiene parte en renta fija para compensar el riesgo). Su principal argumento es que el entorno macroeconómico europeo se sigue recuperando, que los beneficios empresariales están mejorando y que, por tanto, las estimaciones deberían tender a revisarse al alza.

“La renta fija se ha movido en unas cifras muy bajas y ahora se están corrigiendo los excesos. En cambio, la bolsa europea debería tener un buen año y, por eso, una buena alternativa es tener exposición a un índice concreto (como el Ibex español o el Dax alemán), lo que permite invertir de forma más segura y diversificada que cuando centramos la inversión en sectores o empresas concretas”, señala opina José Lizan, gestor de renta variable de Auriga.

Lo mismo opina Jorge Lage, analista de CM Capital Markets, quien añade que “dentro del universo de los fondos, es preferente elegir uno que apueste por Europa y, sobre todo, por España, que registra una de las mejoras más notables y cuyo mercado todavía tiene recorrido”.

Bankinter también se suma al consenso y nos recuerda el poder que tiene el BCE en el mercado. “Sería un error subestimar la potencia de fuego del BCE, que proporcionará reducidos costes  de financiación, abundante liquidez y un contexto favorable para las bolsas”.

¿Y qué está haciendo el Ibex en lo que llevamos de año? El indicador de referencia de la bolsa española ha subido un 10% (está por encima de los 11.300 puntos), tiene a la mitad de sus miembros registrando alzas de dos dígitos y, según los expertos, podría revalorizarse más de un 12% adicional hasta final de año (hasta quedarse cerca de los 13.000 enteros).

Ahora bien, como alerta Joaquín Casasús, director general de Abante Asesores Gestión, debemos tener en cuenta que hay un riesgo latente: que se produzcan nuevos capítulos de inestabilidad en el mercado. “El primer trimestre ha sido muy bueno en Europa y, como es razonable y deseable, ahora se está tomando un respiro. En este entorno las rachas de caídas son una buena oportunidad para entrar, pero sin olvidar que podemos vivir momentos de tensión”, matiza.

El sector inmobiliario, el plan B

Junto a la bolsa, otra alternativa que tiene el inversor  es apostar por el mercado inmobiliario. “El valor sigue estando en bolsas e inmobiliario”, cree Bankinter, que explica su apuesta basándose en el creciente nivel de inversión en el sector terciario (locales, oficinas…) y la reactivación de la demanda con recuperación de precios en el segmento residencial.

En este sentido, Auriga asegura que en España, una de las alternativas a los bonos y los depósitos son las socimis (las sociedades de inversión inmobiliaria cotizadas), como Lar España, Hispania, Merlin Properties o Axiare.

Estas compañías son la nueva generación del sector, están llevando a cabo políticas de gestión muy activas, se están preocupando por buscar recursos económicos vía ampliaciones de capital e incluso han llegado a colarse en la organización europea que engloba a las firmas inmobiliarias más potentes de la región.

“Son sociedades de nueva creación (por tanto, hablamos de dinero fresco que se aleja de los fantasmas del pasado), son líquidas y están aprovechando el momento del mercado. Además, esperamos mejoras en las rentas que reciben de los alquileres y también un repunte en el precio de los inmuebles. Por todo eso estamos muy positivos en las socimis”, concluye Lizan.

Con todo, no podemos olvidar que esta alternativa tiene su riesgo: los expertos recomiendan las socimis a los inversores profesionales.

Recibe nuestra selección de noticias en tu mail