Información sobre vivienda y economía

La catalana Restate Brothers invertirá hasta 6 millones en residencial antes de acabar el año

En un año, la compañía dirigida por Alex Picas ha incorporado activos por valor de 7 millones de euros a su cartera

Fuente: Unsplash
Fuente: Unsplash
Autor: Redacción

Más interés en el inmobiliario español por parte de operadores locales. Restate Brothers, compañía familiar de servicios inmobiliarios especializada en la compra de edificios residenciales y pisos en Barcelona y alrededores, prevé́ invertir hasta 6 millones de euros en la compra de activos antes de finalizar el año 2021. En un año, la compañía dirigida por Alex Picas ha incorporado activos por valor de 7 millones de euros a su cartera, lo que supone una inversión media de más de 500.000 euros al mes.

Alex Picas de la Rosa, CEO de Restate Brothers, ha señalado que “nos encontramos ante una gran oportunidad ya que los tipos de interés están en mínimos históricos, hay mucha liquidez en los mercados, los bancos penalizan los depósitos y hay pocas alternativas de inversión en el mismo perfil de riesgo”.

Picas ha añadido que “los planes de crecimiento que tenemos para la compañía son ambiciosos, tenemos hambre inversora y contamos con el músculo financiero necesario para incorporar numerosos activos en muy poco tiempo y además, a diferencia de otras compañías, no necesitamos financiación externa, por lo que podemos ejecutar las operaciones más rápidamente”.

Restate Brothers, nacida en 2016 de la mano de los hermanos Alex y Pedro Picas de la Rosa, es una compañía especializada en la compra, transformación, monetización y patrimonialización de activos inmobiliarios en Barcelona y alrededores. Tras las primeras operaciones, la compañía recibió el respaldo varios inversores españoles y extranjeros que contribuyó a asentar el crecimiento y potencial de la compañía con una inyección económica que se situó en los 4 millones de euros.

Actualmente, Restate Brothers cuenta con activos en el Baix Llobregat, el Vallés Oriental y el Maresme, aunque la mayoría de sus activos se encuentran en la ciudad de Barcelona.